Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Octubre 2018
La familia de Erika Andrade tiene 18 años en el negocio de las flores. EL INFORMADOR/A. Camacho
Economía

Crece exportación de flores y follajes

La Secretaría de Desarrollo Rural destaca la expansión de la producción jalisciense a países como Holanda, EU, Canadá, Alemania, Suiza y Japón
 

El Informador

La expansión de la producción de follaje y productos ornamentales en Jalisco ha permitido que la exportación se eleve de manera exponencial.

En 2012, Jalisco reportó exportaciones por 45 mil 086 dólares en apenas unas muestras de productos ornamentales, como follajes y hojas, flores y capullos. En contraste, de enero a noviembre de 2017, la Entidad tuvo una exportación de dos millones 632 mil dólares en éstos y más productos que anteriormente no figuraban para enviar a otros países, como las flores frescas, azucenas, árboles y arbustos de frutos, gladiolas y gerberas.

El director Hortofrutícola de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Fernando Antonio Nava Aguilar, informa que los principales países a donde se envían estos productos, sobre todo follaje de corte, son Holanda, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Suiza y Japón.

De los más de dos millones de dólares exportados, la mitad fue por parte de una empresa del municipio de Atoyac, que se dedica a productos de follaje como leather (helecho de cuero), ruscus y eucalipto.

Las empresas dedicadas a la producción de follaje generan alrededor de siete empleos por hectárea en el campo, así como tres espacios laborales directos en los procesos de empaque y transportación.

Nava Aguilar asegura que, para continuar con el incremento de la exportación, la Seder trabaja en el acompañamiento de las empresas productoras para que cumplan con todos los requisitos internacionales.

“La parte importante es mantener la inocuidad y sanidad en los productos ornamentales, cumplir con los requisitos fitosanitarios internacionales, consolidar esta parte, seguir apoyando la promoción del viverismo en el mercado local, y mantener la expansión de Jalisco en los diferentes cultivos”.

Además del follaje de corte, el Estado empezó a incursionar en la exportación de bouquets de flor cortada, de follaje o combinados, con lo que se da un valor agregado a la producción jalisciense.

Otros municipios con alta producción de follaje y flores de corte son Ixtlahuacán del Río, Tepatitlán de Morelos, Zapopan y Cihuatlán.

En este último se tiene un proyecto importante de expansión de flor tropical, para tener un volumen suficiente y asegurar la comercialización.

Se espera que en los próximos meses se envíen los primeros embarques hacia Canadá, Europa y Medio Oriente, para que puedan valorar la calidad del producto y se pueda establecer un esquema de exportación.

En cuanto a las flores de corte, las principales especies florales en Jalisco son la rosa, gerbera, lili, delfinium, alstromenia, campana de Irlanda y lisianthus, que dan oportunidad a cerca de 900 florerías que generan dos mil 700 empleos directos.

Numeralia
El sector de las flores en Jalisco tiene 64 empresas constituidas legalmente, con cuatro mil 675 empleos directos.
En Jalisco hay cerca de 900 florerías, las cuales otorgan mil 700 empleos.
Una hectárea de producción de flores genera 10 empleos directos y tres indirectos (transportación y empaque).
Una hectárea de follaje y flor de corte genera tres empleos.
Una hectárea de maceta floral genera siete empleos.
Las principales especies florales en Jalisco son la rosa, gerbera, lili, delfinium, alstromenia, campana de Irlanda y lisianthus. EFE/Archivo

Impulsan la floricultura

Jalisco tiene todo el potencial para convertirse en un productor importante y abastecedor potencial de flores en el mundo, pero falta que la floricultura se vea como un sector importante, advierte el coordinador del Vivero Escuela de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Alejandro Velasco Ramírez.

“Vemos al negocio como que se venden flores en épocas establecidas como el 14 de febrero, 10 de mayo o Día de Muertos, pero en realidad el sector florícola es uno de los sectores más nobles y que genera mayor ganancia para la agricultura”.

La UdeG busca impulsar el sector de la floricultura en toda la población, y como parte de ello está la próxima construcción del Jardín Botánico de Huentitán, en donde se buscará promover todas las especies forestales y ornamentales de la Zona Occidente.

También se busca promover la producción masiva de especies que se exhiban en el jardín, con la finalidad de que la comunidad empiece a ubicarlas.

“Queremos que toda la ciudadanía esté involucrada con las plantas y que los productores vean la importancia de volcar su producción al viverismo o la floricultura, es un área de oportunidad que se debe explotar más”.

El especialista acentúa que Jalisco es uno de los Estados con mayor diversidad en flora, que se une a un clima con el cual se puede hacer producción de diferentes tipos de flores.

Otra de las estrategias para promover al sector es a través de la profesionalización. La UdeG tiene contemplado abrir la carrera de ingeniero agrónomo floricultor, para que entren de lleno a este rubro, con la mayor capacitación posible.

“Nosotros, como institución, estamos empezando a generar y fomentar este desarrollo cultural y gusto por el consumo de flores, pero desde un punto de educar a la gente para que pueda tener necesidad de embellecer los espacios a través del consumo de flores”.

Apoyan a productores

La Secretaría de Desarrollo Rural apoya a los pequeños y grandes productores de flores, a través de programas estatales, así como federales, por parte de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Uno de los programas es el de Concurrencia, con el que cada año se brinda apoyo económico a productores que requieren infraestructura para invernaderos, malla sombra, riegos y macro túneles, entre otras cosas. Un productor puede llegar a recibir hasta 900 mil pesos, dependiendo de cada proyecto y de los requisitos con los que cumplió en la convocatoria.

Otro de los apoyos que brinda la Seder es la asistencia técnica con expertos y extensionistas agrícolas que capacitan a productores a través de cursos. También se otorga inducción a los productores que quieren estudiar la maestría en Ciencias de la Floricultura del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco.

Para que los productores tengan promoción comercial, la Secretaría realiza la Feria de las Flores dos veces al año, donde se presentan los productos y se establecen relaciones con clientes directos y proveedores.

En el caso de aquellas empresas de gran escala que ya están exportando sus productos a otros Estados o países, reciben acompañamiento permanente de la secretaría, para que cumplan con los requisitos necesarios de sanidad e inocuidad.

Aumenta la venta

Pedro Daniel Santillán Ponce tiene 30 años en la venta de flores en el Mercado de Mezquitán, en Guadalajara. Cuenta con su propia producción de alcatraces en el municipio de Mazamitla, así como girasoles, que se cultivan en la zona metropolitana.

En un recorrido por el mercado se observó que el señor vende los alcatraces y girasoles más grandes y cuidados. Explica que su éxito tiene que ver con la calidad en el cultivo, lo que permite una duración en casa que va de los seis a 10 días, un tiempo mayor al de otros alcatraces.

Aunque la gran mayoría de sus compañeros comerciantes compra las flores a otros Estados, él continúa fiel a los productos jaliscienses, aunque también compra en otros lugares en caso de tener exceso de la demanda de algún producto.

Jalisco ocupa el cuarto lugar nacional en producción de flores en el país. El líder es el Estado de México, de donde proviene casi la totalidad de las flores que se venden en lugares como el Mercado de Mezquitán. Sin embargo, se observa un crecimiento en la venta de flores de producciones locales: mientras que en 2013 la venta de flores de Jalisco en el mercado era sólo del 3%, ahora es del 10%, asegura el director Hortofrutícola de la Seder, Fernando Antonio Nava Aguilar.

“Hay mayor presencia de la flor de Jalisco en el mercado de Mezquitán, que es un mercado importante en la región, entonces en esa parte ya tenemos más empresas de Jalisco vendiendo directamente, y los compradores ahora están agarrando más producción de flor de Jalisco”.

Para don Pedro, el negocio de las flores sigue siendo rentable, pero ya no tanto como antes, pues debido a la situación económica del país, la gente ya no gasta en flores a menos que requiera dar un detalle o lo necesite para algún evento.

“La gente ve como un lujo el comprar flores. De ocho a 10 años para acá bajó el consumo. La gente prefiere hacer otros gastos que venir a comprar flores para adornar su casa o regalar”.

Otros comerciantes de la zona coincidieron en que, aunque casi todos sus productos los compran en el Estado de México, ya adquieren algunos que se cultivan en Jalisco, como la flor Leticia, algo de follaje y gerberas.

El producto protagonista es la rosa, que se cultiva de mejor calidad en el Estado de México y llega a Jalisco a buen precio.

La Seder trabaja con las empresas productoras locales para que cumplan con todos los requisitos internacionales. EL INFORMADOR/A. Camacho

LA VOZ DEL EXPERTO

“Un negocio rentable”

Jesús Antonio Arboleda Peña (académico de la UdeG).

Cada año, tan sólo en Guadalajara se consumen alrededor de 700 millones de pesos en flores, pero sólo una mínima parte de ese dinero se queda en el Estado, pues casi todo lo que se vende viene principalmente del Estado de México.

El experto en floricultura del departamento de Ingeniería de Proyectos del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Jesús Antonio Arboleda Peña, señala que el negocio de la floricultura es el más rentable, por lo que es importante que Jalisco empiece a competir con otras Entidades para que tenga más producción y exportación.

Actualmente, la UdeG cuenta con un diplomado que se imparte dos veces al año, en el cual se prepara a las personas que tienen proyectos de inversión y comercialización de flores, para profesionalizarlos y tengan mejores armas para salir al mercado.

“La agrofloricultura, como flor de corte bajo invernadero en grandes volúmenes, para mercado nacional o exportación, es el negocio más rentable de todas las agriculturas y el mayor generador de empleos en el campo, pero es poco difundido en Jalisco”.

Detalla que Jalisco es un lugar idóneo en cuestión climatológica, de acceso y comunicación, así como de capital humano, con lo que se podría tener una mejor producción de flores.

Sin embargo, se continúa dándole prioridad a otros ramos de la agricultura, como el cultivo de maíz y agave.

VOCES

Mujeres lideran el mercado

La familia de Erika Andrade tiene 18 años en el negocio de las flores. EL INFORMADOR/A. Camacho

El gusto y talento en el sector de las flores y plantas lo heredó de su abuela y su madre, quienes incursionaron en el mercado y aprendieron en el camino. Erika Andrade estuvo entre flores toda su vida. Su mamá inició hace 18 años con un vivero, donde ella y sus otras cuatro hermanas aprendieron todo sobre las plantas.

Ella y una de sus hermanas decidieron estudiar ingeniería agrónoma para profesionalizar el negocio familiar e instalar el Vivero La Huerta, en Tlajomulco, con el cual ya tienen tres años.

Su reto a corto plazo es la expansión, por lo que decidieron participar en un programa de incentivos de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder).

“Ahorita estamos juntando requisitos para obtener un apoyo de parte de la Seder, ahí nos vamos a meter a un proyecto y esperemos que nos vaya bien y podamos extendernos porque, si a nosotros nos va bien y tenemos más trabajo, podemos generar nuevos empleos a más personas”.

Actualmente venden gran cantidad de su producción a lugares como Chapala y Ajijic, así como la Zona Metropolitana de Guadalajara y otros municipios. En total, le venden a cerca de 80 viveros y personas en general, a quienes se les brinda asesoría sobre el cuidado de la planta que se llevan.

Sin embargo, su meta es que, una vez expandiéndose, se pueda exportar plantas y flores a otros Estados y países.
“Queremos irnos a gran escala. Primero, tenemos la meta de ser uno de los grandes productores de Jalisco.

Apenas llevamos tres años, pero vamos bien, tenemos también otro vivero en Villa Corona, donde hacemos mucha producción”.

Erika asegura que una de las ventajas frente a otros invernaderos es que utilizan productos que hacen que la tierra sea más fértil, las plantas sean más duraderas y utilicen menos fertilizantes.

Apuestan por las suculentas

Venden su productos en cinco estados. ESPECIAL

Yesica Delgado Díaz, de 30 años, es una productora jalisciense de flores y plantas de diferentes tipos.

Estudió biología y desde que cursaba la universidad comenzó a trabajar en un invernadero, del que actualmente es encargada general.

Su gusto por las flores viene desde que era pequeña, pero ahora también es su forma de vida.

En el Vivero Denmaya, ubicado en Carretera a Nogales, se vende de todo tipo de flores y plantas; sin embargo, actualmente está enfocado en la planta de moda: la suculenta.

“Ahorita lo que más producimos son plantas crasuláceas, o también llamadas suculentas, que es lo que está ahorita mucho de moda… necesitan menos agua y cuidados que otras (no necesitan grandes cantidades de fertilizantes)”.

Tan sólo el año pasado, el negocio familiar produjo 100 mil suculentas de diferentes tamaños, que van desde las dos pulgadas hasta las ocho pulgadas y macetas colgantes.

El vivero da empleo a ocho personas, tanto en el tema de producción como en el administrativo.

Además de la zona metropolitana y el interior del Estado, el vivero vende a Entidades como Nayarit, Colima, Michoacán y Morelos.

Aunque las suculentas son su producto estrella, también ofrecen otros productos de venta importante como follajes tropicales para interiores, helechos, flores de temporada, plantas para jardinería y árboles de diferentes tipos.

Yesica lleva sus productos a diversos mercados orgánicos y de diseño dentro de la ciudad, lo que le ha permitido tener una relación directa con el cliente final.

Menciona que la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) ha sido parte fundamental en la promoción de los viveros del estado, como en el Festival de las Flores, que cada año se realiza en avenida Chapultepec.

Una vida dedicada a las flores

Además de una bodega y una florería, operan también tiendas virtuales. EL INFORMADOR/F. Atilano

Su vida siempre ha estado rodeada de flores. Desde pequeña, Delia Castañeda de la Rosa trabajó como barrendera en una bodega de flores en el Mercado de Mezquitán.

Pasó el tiempo, estudió enfermería, se casó, decidió abrir una bodega de flores y ahora tiene también una florería con la que, en conjunto con la bodega, brinda entre 15 y 20 espacios laborales, entre directos e indirectos.

Aunque asegura que casi todo lo compra a productores del Estado de México, también adquiere algunos tipos de flores en Jalisco. “Aquí en Jalisco sí contamos con unas variedades, como es la flor de campo, alcatraces, leticias y alguna variedad de rosas, pero lo más fuerte en producción está en el Estado de México”.

En su bodega hay flores de todo tipo y todo el día van y vienen compradores de racimos completos, docenas de rosas y gerberas. Justo a unos metros está su otro negocio, el de la florería, donde vende arreglos de combinaciones de diversas especies de flores.

Sus negocios los maneja junto a sus hijos, quienes además atienden tiendas virtuales con servicio a domicilio.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del costo de las flores en la metrópoli?

Participa en Twitter en el debate del día @informador