Domingo, 07 de Junio 2020
null
Jalisco

Alistan renovación de semáforos de 25 avenidas

Proyectan, en una primera etapa, el cambio de mil 899 equipos en 371 intersecciones; la cobertura será de 210 kilómetros

El Informador

El próximo año, el tránsito vehicular de vías como Periférico, López Mateos, Patria Poniente y 8 de Julio será menos complicado en las horas de máxima demanda, una vez que se instale la red de semáforos inteligentes por parte del Gobierno de Jalisco.

A principios de 2020 se lanzará la licitación para renovar el sistema de semaforización que opera en los 25 corredores de mayor conflicto vial de la Zona Metropolitana de Guadalajara, con el objetivo de optimizar el tránsito y disminuir los tiempos de recorrido.

El titular del Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), Mario Silva, aclara que el proceso se retrasó porque les interesaba analizar los resultados de la prueba piloto que se desarrolló con cinco empresas interesadas en operar esta tecnología para garantizar la calidad del servicio y evitar la corrupción.

En una primera etapa se incluye el cambio de mil 899 semáforos ubicados en 371 intersecciones, para alcanzar una cobertura de 210 kilómetros de vías.

En esa fase se invertirán 250 millones de pesos del crédito de cinco mil 250 millones que se autorizó al Gobierno estatal para infraestructura, pero se proyecta invertir 400 millones para atender los corredores de forma integral. “Priorizamos los que presentan los equipos más obsoletos, la mayor saturación vehicular y en donde el flujo vehicular de las vialidades está rebasado”.

La tecnología, que ya se pudo observar a través de la prueba piloto, les permite hacer programaciones de semáforos para garantizar que estén sincronizados y lograr las “mareas verdes” (flujo sin interrupciones).

El titular de la Agencia Metropolitana de Servicios de Infraestructura para la Movilidad, Adrián López González, acentúa que la manipulación de las fases y tiempos a través de los semáforos adaptativos permitirá agilizar el tránsito cuando se presente algún choque, inundación o cualquier contingencia.

Subraya que exigieron a los proveedores contar con un sistema de almacenamiento de energía para hacer frente a las fallas.

El corredor de mayor alcance es el Periférico (52 kilómetros). En éste se mejorará el flujo, ya que la velocidad promedio pasará de 65 a 80 kilómetros por hora. Le sigue López Mateos (21 kilómetros), donde la velocidad promedio podría pasar de 25 a 50 kilómetros por hora, aunque se reconoce que es una de las vías en las que el tránsito seguirá siendo inestable.

Prometen mejorar vialidades con semáforos inteligentes

De los 25 corredores que contarán con un sistema inteligente de transporte (ITS, por sus siglas en inglés), se proyecta que 52% tenga un nivel de servicio A y B; es decir, con flujo libre.  

En el caso del servicio A, los conductores tienen condiciones para elegir sus velocidades y libertad para maniobrar. Mientras que el nivel B también se puede transitar sin problemas, pero comienzan a verse limitadas las maniobras. 

Por ejemplo, el crucero de Moctezuma y Manuel J. Clouthier pasará de nivel B al A. En este caso, la velocidad promedio actualmente es de 18 kilómetros por hora y podrá alcanzar los 40. 

Otro corredor que mejorará su estado en estos niveles de servicio es el de Adolf B. Horn y Periférico, que impacta en los municipios de Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga.

Pasaría de 36 a 50 kilómetros por hora. “Damos prioridad a estos 25 corredores que los veremos en la parte externa de la ciudad, que realmente se han convertido en las vías de acceso y donde se mueven muchas centralidades...  es una población que se dirige a las zonas de trabajo y vivienda”, destacó el titular de la Agencia Metropolitana de Servicios de Infraestructura para la Movilidad, Adrián López González.  

Sin embargo, aclara que no todos bajarán los niveles de servicio. “Hay vialidades que, por más estrategia que quisiéramos integrar, no es posible”. 

Recuerda que en el pasado se tenían vialidades sincronizadas, pero las únicas que lo conservan están en el Oriente de la ciudad o en el par vial que permite un traslado ágil con velocidades reales de 50 kilómetros por hora.  “No podemos hablar de una situación así en 8 de Julio, pues tenemos una velocidad de 37 kilómetros por hora. Entonces, ¿qué pasaría si mejoramos la velocidad y la mantenemos en 50 kilómetros por hora? Pues mejoramos inevitablemente el nivel de servicio”. 

De esta manera se podrá mover en “pelotones” un mayor número de vehículos permitiendo la luz verde del semáforo. 

Por su parte, el titular del Instituto de Planeación Metropolitana (Imeplan), Mario Silva, resalta que no hablarán de mejoras en la velocidad sino en el nivel de servicio. “En el paradigma de la seguridad vial, siempre que hablas de aumentar la velocidad, la primera reacción es que aumenta la siniestralidad”. 

Mejoras en la primera etapa

  • Control de los ciclos de los cruceros.
  • Priorizar corredores con transporte público. 
  • Agilizar las vías con conflicto vial.
  • Disminuir los tiempos de recorrido. 
  • Control de los corredores en cada contingencia.
  • Los corredores de López Mateos y Camino Real a Colima son de utilidad con la estrategia de transporte de carga.

Tendrán mayor sincronización

Una vez que se ponga en marcha el nuevo sistema de semaforización en las vías principales de la ciudad se mejorará la sincronización, asegura el titular de la Agencia Metropolitana de Servicios de Infraestructura para la Movilidad.  

Aclara que la tecnología satelital con la que se cuenta actualmente para el manejo de 52% de la red de semáforos de la ciudad sólo permite manipular los equipos tres veces al día. “Entonces tú no puedes calibrarlos correctamente porque por mucho que estén calibrándolos se van a desconfigurar. La tecnología de los semáforos adaptativos lo que hace es que, con las cámaras, se pueden medir los volúmenes de tráfico, y con la comunicación en el cuarto de control se puede programar directamente el verde o el rojo… eso te permite mejorar los niveles de servicio (calidad del flujo vehicular)”. 

Recuerda que el sistema satelital data de 1998, mientras que el computarizado, que es el que tiene comunicación con el centro de control, se puso en marcha en 1994. “Sólo se le da servicio al 48% de la red de semáforos actuales”. 

Con la nueva tecnología, explica, la intención es comenzar a trabajar con la programación de las fases y tiempos de los equipos. 

Apunta que en el caso de Lázaro Cárdenas, por la mañana se puede tener una carga vehicular bastante pesada, mientras que en otras horas del día se aligera. “Las fases y tiempos van en relación a estos picos durante el día, y podemos desarrollar diferentes fases y tiempos para atender el incremento de vehículos”. 

Añade que la mayoría de los semáforos satelitales contempla de cinco a seis planes de tiempo por día. “Y esos planes (de programación) están limitados. Cuando tienes un controlador más grande, ahí se te permite incluso tener planes y programas con fases peatonales”. 

Con estos sistemas, las autoridades difícilmente pueden manipularlos para atender, por ejemplo, los horarios de salida de una escuela. “En los horarios de la tarde es cuando más se complica”.

Intervenciones oportunas

A través del nuevo sistema de semaforización, la Secretaría de Transporte busca mejorar los tiempos de intervención de los semáforos dañados. “Tener mayor incidencia o logro de ataque”, destaca Daniel Tovar, gerente de Control de Tránsito. Incluso, podrán conocer cuáles semáforos están fallando sin necesidad de que la ciudadanía presente una queja.

“Con este nuevo sistema lo que se pretende es, al menos, tener información del sistema satelital del cual no tenemos comunicación, saber cuándo nos está fallando o si hay alguna falla para poderla reportar a tiempo, no hasta que la reporten mediante redes sociales o llamadas telefónicas. Es tener un mayor control”. 

Puntualiza que la mayoría de los reportes que reciben es por semáforos apagados.

Aplican prueba contra corrupción

Previo a lanzar la licitación para contratar el nuevo sistema de semaforización se llevó a cabo una prueba piloto para conocer el desempeño de las empresas en la operación de esta tecnología, subraya el titular del Imeplan. 

Aunque se convocó a 12 empresas, al final participaron cinco porque implicaba una inversión por parte de éstas para operar la tecnología y el equipamiento que se instala para el funcionamiento de los semáforos. “Esto fue con el objetivo de que pudieran poner en práctica o en campo esos equipos y esas tecnologías, y ver en la realidad qué estaría pasando en caso de que se les contratara”. 

Acentúa  que esto permitirá reducir la corrupción en los procesos de adquisición de este tipo de sistemas. 

La prueba piloto se desarrolló en 11 intersecciones con condiciones viales similares y el mismo número de semáforos; entre éstos, el crucero de Patria y Cruz del Sur, Mariano Otero y Paseo de la Arboleda, López Mateos y Lázaro Cárdenas. Otro de los puntos fue el de Juan Gil Preciado y Ángel Leaño, en la zona de Zapopan.

“Ahí nos dio una lectura interesante dado que es un ingreso a la ciudad.  La verdad, le sufrió un poquito la empresa en su momento de arranque, pero nos dio muy buenos resultados”. 

La prueba se desarrolló del 25 de agosto al 1 de septiembre, y esto les permitió saber cuál era la capacidad de reacción para instalar un nuevo crucero prácticamente sobre lo que ya se tiene instalado en calle. Durante este proceso, una de las empresas no instaló en tiempo y forma. “Quedó de instalar un sábado y terminó por instalar un miércoles”. 

Proyectan carriles “reversibles” en López Mateos

Para darle mayor agilidad a López Mateos, el Imeplan analizará una solicitud de Tlajomulco sobre la posibilidad de operar carriles “reversibles” en las horas de mayor congestionamiento, informa Mario Silva

Consiste en una estrategia que se utilizaba sobre Circunvalación cuando las Chivas jugaban en el Estadio Jalisco. “Se tomaba otro carril de contraflujo para que fuera en el sentido de los carriles laterales”.

Para esta opción es necesario integrar una serie de variables como son el funcionamiento de los semáforos inteligentes, el programa de transporte escolar (que será presentado el próximo año) y las restricciones que se establecieron al transporte de carga pesada. 

Renovarán centro de control

Dentro de la licitación pública que se lanzará en enero próximo se considerarán también 35 millones de pesos para la renovación del Centro de Gestión del Tránsito, el cual no ha sido intervenido desde que se puso en marcha en 1994.  

Imagen de archivo del Control de Sistema de Semaforización Computarizada que operaba en el año 1995. EL INFORMADOR
Aspecto actual del Centro de Control de Semáforos de la metrópoli. EL INFORMADOR / A. Camacho

Con estos recursos se adquirirá un servidor para el almacenamiento de datos del nuevo sistema de semaforización, se cambiarán las consolas, se actualizará el software para la gestión del tránsito, habrá un monitoreo de los equipos y los reportes, y se tendrá un espacio para el área de proyectos de semáforos. 

De las 37 cámaras que operaban, actualmente se tienen sólo nueve en funcionamiento tras los daños provocados al cableado de los semáforos por las obras de la Línea 3.