Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Mayo 2019
null
Internacional

Buzos inician la tercera jornada de rescate en cueva de Tailandia

Un contingente formado por expertos internacionales se adentró esta mañana en la cavidad con el objetivo de regresar con las cinco víctimas, un doctor y tres marines

El Informador

Un equipo de buzos retomó hoy la tercera misión destinada a rescatar a los últimos cuatro niños y un adulto atrapados en una cueva del norte de Tailandia desde el 23 de junio, tras evacuar a ocho escolares en anteriores operativos.

El contingente internacional formado por 18 miembros se adentró esta mañana en la cavidad con el objetivo de regresar con las cinco víctimas, además de un doctor y tres marines que han estado acompañándolas.

Las operaciones tomarán más tiempo que en días anteriores debido al mayor número de personas, declaró en rueda de prensa Narongsak Ossottanakorn, portavoz de los efectivos de rescate.

Las labores de salvamento se retoman tras una pausa de 10 horas destinada a reponer el material utilizado en la evacuación y evaluar las condiciones en la caverna.

La misión final tendrá lugar entre una jornada de fuertes lluvias que supondrán un "mayor reto" a pesar de que los niveles de aguas que inundan parte de la cueva permanecen similares a anteriores jornadas.

La primera y segunda misión, realizadas el domingo y el lunes, fueron un éxito al lograr sacar con vida a ocho de los niños atrapados desde hace más de dos semanas en la gruta, a cuatro kilómetros de profundidad.

Los ochos menores ya rescatados se encuentran en buen estado de salud y permanecen ingresados en el hospital de Chiang Rai, capital de la provincia homónima y donde se encuentra la cueva Tham Luang.

Las autoridades sanitarias indicaron esta mañana que los chavales se encuentran recuperándose y fuera de peligro al sufrir sólo problemas leves de salud.

Los chicos rescatados aún no han podido tener contacto directo con sus familiares, quienes han tenido que verlos a través de un cristal para prevenir que les pudieran contagiar alguna enfermedad debido al débil sistema inmunológico de los chavales.

El resto continúa atrapado en una profunda gruta con difícil acceso, ya que en el camino hay que atravesar un complejo de laberínticos pasadizos parcialmente inundados y fuertes desniveles en condiciones de visibilidad nula.

AUTORIDADES SANITARIAS DECLARAN
Los ocho menores rescatados se "recuperan" sin problemas graves

Las autoridades sanitarias de  Tailandia confirmaron hoy que los ocho niños rescatados hasta ahora tras pasar más de dos semanas atrapados en una cueva del norte del país se "recuperan" y no sufren problemas de gravedad.

Los doctores han analizado la sangre y los pulmones de los menores, además de proveer de manera intravenosa suero para mejorar sus defensas e inyectarles varias vacunas, dijo en rueda de prensa el secretario para la Salud Pública, Jetsada Chokedamrongsuk.

Tras el rescate de los menores, cuatro el domingo y otros cuatro el lunes, fueron trasladados para evaluar su estado de salud al hospital de Chiang Rai, capital de la provincia homónima y donde se encuentra la gruta.

 

Dos de los niños que fueron rescatados el domingo muestran leves irregularidades en su respiración, por lo que los facultativos sospechan que pueden sufrir de un principio de neumonía.

Los cuatro primeros llegaron con signos de hipotermia, debido a las duras condiciones que afrontado en la gruta y durante la etapa de buceo que tenían que superar para salir al exterior.

Otro de ellos tiene un pequeño corte en la pierna derecha.

"Se está alimentando a los niños con comidas suaves y de fácil digestión", indicó el doctor Jetsada, al incidir en la pérdida de peso de los chavales.

Ninguno tiene fiebre y se les está dando apoyo psicológico.

El facultativo incidió en que los ocho continuarán ingresados al menos una semana más.

Los chicos rescatados aún no han podido tener contacto directo con sus familiares, quienes han tenido que verlos a través de un cristal para prevenir que les pudieran contagiar alguna enfermedad debido al débil sistema inmunológico de los rescatados.