Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 21 de Octubre 2018
30/04/02.Guadalajara Jal. M�xico. los ni�os de Mama AC, que se manifestaron en la plaza liberaci�n por sus derechos. Mario Isaac. El Informador.
Jalisco

Carecen de plan para niños en situación de calle

La falta de coordinación entre los municipios metropolitanos y el DIF hace que no se pueda dar la atención adecuada a los menores
 

El Informador

De acuerdo con el Diagnóstico e Informe especial sobre niñas, niños y adolescentes en situación de y en la calle, presentado en mayo de 2017 por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), los municipios de la metrópoli y el DIF estatal no cuentan con un modelo integral de atención para los menores en situación de calle.

El estudio destaca que cada uno tiene sus propios programas, no existe coordinación entre ellos y ninguna acción permite dar seguimiento a cada caso y proteger de forma amplia los derechos humanos de los menores.

Se resalta que el DIF estatal tiene los Programas de Situación de Calle, de Apoyos Escolares y de Capacitación; Guadalajara cuenta con seis para prevenir adicciones, embarazo y explotación sexual; Tlaquepaque tiene tres que se enfocan en riesgos psicosociales, trabajo infantil y trata, y Zapopan da cuenta de brigadas, radio comunitaria y apoyos escolares.

Además, si bien se enfatiza que Tlajomulco y Tonalá no cuentan con acciones para atender a este sector y su normatividad no está armonizada con la legislación vigente, ambas administraciones rechazaron los señalamientos. El primero dijo que tiene cinco años con un programa y el segundo refirió que reanudó las acciones a mediados del año pasado.

La CEDHJ acentúa la necesidad de establecer modelos integrales de atención y no sólo asistencialistas que permitan dar seguimiento a cada caso y puedan proteger de forma amplia, “a favor de las niñas, niños y adolescentes, sus derechos humanos al trato digno, igualdad, protección de la salud, educación y al desarrollo. Lo anterior, con el propósito de mejorar las condiciones de la niñez y evitar que se incorporen a las calles”.

El organismo agrega que uno de los principales problemas para la cristalización de un modelo único de atención es que no existe un censo de población de niños y niñas en situación de calle, por lo que urge a las autoridades a elaborarlo.

El DIF Jalisco señala que durante el segundo semestre de 2017 realizó cuatro reuniones de coordinación interinstitucional para actualizar la información respecto a poblaciones callejeras en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). Indica que se llevaron a cabo recorridos en cruceros en los que se observó presencia de menores en situación de calle. Ya se actualizan los datos obtenidos.

Tras la muerte de Rogelio Padilla, fundador de MAMA A.C., Alfredo Castellanos, director de programas de esta organización dedicada a ayudar a niños en situación de calle, comentó que uno de los aciertos del también conocido como “Mairo” fue entender que estos menores son sujetos de cambio y no de asistencia social. “Se trata de generar procesos educativos, herramientas para mejorar su realidad”.

Darán continuidad a labor social de Rogelio Padilla

Los restos de Rogelio Padilla fueron velados ayer; políticos e instituciones lamentaron el deceso de “Mairo”. EL INFORMADOR/M. Vargas

El fundador del Movimiento de Apoyo a Menores Abandonados (MAMA A. C.), Rogelio Padilla Díaz, falleció el lunes pasado a los 62 años. A través de la organización, Padilla ofreció a más de cinco mil menores de edad la oportunidad de dejar las calles, y recibieron educación, vestimenta, albergue y alimentación.

Un día antes de su fallecimiento, Rogelio Padilla seguía proponiendo mejoras para MAMA A.C. y pidió que continuaran con el trabajo realizado a favor de los niños en situación de calle, contó Alfredo Castellanos, director de programas de la asociación.

“Lo importante es que la obra de Rogelio sigue, tenemos mucha claridad, directrices, infraestructura, un consejo; que en suma van a ayudar a garantizar perpetuar la obra de “Mairo”, indicó Castellanos.

Una de las principales metas para MAMA A.C. es reabrir el espacio de alojamiento que se vieron obligados a cerrar en noviembre de 2016, tras 28 años de labores ininterrumpidas. Explicó que el Artículo 36 de la Ley de Albergues no permitía la modalidad de puertas abiertas, lo que incrementaba los costos y los orilló a finalizar ese proyecto. “Estamos trabajando con autoridades para poder abrir este año o a principios del próximo”.

Castellanos dijo que realizan actividades enfocadas en niños y niñas trabajadores, abandonados o de la calle. Además de programas dirigidos a madres de menores. “A medida que construyamos alternativas para nuestra infancia viviremos en comunidades con un mayor bienestar, la solicitud es que se involucren, que conozcan la realidad”.

El director de programas de MAMA A.C. consideró que el principal legado de “Mairo” fue que puso en mesa de discusión a la infancia, ya que anteriormente se decía que los menores iban a crecer, por lo que no valía la pena atenderlos.  “Otro punto importante era entender que los niños y las niñas son sujetos de cambio y no objetos de asistencia social. Se trata de generar procesos educativos, herramientas para mejorar su realidad, ese es otro gran acierto”.

Augusto Chacón, director de Jalisco Cómo Vamos, agregó que la gran aportación de Rogelio fue que el albergue de MAMA A.C. fuera de puertas abiertas, que los niños de la calle no se vieran como externos. “Él quiso abrir esas puertas y ver que en la calle también es comunidad, por eso sus albergues eran entrar y salir o salir y entrar. Una gran casa sin minimizar el problema que eso significa”.

Chacón recordó a Padilla como un ciudadano que entendió que si la sociedad no intervenía en los problemas, nadie iba a resolver nada. “Hizo que los gobiernos voltearan a ver a los niños de la calle, luchó por sus derechos, atendió a miles. Es un ejemplo de alguien que puso corazón pero con conocimiento, aprendía de lo que veía”.

PERFIL

Una vida de lucha por la infancia

Padilla Díaz dejó cinco mil 749 beneficiarios directos; mil 656 egresos pactados y seis mil 300 beneficiarios indirectos. EL INFORMADOR/Archivo

Rogelio Padilla Díaz nació en Guadalajara el 21 de septiembre de 1955. Comunicador de profesión, en 1984 inició su labor a favor de la infancia callejera como educador de calle y miembro del  Sistema DIF Jalisco.  Dos años después fundó el Centro de Atención para Niños de la Calle (Canica) que como proyecto se transforma en MAMA A.C., a la que dedicó los últimos 28 años de su vida. Los niños en situación de calle le pusieron el mote de “Mairo”.

Durante su trayectoria, Padilla Díaz dejó cinco mil 749 beneficiarios directos; mil 656 egresos pactados (canalizaciones, reintegración familiar e inicio de vida independiente) y seis mil 300 beneficiarios indirectos.

La asociación destacó que en los últimos años lograron la alfabetización de 500 personas: 533 terminaron la Primaria, 135 terminaron la Secundaria, 23 terminaron la Preparatoria y 5 terminaron la Licenciatura.

Entre los premios o reconocimientos que recibió “Mairo” figuran la Presea Irene Robledo García, Categoría Trayectoria social individual, Universidad de Guadalajara, 2011; Lince de oro a la Labor comunitaria, Universidad del Valle de México, 2010;  Premio Pedro Sarquis a la Labor Humanitaria, Fundación Pedro Sarquis Merrewe, 2007;  “Premio Nacional Benito Juárez García” al mérito ciudadano, Convergencia, 2007; Galardón Pedro Roberto Cuéllar, Campo de la infancia, Red Coincidencia Ciudadana, 2004; Presea Ocelote a la Labor Humanitaria, Universidad de Valle de Atemajac, 2003 y Medalla Belisario Domínguez a la Labor social, Convergencia ciudadana.

Los menores vulnerables provienen de grupos familiares y de comunidades populares que no logran proporcionarles los satisfactores básicos. EL INFORMADOR/Archivo

Analfabetismo afecta a grupo vulnerable

A los menores en situación de calle en la metrópoli también los afecta el analfabetismo. Un informe de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) reveló que dos de cada 10 del grupo vulnerable no saben leer ni escribir.

En el marco del Diagnóstico e Informe Especial sobre Niñas, Niños y Adolescentes en Situación de y en la Calle de la CEDHJ se aplicó una encuesta a niños en cruceros, plazas públicas y mercados. No se proporcionó la cifra de los cuestionarios aplicados.

La encuesta reveló que 40% de los menores se dedica al comercio informal y 26% son limpiaparabrisas en los cruceros. Los demás trabajan como payasitos o malabaristas (16%), piden limosna (10%) o lavan coches (6 por ciento).

El informe explicó que los menores provienen de grupos familiares y de comunidades populares que no logran proporcionarles los satisfactores básicos y que como resultado de una pobreza histórica no cuentan con herramientas fundamentales para la crianza y educación.

“Incongruentemente pasan inadvertidos para el Estado y la sociedad, pues la mayoría de éstos difícilmente tienen acceso a servicios tan fundamentales como la educación, la atención de la salud, la vivienda digna, la alimentación adecuada, tiempo libre y la recreación, la práctica deportiva y el pleno desarrollo.”

Además, tres de cada 10 se siente discriminado y al menos 10% ha sido víctima de maltrato. Por otro lado la gran mayoría, 70%, expresó que nunca ha recibido ayuda del Gobierno o de alguna asociación civil.

LA VOZ DE LOS EXPERTOS

Sin regular, albergues para menores en situación de calle

Guillermo Vega Oceguera (profesor de la Universidad Panamericana)

La falta de regulación de los albergues es otra de las fallas que giran en torno al tema de los menores en situación de calle, asegura Guillermo Vega Oceguera, profesor de la Universidad Panamericana, si bien ha aumentado el número de centros que buscan atender a este sector de la población, muchos de ellos carecen de las condiciones adecuadas para la atención de los menores.

“A veces no es tan sencillo monitorear y corregir algunas de las condiciones precarias que existen dentro de estas casas hogar, que en ocasiones llevan inclusive a algunos niños a tomar la decisión de preferir vivir en la calle que  estar una casa hogar donde consideran no se les da un trato digno”, dijo.

El académico afirmó que para esto es necesario que las autoridades estatales hagan un esfuerzo por mantener las regulaciones de estos centros, que cuenten con los espacios y personal adecuados, así como establecer los requisitos de operación de los mismos ya que estos son una oportunidad para que los menores no terminen en situación de calle cuando en ellos está la opción de brindarles bienestar.

La CEDHJ acentúa la necesidad de establecer modelos integrales de atención y no sólo asistencialistas que permitan dar seguimiento a cada caso. EL INFORMADOR/Archivo

Fallan municipios por falta de recursos 

Ricardo Fletes Corona (investigador del CUCSH)

La creación de la Ley de los Derechos de las niñas, los niños y adolescentes en el Estado de Jalisco ha sido uno de los avances que ha tenido el Gobierno jalisciense respecto a la defensa de los derechos de este sector de la población, especialmente de aquellos menores que enfrentan carencias sociales, como los que actualmente se encuentran en situación de calle, según explicó Ricardo Fletes Corona, jefe de departamento de Desarrollo Social del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

Sin embargo, dijo también que esta estructura jurídica sólo fue un paso, pues aún falta que dicha ley se convierta en acciones para que los derechos de los menores puedan ser cumplidos, sin embargo, la respuesta por parte de las autoridades de los tres órdenes de Gobierno ha sido escasa, ya que la falta de recursos humanos y materiales se ha hecho visible al desproteger estos sectores.

“Cuando vemos a niños y niñas en situación de calle vemos la evidencia de la violación de cada uno de estos niños a sus derechos y eso no deberíamos permitirlo porque la ley así lo marca, que es una responsabilidad estatal”, manifestó el académico.

Sancionarán a quien no denuncie abuso de menores

El Congreso del Estado avaló cambios al Código Penal para incluir sanción a quien sea omiso en denunciar casos de abuso contra menores de edad. De acuerdo con la reforma, se castigará con pena de dos a cinco años de prisión a quien tenga conocimiento de casos de abuso de menor y no denuncie formalmente ante la autoridad. Será objeto del castigo la persona omisa que tenga parentesco, lazos afectivos o una posición de autoridad o confianza con el menor.