Lunes, 20 de Septiembre 2021
null
Economía

Aplicaciones de hospedaje burlan impuesto estatal

Pese al auge de las plataformas digitales, las dependencias del Gobierno de Jalisco ni siquiera cuentan con un padrón
 

El Informador

Los costos más bajos que manejan las plataformas digitales de hospedaje fueron el motivo para que Abimael López comenzara a utilizarlas desde 2019. A través de éstas ya estuvo en Puerto Vallarta, Mazamitla y en otros municipios del país. “Tienen mejores precios, además del plus de sentirse como en casa”.

Pese al crecimiento que han tenido estas aplicaciones en el Estado y a que en 2018 entraron en vigencia las reformas para regularlas, en Jalisco aún no se cumple con el registro estatal de las propiedades activas para que paguen el 3% del Impuesto Sobre Hospedaje. 

En febrero de 2020, Germán Ralis, secretario de Turismo, estimó que en la Entidad se tienen alrededor de cinco mil unidades rentables que operan a través de estas plataformas. 

Desde la pasada administración estatal se anunció que se contaría con el registro de éstas y la actual gestión también realizó el compromiso, pero a la fecha se incumple. Vía Transparencia se solicitó el padrón y las dependencias involucradas respondieron que no lo tienen.

Por ejemplo, la Coordinación de Crecimiento y Desarrollo Económico del Gobierno estatal respondió: “Aun cuando la Secretaría de Turismo hace esfuerzos coordinándose con otras dependencias públicas y con los propios empresarios para lograr regularizar a las plataformas que menciona (la solicitud de información), no cuenta con un padrón oficial al día de hoy”.

Por su parte, la Secretaría de la Hacienda Pública contestó: “En el padrón de contribuyentes no se registran las propiedades y las habitaciones, y se desconoce el manejo y uso que brindan dichas plataformas”.

La información también se pidió al Instituto de Información Estadística y Geográfica y tampoco cuenta con datos actualizados, sólo con corte a marzo de 2019, cuando se reportó que tan sólo la plataforma de Airbnb contaba con mil 078 propiedades en la metrópoli (con cuatro mil 644 habitaciones).

De acuerdo con el Código Fiscal de Jalisco, las personas físicas y jurídicas que realicen actividades objeto de impuestos estatales deberán solicitar su inscripción en el Registro Estatal de Contribuyentes.

Las plataformas de hospedaje ofrecen costos más bajos a los turistas en Jalisco, pero la mayoría continúa evadiendo impuestos. EL INFORMADOR/A. Camacho

Mínima, la recaudación por las plataformas de hospedaje

En los últimos dos años, las plataformas digitales de alojamiento han pagado dos millones 024 mil pesos por el Impuesto Sobre Hospedaje en Jalisco (que es del 3%), según información entregada vía Transparencia por la Secretaría de la Hacienda Pública del Estado. 

Estos recursos se encuentran por debajo de los 30 millones de pesos anuales que deberían reportar a la Entidad, según estimaciones de la Asociación de Hoteles de Jalisco, que critica la competencia desleal frente a estas aplicaciones, que han tenido un crecimiento importante sin reportar a las arcas.

El cobro de ese impuesto dirigido a las plataformas está vigente desde 2018. Sin embargo, las autoridades no han podido hacerlo cumplir, aunque en febrero pasado el gobernador anunció que se comenzaría a cobrar un mes después.  

De acuerdo con la información otorgada por la dependencia estatal, las aportaciones comenzaron en julio de 2020. Durante el año pasado se recaudaron 899 mil pesos y durante los dos primeros bimestres del actual han ingresado un millón 125 mil pesos. 

Pero el Gobierno estatal no cuenta con el padrón del total de propiedades que deben cumplir con esta obligación, por eso hay una evasión importante. 

La Ley de Hacienda del Estado establece que las plataformas digitales de servicios de hospedaje deberán presentar, a más tardar el día 15 posterior a cada bimestre, la declaración para el impuesto en los términos que establezca la Secretaría de la Hacienda Pública de Jalisco, “y con apego a los ordenamientos en materia de protección de datos personales en posesión de los sujetos obligados”. 

De acuerdo con la plataforma de Airbnb, que es la de mayor cobertura, “en las áreas en las que ha llegado a los acuerdos con los Gobiernos estatales está obligada por ley a recaudar y pagar impuestos locales a nombre de los anfitriones”. En las políticas de la empresa se puntualiza que esto puede aplicarse en los Impuestos Sobre la Ocupación, los Impuestos al Valor Agregado (IVA) y los Impuestos Sobre Bienes y Servicios en el Alojamiento. 

Sin embargo, en la lista de los Estados en los que la compañía cumple con estas obligaciones no aparece Jalisco. Sólo Baja California, Baja California Sur, Estado de México, Ciudad de México, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa y  Yucatán.

¿Qué dice la ley?

La Ley de la Hacienda Pública de Jalisco señala lo siguiente sobre el Impuesto de Hospedaje:

Artículo 47 

Menciona que se entiende por prestación de  servicios de hospedaje, el otorgamiento de albergue a cambio de una contraprestación, sea cual fuere la denominación que ésta tenga, incluidos los servicios de hospedaje que se oferten a través de las plataformas digitales, independientemente de su temporalidad.

Artículo 49

Las personas que presten los servicios de hospedaje, así como las que tengan a su cargo la administración y operación de los sistemas de tiempo compartido, están obligadas a lo siguiente:

Presentar los avisos de inscripción o modificación ante el Registro Estatal en los términos que disponen los artículos 50, 51 y demás aplicables del Código Fiscal del Estado. 

Trasladar el impuesto a las personas a las que se preste el servicio de hospedaje y enterarlo en las oficinas autorizadas dentro del plazo señalado en este capítulo.

Artículo 49 bis

Se entiende por plataforma digital, a la aplicación de los servicios de hospedaje que la persona física o moral administradora del programa informático, opera en su carácter de gestor,  intermediario, promotor, facilitador o cualquier otra actividad análoga, para permitir a los usuarios contratar servicios de hospedaje en inmuebles con terceros.  

La plataforma digital de los servicios de hospedaje deberá inscribirse ante el Registro Estatal, en el carácter mencionado, a efecto de coadyuvar en el cumplimiento de lo establecido en los artículos 50, 51 y 52. 

De igual forma estará obligada a retener el impuesto a las personas a las que se preste el servicio de hospedaje y enterarlo en las oficinas autorizadas dentro del plazo señalado en este capítulo.

Artículo 52 

Indica que la plataforma digital de servicios de hospedaje deberá presentar a más tardar el día 15  posterior a cada bimestre del año natural, la declaración del impuesto al Gobierno estatal.

Airbnb, la plataforma de hospedaje más popular, no incluye a Jalisco en la lista de Estados con los que cumple obligaciones fiscales. AFP/Archivo

Se deslindan

  • Debido a que las autoridades de la administración central respondieron por Transparencia que el Instituto de Información Estadística y Geográfica es uno de los sujetos obligados para concentrar datos sobre la presencia de las plataformas digitales de hospedaje en la Entidad, se le solicitó también la información, pero respondió que sólo tiene estadística con corte a marzo de 2019. 
  • En esa fecha, el organismo emitió un reporte en el que informó sólo sobre la operación de la empresa Airbnb, que ofrece alojamientos particulares y turísticos sin intermediarios. “Una persona (anfitrión) puede ofertar una o varias habitaciones de su hogar,  incluso viviendas completas con sus futuros huéspedes. Esa empresa fue fundada en 2008,  tiene presencia en más de 192 países y 33 mil ciudades, con una oferta estimada de dos millones de propiedades registradas”. 
  • Se puntualiza que, para 2011, la plataforma contaba con una oferta pequeña de 80 propiedades en los principales municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara, pero en marzo de 2019 el total de inmuebles activos era de mil 078.
  • “A diferencia de lo que pasa en ciudades antiguas (como las europeas), en la Zona Metropolitana de Guadalajara se localiza con mayor intensidad en la parte Poniente de la ciudad, que es relativamente nueva y que se caracteriza por tener un nivel socioeconómico más elevado que el resto”,  indica el  instituto.  
  • De los municipios seleccionados de la metrópoli, Guadalajara y Zapopan concentraban el mayor número de propiedades registradas, con 849. 
  • En el documento se precisa que el precio promedio por cama para los alojamientos es de 429 pesos, un precio por debajo de la mayoría de los hoteles. 
  • “Para marzo de 2019,  tuvo una oferta de cuatro mil 644 habitaciones. Además, en la Zona Metropolitana de Guadalajara hay un total de 54 anfitriones con más de una propiedad registrada”. El precio promedio por noche era de dos mil 293 pesos por cada propiedad.

REFORMAS FEDERALES

Retienen ISR

Tras las reformas en el Congreso de la Unión, las plataformas de hospedaje que ofrecen sus servicios a través de internet comenzaron a retener desde septiembre pasado el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a los anfitriones de las propiedades. 

Se trata de las últimas modificaciones al Código Fiscal de la Federación. De esa forma, las empresas digitales deben retener desde el 2% y hasta el 10% a quienes renten sus inmuebles a través de su plataforma. Los anfitriones, además, deberán realizar las declaraciones correspondientes antes las autoridades fiscales federales.

Con base en las modificaciones al Artículo 113-A de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, se aplicarán distintos porcentajes de retención dependiendo del monto total que perciban las personas físicas por conducto de las plataformas.

Si un anfitrión, por ejemplo, tiene un ingreso mensual de hasta cinco mil 500 pesos, la tasa de retención será del 2 por ciento. 

En caso de facturar por servicios de hospedaje hasta 15 mil pesos, el impuesto será del 3 por ciento.

Si ingresan hasta 35 mil pesos por la renta de un departamento a través de las plataformas de hospedaje, el ISR será del 5 por ciento. 

Y para facturaciones de más de 35 mil pesos, la retención será el equivalente al 10 por ciento.

TESTIMONIO

“El beneficio es el bajo costo”

En 2019, Abimael López comenzó a utilizar plataformas de hospedaje. En junio del año pasado viajó con otra persona a Puerto Vallarta y pagó mil 700 pesos por seis noches en un departamento. 

“Impensable pagar eso en un hotel en Puerto Vallarta… cuando un hotel ‘barato’ te cobra mínimo unos 400 pesos por noche. El lugar estaba a tres cuadras del malecón, con todos los servicios (aire, cama grande, televisión, cocina completa y agua caliente). A la anfitriona sólo la conocí cuando me entregó las llaves y listo”.

El tema económico es uno de los motivos por los que prefiere este tipo de servicios. “El beneficio es el bajo costo”. 

Además de Puerto Vallarta, agrega que usó la aplicación para hospedarse en Mazamitla, pero también cuando acude a otros lugares del país. 

López, quien vive en Tlaquepaque, acentúa que prefiere esa plataforma digital con respecto a los alojamientos tradicionales, porque tienen mejores precios, además del plus de sentirse “como en casa”. 

“Disfruto mucho conocer los lugares a donde viajo, estando en un departamento rentado siento esa libertad de poder estar todo el día fuera de ahí. En cambio, pagar un todo incluido, por ejemplo, te mantiene atado al lugar para no tener que hacer gastos extra de alimentación, en caso de que quieras salir”. 

Recuerda que en abril pasado pagó de nuevo el hospedaje tradicional porque viajó a Tequila y tuvo que quedarse en el lugar, pese a que no lo tenía planeado. De nuevo tuvo que pagar una tarifa alta. 

“No pensé que tendría la necesidad de quedarme, entonces no busqué en la plataforma digital previamente. Tuve que buscar hotel y no encontré habitaciones disponibles, más que en un hotel boutique donde pagué como dos mil 300 por esa noche”. 

Aunque se muestra una recuperación, las cifras se ubican por debajo de las obtenidas en años anteriores. EL INFORMADOR/Archivo

SECTOR HOTELERO

Lenta recuperación

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo de Jalisco, la ocupación hotelera de los principales destinos se ubicó en 39.9% (con corte a mayo pasado). En 2020 cerró en 31.8%. Aunque se muestra una recuperación, las cifras se ubican por debajo de las obtenidas en años anteriores. 

En este indicador sólo se consideran los destinos integrados a DataTur: Puerto Vallarta, Zona Metropolitana de Guadalajara, Ribera de Chapala, Costa Alegre y San Juan de los Lagos. 

 “La contingencia sanitaria por el COVID-19 fue el factor que influyó para que el porcentaje de ocupación hotelera tuviera una baja pronunciada en abril. Los valores registrados muestran un comportamiento ‘atípico’ en virtud de los factores sanitarios, por ello las cantidades reflejadas tienen una disminución en comparación con las cifras históricas”, de acuerdo con lo que reporta la Secretaría de Turismo de Jalisco. 

En enero pasado, la Asociación de Hoteles de Jalisco reconoció que la contingencia sanitaria golpeó al sector, registrando bajas históricas en la ocupación. “Las afectaciones son severas…  y aunque ningún hotel ha cerrado sus puertas de manera definitiva, las operaciones de los mismos se han visto afectadas. La afluencia turística, el porcentaje de ocupación hotelera, así como la derrama económica, cerraron el año 2020 a la baja en Jalisco”. 

El pasado 14 de junio, el coordinador general de Crecimiento y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado, Alejandro Guzmán Larralde, anunció que los hoteles y moteles comenzarían a operar al 80% de su capacidad, el porcentaje más alto con respecto al resto de los sectores económicos.

La cifra

39.9%, porcentaje de la ocupación hotelera en los principales destinos del Estado, durante los primeros cinco meses de 2021.

TELÓN DE FONDO

Venden hoteles 

La pandemia del  nuevo  coronavirus provocó que, a principios de este año, alrededor de 50 hoteles se pusieran a la venta en el país,  de los cuales ocho correspondían a Jalisco, debido a que entraron en “una quiebra técnica”. 

Juan Carlos Mondragón Castañeda, presidente de la Asociación de Hoteles de Jalisco, declaró que es difícil que los establecimientos se declaren en quiebra porque la mayoría son dueños de esos espacios, a diferencia de lo que sucede con otros sectores, como el restaurantero, los cuales pagan rentas. 

“Lo que genera una especie de quiebra técnica es la operatividad diaria, que ya no se puede mantener, y lo que hace un hotelero es que vende su propiedad y con ese dinero paga sus pasivos, pero se queda sin negocio”.

De los ocho hoteles que se pusieron a la venta en la Entidad, dos se ubican en la Zona Metropolitana de Guadalajara (uno de ellos todavía no se terminaba de construir). Otros cinco están en Puerto Vallarta y uno más en Barra de Navidad. 

“En 35 años que tengo de hotelero jamás había visto 50 hoteles en venta en un mismo tiempo en el país. Lo que podemos traducir es que son 50 quiebras técnicas de gente que ya no puede mantener la operación”.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina de los costos de las plataformas de hospedaje?

Participa en Twitter en el debate del día @informador