Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Octubre 2019
null
Jalisco

Crecen 10 veces escuelas de tiempo completo en el Estado

Al inicio del sexenio pasado había 99 planteles; hoy suman 915, en ellos se provee alimentación sana y reforzamiento de habilidades académicas

El Informador

Las Escuelas de Tiempo Completo se han multiplicado en Jalisco. Al inicio del sexenio pasado había 99 planteles; hoy suman 915 planteles adheridos al programa federal, un crecimiento de 10 veces.

La directora de Programas Estratégicos de la Secretaría de Educación Jalisco, Nadia Soto, considera que se trata de un aumento importante, sobre todo si se toma en cuenta que, entre 2007 y 2012, la cifra solamente se incrementó de seis a 99 escuelas beneficiadas.

En la pasada administración se dio preferencia a la incorporación de escuelas en municipios que pertenecían a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, principalmente en Zona Norte, Zona Metropolitana de Guadalajara, Costa Sur, Altos Norte y Altos Sur.

Soto recalca que las horas extra que los menores cursan en la escuela, las usan para fortalecer las áreas de oportunidad en materia académica. “El mismo docente puede ver cuáles son, como matemáticas, comprensión lectora o la misma convivencia. Los docentes colaboran bajo unas fichas técnicas que el propio programa nos proporciona, para practicar con los alumnos y mejorar sus habilidades”.

Explica que no se pueden tener las mismas actividades en todas las comunidades. Por ejemplo, un alumno que habita en una zona agropecuaria prefiere elegir un taller de huerto verde inteligente que robótica. “Allí es donde se debe tener el tacto y la afinidad para elegir estos clubes o asignaturas, que sean adecuados. Podemos mejorar diversificando el tipo de actividades que pueden hacer los alumnos… para que no sean impuestas y respondan de manera real”.

Jalisco se encuentra en el décimo lugar de Escuelas de Tiempo Completo por el número de planteles a nivel nacional.

Mientras la meta del anterior presidente Enrique Peña Nieto fue alcanzar las 40 mil escuelas con esta cobertura en todo el país, apenas llegó a los 25 mil 134 planteles, principalmente en Chiapas, Ciudad de México y Guerrero.

Ahora el gobernador Enrique Alfaro mantiene un proyecto para que, al final de su sexenio, todas las escuelas públicas estén incorporadas a este programa de horario ampliado.

Características del modelo

  • Se cuenta con una jornada escolar de seis a ocho horas.
  • Los estudiantes logran buenos resultados en el aprendizaje establecido en el programa de estudios vigente
  • Buscan disminuir las barreras que puedan interferir en el aprendizaje de los alumnos.
  • Utilizan el tiempo de manera eficiente, a través de líneas de trabajo educativas, como leer y escribir, jugar con números, expresar conocimiento con arte, aprender a convivir, leer y escribir en lengua indígena.
  • Centran la atención en los procesos de aprendizaje de los alumnos.
  • Construyen ambientes seguros y propicios para la enseñanza de los estudiantes.
  • Ofrecen servicios de alimentos nutritivos, conforme al marco regulador.

Fuente: Secretaría de Educación Pública (SEP).

Una de las recientes promesas del gobernador Enrique Alfaro es que todos los planteles de Jalisco funcionen bajo esta modalidad. EL INFORMADOR/Archivo

Plan de Escuelas de Tiempo Completo cuesta 4 mil 680 MDP

Si todos los planteles de Jalisco se sumaran al modelo de Escuelas de Tiempo Completo se necesitaría un presupuesto de cuatro mil 680 millones de pesos (MDP). En el cálculo se toma como referencia que cada institución estatal adherida al programa federal recibió, en promedio, 342 mil 76 pesos durante el ciclo escolar 2018-2019, así como las 13 mil 682 escuelas de educación básica en la Entidad.

Las principales características en estos planteles es la oferta de servicios de alimentos nutritivos, fortalecimiento de la autonomía de gestión escolar, actividades didácticas y reforzamiento de habilidades académicas.

De las 915 escuelas con horario extendido en 120 municipios de la Entidad, 240 son de Tiempo Completo; es decir, que el periodo de actividades es de ocho horas. Las instituciones educativas restantes pertenecen a la categoría de jornada ampliada, con seis horas de clases. De los 94 mil 512 alumnos beneficiados en el actual periodo escolar, 30 mil 952 reciben alimentos.

Nadia Soto, directora general de Programas estratégicos de la Secretaría de Educación en Jalisco, explica que la mayoría de la cobertura se da en primaria, ya que es directamente proporcional al grueso de la población. En este nivel hay 772 planteles en las dos categorías.

Indica que solamente las escuelas de ocho horas reciben el apoyo de alimentación, mientras que las de jornada ampliada tienen un horario de seis horas; el tiempo extra lo utilizan para actividades académicas y de convivencia escolar.

“Ellos (en la jornada ampliada) salen a las 14:30 y se van a comer a su casa. Los de ocho horas se quedan a comer en la escuela y luego hacen todas sus actividades. Todo viene subsidiado por la Federación”.

La funcionaria considera que uno de los retos para mejorar el programa es diversificar las actividades que pueden realizar los menores durante las horas extra.

El Gobierno federal etiquetó un presupuesto de 10 mil 189 millones de pesos para las Escuelas de Tiempo Completo para el presupuesto 2019; sin embargo, las autoridades jaliscienses aún no saben cuánto se destinará para el Estado. Para el ciclo escolar 2018-2019 recibieron 313 millones de pesos, afirma Nadia Soto.

“Dependemos de cierto monto del presupuesto federal para determinar qué población podemos atender”.

En lista de espera, 60 planteles

Nadia Soto, directora de Programas estratégicos de la Secretaría de Educación en Jalisco, explica que las autoridades de cada plantel son los que eligen pertenecer al programa de Escuelas de Tiempo Completo. Actualmente hay 60 instituciones escolares en lista de espera para sumarse.

“Es a petición de las instituciones educativas, las cuales pueden solicitar pertenecer a una Escuela de Tiempo Completo en el Estado, donde los pequeños reciban  alimentación, además de las actividades académicas de fortalecimiento escolar propio”.

Precisa que las solicitudes son recibidas por el nivel educativo, quienes las filtran y hacen llegar a la Dirección de Programas Estratégicos. “Para que el programa entre en funciones, debemos de tener la voluntad de la comunidad, las condiciones y que vean que es un programa de beneficios para ellos”.

Una vez que los planteles se incorporan, acota, ya no quieren volver al sistema anterior, ya que los beneficios que adquieren son mayores a los que tenían.

“Los pequeños tienen la oportunidad de mejorar sus espacios escolares y reforzar las áreas de oportunidad en materias… los papás reciben capacitación en materia de cómo preparar comida saludable y tienen clubes escolares. Los papás pueden sentirse contentos de que sus hijos están siendo bien atendidos en la escuela, en lugar de que estén en la calle”.

El encargado de la Coordinación de Escuelas de Tiempo Completo en Jalisco, Ricardo Sánchez Sandoval, agrega que en las reglas de operación que se publican cada año se incluyen los requerimientos y objetivos para valorar la incorporación de los planteles.

Dice que hay una alta demanda, por lo que los padres de familia y los Consejo de Participación Social deben analizar la viabilidad de las propuestas.

“Es un proceso que implica una valoración, ver a detalle que la escuela sí tenga tanto las condiciones para operar un servicio de alimentación, cocina y comedor, o bien un proyecto de adecuación de la misma”.

Mamá ve beneficios por la alimentación

La señora Mónica Munguía Sánchez, madre de dos menores de la primaria “Margarito Ramírez”, considera que el programa de alimentación ha beneficiado a sus hijos.  Acompañada de otras mujeres que preparan la comida, en un espacio destinado para ello, cuenta que su prioridad es verificar lo que sus hijos comen, ya que los alumnos de quinto y sexto grados, respectivamente, tienen problemas al respecto.

“Son niños bajos de peso, uno por tiroides y otro porque no come ningún tipo de carne. El programa de alimentación les ha ayudado mucho a superar su forma de comer”.

Explica que ayuda a preparar la comida como agradecimiento. Entre ella y otras madres hacen de comer para más de 400 estudiantes, de acuerdo con las recomendaciones del nutriólogo escolar.

“He visto muchas mejoras en la escuela, es por eso que estoy contenta, apoyando a la escuela. Comen lentejas, sopa con brócoli…”.

De forma general, dice que los alumnos han aprendido a tomar agua natural, que ya no les gusta tanto el azúcar, por lo que solamente les dan agua fresca una o dos veces a la semana.

Añade que también aprueba el sistema escolar porque, además de la alimentación, sus hijos pueden realizar muchas actividades. “De alguna manera sé que están seguros”.

Aumenta matrícula por buenos resultados en la primaria “Margarito Ramírez”

Los resultados por la adecuada implementación de Escuelas de Tiempo Completo incidieron en el aumento de la matrícula en la primaria “Margarito Ramírez” en Zapopan. El director del plantel desde hace tres años, Jomar Reyes Zambrano, destaca que las inscripciones habían empezado a disminuir, aunque el plantel ya formaba parte del modelo. Relata que tenían 290 alumnos en el ciclo 2016-2017. Después, el número aumentó tras innovaciones y maestros comprometidos con la institución. En el actual periodo 2018-2019 cuentan con 420 estudiantes.

“Se empezó a correr la voz de que había un cambio en la educación de los niños, y lo más importante es que los niños querían venir a la escuela. Se ha quedado fuera mucha gente porque no tenemos la capacidad”.

Explica que gracias a los fondos que han recibido por autonomía de gestión, que forma parte del programa, pusieron un sistema de videovigilancia, construyeron una bodega para alimentos, hicieron la explanada, remodelaron paredes, compraron material didáctico, acondicionaron la cancha y edificaron un salón digital.

“El término de autonomía da esa facultad, de que con tu consejo técnico, los maestros, la mesa directiva, del presidente y la contraloría social, se pongan de acuerdo, tracen una ruta y digan: ‘Nos falta esto y esto’. Con recursos de padres de familia y del programa se puede administrar el año siguiente”.

Indica que, para el ciclo escolar 2018-2019, recibieron 90 mil pesos. Remarca que el presupuesto por escuela contempla elementos como número de docentes, directivos, alumnos, alimentos y personal de apoyo. “El programa paga la compensación de maestros que se quedan en tiempo completo, alimentos y diversos componentes”.

Expresa que, con las cámaras, lograron disminuir el bullying en un 90%, ya que los profesores pueden ver en los videos si se realizan agresiones en los salones y áreas externas. Menciona que de esa forma se fomentó el hábito de que los alumnos dijeran la verdad.

“Al resolver los conflictos mediante el diálogo, los profesores entendieron que había otras alternativas y dinámicas de solución”.

Añade que reciben alrededor de 20 mil pesos por conceptos de cuotas escolares, que sirven para pagar gastos que el programa no contempla, como gas o agua natural, entre otros.

Maestros avalan sistema

Maestros de la primaria “Margarito Ramírez” consideran que el programa de Escuelas de Tiempo Completo tiene más ventajas que desventajas, principalmente en la forma de trabajo, horarios y sueldos. Ana María García, maestra de segundo año, acentúa que la experiencia ha sido positiva.

Remarca que durante el horario, de las 8:00 a las 15:45 horas, los niños reciben clases y aprovechan los ocho clubes que tiene la escuela. “Además de español, matemáticas y geografía, les estamos dando a los niños herramientas extra que les sirven en su vida cotidiana”.

Ana María agrega que lo que podría mejorar es que el sueldo les llegara de manera quincenal. “Que venga incluido en nuestra nómina, que no nos llegue en cheque… pudiera ser más cómodo”.

Raúl Miranda, maestro de sexto grado, cuenta que se le hace más entretenido este sistema, ya que aprovecha para dar clases de música a los alumnos, que es su pasión.  Recalca que tiene mayores beneficios. “Yo trabajaba en doble turno y era moverte de un lugar a otro… y confrontar dos turnos”.

Por su parte, la maestra Adriana Vallín relata que pidió su cambio al plantel zapopano. “Cuando me preguntaron, yo seleccioné el programa de tiempo completo por dos razones: porque trasladarte a las dos plazas es complicado, y porque trabajas con los niños las áreas de oportunidades que ellos tienen”.

Afirma que en la primaria “Margarito Ramírez”, a diferencia de otras Escuelas de Tiempo Completo, todos los niños participan en las actividades extra.

“Buscamos la manera de que los niños aprendan, sin que se den cuenta qué lo están haciendo. Creemos que lo estamos logrando”.

Alumnos disfrutan los clubes

Estudiantes de la primaria “Margarito Ramírez” consideran que las actividades en los clubes son divertidas, principalmente las materias de inglés o matemáticas.

Sergio Íñiguez, quien  cursa el sexto grado, dice que también le gustan los juegos. Explica que el tiempo se le pasa rápido en las actividades escolares.

José Alberto Castro, del mismo grado, menciona que de 8:00 a 14:00 horas tienen diferentes materias. Después hacen filas para entrar a los clubes. “El inglés va a servir para cuando entremos a la secundaria”.

El alumno enfatiza que es importante que existan cámaras de vigilancia, por si alguien se cae o se pelea, los maestros puedan verificar cuál fue la situación.

Paola Cervantes, de cuarto grado, recuerda que una de sus compañeras perdió el dinero que había dejado en su escritorio. “Después una compañera admitió que lo tomó, sin que revisaran las cámaras, porque dijeron que iban a revisar las cámaras”.

LA VOZ DEL EXPERTO

“Horas adicionales deben incidir en calidad académica”

Juan Carlos Silas (coordinador del Doctorado en Educación del ITESO)

Que las horas adicionales incidan en la calidad académica de los estudiantes es uno de los retos principales del programa de Escuelas de Tiempo Completo, señala Juan Carlos Silas. Para lograrlo, los profesores deben recibir capacitación, además de que debe existir coordinación entre el Consejo técnico escolar y los padres de familia,  afirma el académico. “Corremos el riesgo de que estas horas adicionales se conviertan en horas que no se aprovechan. Se necesita planeación para que no acaben haciendo lo mismo dos veces”.

Considera que otros aspectos fundamentales para el éxito del programa son que los padres de familia se involucren, y que el modelo responda a las características sociales de cada escuela.

“Claro que las presiones cotidianas hacen que los papás agradezcan la jornada ampliada, porque sirve para que los mejores estén en las aulas. Sería importante que de alguna manera los papás vean la forma de comprometerse”.

Recomienda que estas escuelas se adapten a las localidades, y que entre los académicos y padres de familia determinen lo que va a suceder en la jornada, según corresponda su realidad. De esta forma el plantel se convierte en un dinamizador de su comunidad.

Considera que el modelo tiene más beneficios que el de la jornada ampliada, ya que se logra consolidar el tema del vínculo, alimentación y participación de los padres. “Pero se necesita fortalecer la infraestructura. Se puede ver que los niños tuvieron un incremento en lengua y matemáticas”.

Tras incorporarse a las Escuelas de Tiempo Completo, aumentó la matrícula en la primaria “Margarito Ramírez” en Zapopan. Alumnos y papás están satisfechos con el programa. EL INFORMADOR/Archivo

“Es una gran simulación”

María Guadalupe Moreno Bayardo, profesora del Departamento de Educación del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, indica que el programa se ha convertido en una “gran simulación” porque se presume que “tenemos tantas escuelas que aumentaron, pero si se hace una revisión seria se van a descubrir muchas carencias”.

Explica que la estrategia de las Escuelas de Tiempo Completo tendría que ver más allá de la idea de tener a los niños más horas en la escuela,  ya que se pensó para reforzar habilidades y apoyarlos en materias en donde muestran debilidades.

“El problema es que no se ha definido un presupuesto en forma y a los profesores les dan compensación, que ni siquiera les llega formalmente. Los servicios de alimentación están abandonados”.

Asevera que ha platicado con varios colegas que manifiestan que este sistema ha dejado de ser una opción atractiva para ellos. Primero porque no hay compromiso para que el ingreso llegue de una manera formal, ni tampoco de forma permanente.

“Se necesita un compromiso para crear infraestructura. Por ejemplo, no hay comedores, no hay presupuesto para los maestros... No es suficiente con adornarnos del número, hay que ir al fondo”.

Por otro lado,  la académica señala que falta una estrategia de formación para profesores que van a atender el tiempo que demanda el programa.

“No se trata de que sean guarderías, sino que ver los métodos de enseñanza adecuados. Si a mí, como profesor de primaria, me piden que promueva el arte, pero no estoy formado, quizá no puedo aportar mucho”.

Acentúa que tiene confianza en que el nuevo coordinador de Educación Básica, Pedro Díaz Arias, podrá mejorar la apuesta para este sexenio. “Pedro Díaz conoce el sistema, y con apoyo presupuestal, tiene la capacidad para retomar ese programa”.

Sigue: #DebateInformador 

¿Qué opina de la ampliación de los horarios en las escuelas?

Participa en Twitter en el debate del día @informador