Lunes, 20 de Septiembre 2021
RICARDO VILLANUEVA. El rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG) dice que pugnarán por un subsidio ordinario sin recortes y el regreso de los fondos extraordinarios. EL INFORMADOR • G. GALLO
Jalisco

Ante recortes, Ricardo Villanueva llama a defender UdeG

El rector destaca el aumento en la matrícula pese a los recortes federales, pero exige el regreso de fondos extraordinarios

El Informador

00:00:32

A dos meses de que el Gobierno federal presente el paquete económico del próximo año, la Universidad de Guadalajara (UdeG) pugna por un subsidio ordinario sin recortes y el regreso de los fondos extraordinarios destinados a las casas de estudio públicas del país, las cuales han visto una reducción de 17 mil millones de pesos en los últimos seis años.

Debido a que en el mismo periodo la Universidad ha tenido una baja presupuestal de dos mil 203 millones de pesos en términos reales, el rector Ricardo Villanueva Lomelí declara que todavía no se tiene planeada alguna protesta en las calles, “pero sí tendríamos que empezar a pensar en otras estrategias”.

En años anteriores, recuerda, la UdeG demostró posturas claras para exigir un mayor presupuesto.

“Se han hecho públicas a través de desplegados, hemos realizado las gestiones (ante la Secretaría de Educación Pública), pero todas las universidades públicas debemos despertar en caso de que se quiera hacer lo mismo el siguiente año (más recortes)”.

Dice que si el Gobierno federal no regresa los fondos extraordinarios (de 18 ya sólo queda uno), “todas las instituciones de educación superior tendríamos que levantar la voz”.

Villanueva señala que llevan dos años con presupuestos que crecen considerando sólo la inflación.

“Sólo veo una inversión de mil millones de pesos en las Universidades para el Bienestar Benito Juárez. Mi pregunta es: ¿Dónde están esos 17 mil millones de pesos que no están en la educación superior?”.

Pese a las afectaciones, en los últimos 10 años la matrícula de la UdeG creció en 110 mil estudiantes, aunque el promedio de absorción no cambió. “Seguimos no admitiendo al 50% (como hace 10 años)”. Actualmente suman 310 mil 845 estudiantes en todos los niveles.

“Nos faltan tres prepas para garantizar el 100% de admisión presencial”. Y en su periodo proyecta concretar también dos centros universitarios en Tlaquepaque y Tlajomulco.

Se tiene una bolsa de 122.5 millones de pesos para iniciar las obras, pero se requieren más de mil 500 millones para completarlas. Insiste en que, para lograrlo, se requieren recursos extraordinarios de la Federación. “Iremos gestionando”.

RICARDO VILLANUEVA. El rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG) dice que pugnarán por un subsidio ordinario sin recortes y el regreso de los fondos extraordinarios. EL INFORMADOR • G. GALLO

Apuesta Ricardo Villanueva por los centros multitemáticos en metrópoli

  • El siguiente año insistirá ante el Consejo General Universitario en las reformas para que los centros de estudio tengan diversas carreras

La  meta de Ricardo Villanueva Lomelí como rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG) es que antes de concluir su periodo al frente de la casa de estudios (2019-2025), se logre que los centros universitarios sean multitemáticos. “Quitarles esa camisa de fuerza a los campus temáticos”.

Actualmente están especializados en un campo disciplinar, por ello el rector cuestiona que el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) no pueda impartir carreras de economía o por qué el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) no tenga licenciaturas en derecho.

“Los campus regionales son multitemáticos y  funcionan  mejor.  Me tocó ser rector de un campus así (en Tonalá).  Cuando se junta un estudiante de medicina con uno de derecho o con uno de artesanías, suceden cosas maravillosas”.

Reconoce que en lo que va de su gestión no se ha podido avanzar en esta propuesta. “Eso lo planteé desde que me presenté al Consejo General Universitario, que los campus fueran así, y es algo que está pendiente”.

Además de apostar por los campus multitemáticos, el rector se compromete a que en su periodo se sienten las bases hacia un modelo híbrido de enseñanza: clases virtuales y presenciales.

Recuerda que durante la pandemia, la Universidad tuvo conferencias en línea con hasta cinco mil personas conectadas de manera simultánea y los maestros se familiarizaron con el uso de las plataformas, entre otras buenas prácticas que dejó la enseñanza a distancia.

Pese a esto, aclara que no concibe una Universidad virtual al 100%.  “La  UdeG tiene un papel  más allá de la docencia o  lo académico. Sí creo que las escuelas tienen un rol de socialización que no se cubre”.

En lo que sí se podría avanzar  es que las clases se puedan transmitir en línea en todas las aulas de la Universidad, y que en los programas educativos se defina cuáles se deben impartir de manera presencial y en línea.

Villanueva añade que en su administración podrían sentarse las bases para lograr el modelo híbrido.

“Es algo que va a tardar más que mi periodo para consolidarse, sin duda, pero también tengo claro:  si  no lo inicio,  ya no se iniciará. Me doy  con que, en mi administración, un programa de estudios pueda estar diseñado con dos modalidades de enseñanza (presencial y virtual). Eso hoy no se puede”.

La aportación media que realiza la Federación a las universidades de todo el país es de 70%, mientras que en Jalisco sólo pone el 52%

- Ricardo Villanueva, rector de la UdeG.

¿Qué les diría a Lemus, Alfaro y López Obrador?

  • “A Pablo Lemus (alcalde electo de Guadalajara) le pediría ser un buen presidente municipal. Y un terreno para construir una preparatoria en el Sur de Guadalajara”.
  • “Al gobernador, seguir escuchando. Tener diferencias, pero ponernos de acuerdo y seguir apoyando el CUTlajomulco, el CUTlaquepaque y tres preparatorias nuevas”.
  • “Al  Presidente Andrés Manuel López Obrador sólo le pediría que viniera a conocer a   la UdeG. Le cambiaría totalmente su opinión. Va a querer replicarla en todo el país”.

Redirecciona presupuesto a las obras

La bolsa de mil 300 mil millones de pesos obtenida a través de la política de austeridad, se redireccionó  para concluir  380 obras  inconclusas que fueron heredadas de gestiones anteriores, así como equipamiento. “Todas tienen el dinero para fondearse. No podría decir que ya todas estén terminadas, porque están algunas en proceso, pero todas tienen el dinero para terminarse”.

Entre los centros educativos que se recibieron con obras pendientes se encuentran la Prepa 21, en Zapopan. “En agosto ya recibe clases, es una preparatoria nueva. Justo en la  Prepa 17 (en El Salto) había un auditorio que llevaba seis años que no se terminaba y le faltaban como dos millones de pesos. La Prepa 2 (en Guadalajara) tenía un gimnasio de usos múltiples a medias, que está por concluirse”.

En el Centro Universitario de la Costa se tenía pendiente concluir la construcción de la biblioteca, que se empezó hace como 10 años. “Ya tenían hasta los muebles, pero no se podía usar. Ya se va a inaugurar”.

El rector aclara que,  en lo que va de su administración, no se han hecho obras nuevas, porque la prioridad es concluir los proyectos que estaban a medias.

El recorrido por los planteles le permitió conocer los problemas.  “En Mazamitla, un pasillo lo hicieron salón.  ¿Y cuándo me voy a dar cuenta de eso?  Nadie me  lo platicará, para que me llegue información de los 176 planteles, sólo visitándolos. Para mí ha sido clave ir  a las escuelas y después de eso traerlo al Consejo de Rectores”.

Cuando inició su periodo, Villanueva le solicitó al Consejo de Rectores que hicieran un listado de todas sus necesidades. Una vez conocida la lista de pendientes, propuso que en lugar de repartir el presupuesto para el gasto de operación de cada centro, se destinara  para cubrir las obras  inconclusas. “Ese fue un cambio de paradigma interesante”.

Esto permitió también que se intervinieran 600 aulas. “Y la idea es dignificar mil aulas por año en lo que resta para completar las cuatro mil 696 (pendientes)”. Además, se hicieron compras de mil pantallas para que todas las aulas tengan un esquema multimedia. “Estamos metiendo internet en todas las preparatorias. Estamos equipando lo básico”.

PLANES.  Ricardo Villanueva recuerda que están pendientes tres preparatorias en Guadalajara, Tonalá y Tlajomulco, así como los centros universitarios en Tlajomulco  y Tlaquepaque. EL INFORMADOR• G. Gallo

Debate fiscal y austeridad

  • La Universidad de Guadalajara atenderá el llamado del gobernador para sumarse a la discusión de un nuevo pacto fiscal
  • La red universitaria para gasto de operación no ha crecido ni siquiera la inflación
 
  • Para generar ahorros, todas las dependencias de la administración central redujeron su presupuesto en 20%
 
  • En cargos directivos redujimos más de 100 plazas directivas. Nos generan economías por 60 millones de pesos al año
  • 80 trabajadores ganaban cinco mil 800 pesos al mes y les subimos el piso a ocho mil
 
  • Se quitaron carros ejecutivos y la prestación de celulares a todos los rectores y coordinadores
 
  • La instalación de huertos solares representa un ahorro de dos millones de pesos anuales en el pago de luz eléctrica
  • Se generaron economías por mil 300 millones de pesos para infraestructura y equipamiento

CRISIS SANITARIA

Pandemia reactivó servicio social

La pandemia del COVID-19 dejó un saldo positivo a la comunidad universitaria, considera el rector, pues le permitió recuperar el espíritu del servicio social “que en ocasiones se nos había apagado”.

Las acciones que desarrolló la casa de estudios en favor de la sociedad fue gracias a la extensión universitaria. “Jalisco tenía una Universidad hace 30 años que era pura docencia, casi no había investigación, y la extensión para mí es cómo  se despliega para llegar a quienes no tienen acceso”.

Aunque  la UdeG es de  todos los jaliscienses, puntualiza,  no todos tienen acceso.  “Ese despliegue de extensión que tuvo la UdeG resaltó el espíritu universitario otra vez. Nos sentimos útiles, nos sentimos socialmente responsables”.

La inversión destinada en las últimas décadas para ampliar la oferta e infraestructura educativa, insiste, permitió que la UdeG fuese fundamental en el diseño de estrategias para prevenir y atender la contingencia sanitaria en la Entidad.  

Considera que la participación de la comunidad universitaria tuvo tres momentos claves durante la pandemia. El primero, las proyecciones de los investigadores sobre cómo podría comportarse el virus en Jalisco. “Fue un primer aporte porque permitió alertar al gobernador en la toma de decisiones con anticipación”. El segundo fue poner las capacidades humanas, materiales y de infraestructura a cargo de la casa de estudios para prevenir y cortar las cadenas de contagio.   Y el tercero,  la participación en las jornadas de vacunación. “Pusimos todas las capacidades para que la vacunación fuera con dignidad y nos esforzamos porque se viera”.

PUNTEO

Cuestiona los recortes

  • Pese a los recortes presupuestales, la UdeG es la Universidad que tiene los mejores indicadores de calidad de entre todas las instituciones públicas de educación superior del país. “Jalisco es el Estado que más invierte en la educación”.
  • Precisa que la Entidad invierte cerca de seis mil millones de pesos en su universidad pública, ubicándose en el primer lugar a nivel nacional, seguida por la de Veracruz, con dos mil 800 millones de pesos.
  •  “Jalisco invierte más del doble en educación superior en su universidad, que el segundo lugar. Un Estado que demuestra que le invierte de su dinero a su universidad, debe tener el respaldo del Gobierno federal”.
  • La aportación media que realiza la Federación a las universidades de todo el país es de 70%, mientras que en Jalisco sólo pone el 52 por ciento.
  • “Hay que discutir por qué en Yucatán, el costo per cápita por estudiante es de 74 mil 622 pesos, y el costo per cápita en la Universidad de Guadalajara es de sólo 20 mil 167. Somos la universidad que tiene el presupuesto más bajo por alumno en el país, teniendo los mejores indicadores de calidad”.

Prevé que empresas aporten 50 millones a las aulas

Una vez recuperadas por las afectaciones económicas provocadas por la pandemia, el Corporativo de Empresas Universitarias deberá realizar nuevamente aportaciones para infraestructura educativa y desaparecerán las que no dejen ganancias.  “Aspiraría a que estas unidades productivas  nos pudieran dar 50 millones de pesos al año. Ahorita están sobreviviendo por la pandemia”.

A partir de 2019, las empresas comenzaron a realizar aportaciones a la Universidad. El año pasado entregaron 20 millones de pesos. Los recursos se han destinado para la construcción de aulas en la Prepa 22 en Tlaquepaque, entre otras acciones. “Tenemos un dinero para Tlajomulco”.

Recuerda que las ganancias generadas por las empresas durante 11 años se destinaron  para pagar la construcción del Auditorio Telmex. Incluido el pago de un crédito por 120 millones de pesos, del que la Universidad fue aval.

Rechaza que el presupuesto ordinario de la casa de estudios se destine para construir auditorios.

Ese recurso, acentúa, es para las actividades sustantivas de la UdeG. “Nunca se ha tomado dinero que era para las aulas, para construir el  Telmex”.

En lo que sí han participado es en la gestión de recursos federales y estatales que están etiquetados para infraestructura cultural.

Enfatiza que  todas las empresas deben cumplir con brindar un beneficio social y generar recursos extraordinarios para que sus ganancias se conviertan en patrimonio universitario. “Teníamos una gasolinera y la cerramos”. También se decidió cerrar una que se creó para la transición energética. No dio resultados.

Reconoce que las empresas siguen en crisis, por ello en este año no realizarán aportaciones a la casa de estudios.

La Feria Internacional del Libro, por ejemplo, tenía algunos saldos a favor de otros años y se los acabaron para sostener la edición pasada.

Y toda la información sobre los ingresos y egresos se reportan en la cuenta pública.

ELECTORAL

“No me pienso distraer” 

  • Ricardo Villanueva aclara que no tiene aspiraciones electorales. “No me pienso distraer ni un segundo en ninguna aspiración electoral”.
  • Aclara que le gustaría continuar en el servicio público y,  si después de su periodo como rector lo invitan a participar electoralmente, tal vez lo pensaría. “No descarto nada”.

Sigue #DebateInformador, participa en Twitter en el debate del día @informador

Universidad de Guadalajara

¿Qué opina del trabajo de la UdeG ante la pandemia?

JL