Miércoles, 29 de Mayo 2024
null
Jalisco

Terapias y religión inciden en que continúen matrimonios en Jalisco

Jalisco es de los estados de México con menos divorcios, con una tasa de 1.23 por cada mil habitantes

El Informador

De acuerdo con especialistas, la religión y la terapia de pareja son factores que inciden en que los jaliscienses estén entre los que menos se divorcian en México. 

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el estado ocupa la posición 28 en cuanto a separaciones. Con una tasa de 1.23 rompimientos por cada mil habitantes, está sólo por debajo de Veracruz, Oaxaca y Chiapas

Esto ocurre mientras los divorcios van al alza en el país: en el último reporte del organismo se documentaron 166 mil. Un año previo fueron 149 mil. El Inegi explicó que si bien durante la pandemia bajaron las separaciones entre mexicanos, a partir de 2022, cuando comenzaron a reducirse los casos de COVID-19, fueron en incremento. 

Para Rafael Hurtado, del Instituto de Humanidades de la Universidad Panamericana, esto se debe a que la Entidad tiene alta presencia de la religión católica, lo que hace que las parejas casadas, pese a las complicaciones que atraviesan, decidan buscar soluciones para seguir juntas y conservar su matrimonio.

María Guadalupe González, de Consultoría SAFE-T (que se dedica a brindar asesorías a parejas que requieren apoyo), agregó que en este fenómeno también incide el que los esposos busquen terapia psicológica para mejorar su relación. 

En el territorio nacional, la edad promedio para contraer nupcias es de 34 años para los hombres y 31 para las mujeres.

El 14 de febrero las parejas suelen disfrutar tiempo juntas e intercambiar regalos. EL INFORMADOR/A. Navarro

Hay más divorcios tras la pandemia en México

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los divorcios en México registran un incremento en los últimos años: en 2022, fueron 166 mil 766 rupturas mientras que en 2021, fueron 149 mil. La cifra tuvo un repunte luego de la baja de divorcios reportada en 2020, año de la pandemia de COVID-19 en el cual se redujo la actividad de trámites.

Sin embargo, el registro de divorcios ha presentado una tendencia al alza constante desde el año 2013, cuando eran 108 mil, es decir, crecieron en casi 60 mil en 10 años con excepción del ya mencionado 2020.

Por Estados, Jalisco se ubica como la cuarta Entidad con menor promedio de divorcios a nivel nacional con una tasa de 1.23 casos por cada mil habitantes; por debajo del estado se encuentran Veracruz, Oaxaca y Puebla.

En contraparte, las entidades que más acumulan divorcios por cada mil habitantes son Campeche, Sinaloa, Nuevo León, Coahuila y Aguascalientes.

Pese a ello, se siguen registrando casos de divorcios, principalmente por la falta de comunicación, como fue el caso de Enrique Ramírez, quien contó que esta situación derivó en una infidelidad hacia su pareja lo que, a la postre, derivó en su ruptura:

“Falta de comunicación entre los dos, lo que trajo una serie de problemas: económicos, personales. Esa falta de comunicación nos llevó a tener problemas de varios tipos, y al no estar comunicados, al perder el interés, pues hubo una infidelidad”, explicó.

Pese a ello, señaló que hubo diálogo para tratar de solucionar el problema, ya que vivían en unión libre y acordaron formalizar el matrimonio, aunque la pérdida de confianza ya no se resolvió.

Francisco Valero Rodríguez, litigante del despacho de Abogados Valrich, señaló que es común que las parejas con menor duración en el matrimonio tiendan al divorcio, aunque es más probable que duren alrededor de cinco años para que haya una ruptura. “Los más comunes son los de un lapso de uno a cinco años en donde se da el divorcio; sin embargo, sí nos ha tocado ver divorcios de personas que tienen más de 15 a 20 años de casadas. Pero el índice más alto es de un matrimonio que después de los cinco años de casados se dan cuenta que no era lo que querían y acceden al divorcio”.

TÉRMINO LEGAL

El divorcio en México

Para obtenerlo, es necesario iniciar un procedimiento ante las autoridades correspondientes, presentando una solicitud y cumpliendo con los requisitos. Una vez concluido, se emite una sentencia que pone fin al vínculo, permitiendo a las partes contraer matrimonio nuevamente si así lo desean. 

Estados con mayor tasa de divorcios 
Estado Tasa por cada 1,000 habitantes
1. Campeche 4.75
2. Sinaloa  3.71
3. Nuevo León  3.58
4. Coahuila 3.32
5. Aguascalientes 3.25
29. Jalisco 1.23

Mayoría de parejas están casadas

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las personas casadas siguen siendo la mayor parte de la población en el país, principalmente por la tendencia al alza en cuanto al registro de matrimonios en los últimos años.

El organismo presentó datos sobre la situación conyugal de la población del país donde hay 100.6 millones de personas mayores de 15 años hasta el tercer trimestre de 2023. Del total, el 36.9% están casadas; le siguen los solteros con el 33.1 por ciento.

Gloria Llamas, quien tiene tres meses de casada por la vía civil, explicó que para ella era importante la certeza legal del matrimonio y contar con una persona para compartir metas y proyectos.

“Para nosotros lo más importante es el vínculo. Tomé la decisión de que quería casarme porque quería compartir mis metas, mi vida y mis proyectos con una persona, con mi pareja, además de la certeza legal del matrimonio que da la relación”.

“Una ventaja es vivir con tu mejor amigo, trabajar en equipo, amar, ser amado, compartir cargas, no solamente cargas económicas, sino emocionales y todo lo que implica un vínculo”, reveló.

Rafael Hurtado, del Instituto de Humanidades de la Universidad Panamericana, destacó la importancia del matrimonio en la sociedad y que, si bien hay un aumento en los divorcios en los últimos años, la mayor parte de las personas siguen permaneciendo casadas.

“El matrimonio siempre ha estado en un lugar central de la sociedad, no nada más por un tema de moral y ética, sino por una tradición cristiana. Sí ha habido un incremento de divorcios, pero mucha gente permanece casada, mucha gente sigue valorando el matrimonio y la familia como el primer gran valor sociocultural y eso llama la atención”.

Consideró que la cultura actual ha promovido al matrimonio como un contrato o compañeros de vida, es decir, con alguien en quien puedas compartir metas y proyectos y si se llega a estar en desacuerdo, se rompe el “acuerdo” y por ello, el matrimonio.

“Uno entra al matrimonio pensando que es una especie de contrato que se puede romper. Hoy en día, en la cultura postmoderna, se ha promovido que las parejas se vean como una especie de ‘partners’, se ven como socios. Lo típico de un socio que se identifica con el concepto de amistad. Permaneces junto con tu colega siempre y cuando haya un proyecto en común y si ese proyecto desaparece o tú en un momento dado te ves como rival en común, se rompe”.

LA VOZ DEL EXPERTO

Divorcios, por falta de comunicación e incompatibilidad 

María Guadalupe González, coordinadora de la Consultoría SAFE-T y familióloga.

Falta de comunicación y de compatibilidad entre parejas son las principales causas de divorcio, afirman especialistas en el tema.

María Guadalupe González, coordinadora de la Consultoría SAFE-T y familióloga, comentó que también se involucran temas de infidelidad entre alguna de las partes involucradas de la pareja, temas financieros, entre otros.

“Vemos que hoy hay muchos motivos por los que las parejas se divorcian, algunos de los más importantes son falta de compromiso, la comunicación influye para que esto suceda, la infidelidad, falta de intimidad, incompatibilidad, tema financiero y no podríamos dejar atrás el tema de violencia física y emocional”, explicó.

Para ella, la mayor parte de los divorcios se deben a incompatibilidad y también la falta de madurez de la pareja: “La incompatibilidad suele ser el 60% de motivos por el cual las parejas se divorcian porque no tienen la misma visión de lo que es el matrimonio y el compromiso y la falta de comunicación, el conocerse”.

“En los matrimonios es un factor importante, ya que el tema de madurez es fundamental en la persona, el tema de autoconocimiento, es muy complicado y es muy difícil conocer y aceptar el de tu pareja”, mencionó González.

Francisco Valero Rodríguez, abogado del despacho de Abogados Valrich, coincide en el tema de las infidelidades o la falta de compatibilidad entre las parejas según las atenciones que brindan en su despacho. “Las causas del divorcio pueden ser muy comunes, por ejemplo, cuestiones de infidelidades o simplemente incompatibilidad de carácter; la gente se le hace muy fácil decir ‘me voy a casar’ y al año se dan cuenta que no era la persona con la que querían estar y acuden al divorcio”.

La cifra de separaciones va en aumento desde hace dos años, según datos del Inegi. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

Algunos ven ventajas en unión libre previo al matrimonio

Previo a concertar el matrimonio, algunas personas que viven en unión libre consideran la opción como una forma de conocimiento y adaptación a la vida en pareja.

Alma Esparza, quien vive en unión libre con su pareja, Adrián, desde hace seis años, contó su experiencia de vida en este estatus, al señalar que han aprendido a convivir entre ellos tanto las cosas buenas como las malas de cada uno.

“Nos ha gustado mucho, en este punto ya estamos listos para dar el siguiente paso, pero en todo este tiempo, ha estado muy padre porque tuvimos experiencia hasta de tener ‘roomies’ (compañeros), vivir solos en pareja, ha sido una situación interesante y sí ha sido una previa a lo que será estar casados, en pareja, como un matrimonio”, dijo.

“Ventajas es que vas a aprender a convivir muchísimo con la otra persona, hay personas que se salen de sus casas hasta que se casan y pues ya están amarrados con alguien más y no les late. La ventaja fue esa, que nos pudimos conocer y ya con ese conocimiento, conscientemente ya tomaríamos una decisión de querer seguir”, dijo.

Comentó que también tomaron la decisión de vivir juntos para evitar el gasto de una boda, aunque si había algo en lo que no coincidieran y la posibilidad de una ruptura, no había necesidad de un divorcio por matrimonio de por medio.

“Por practicidad, porque viviendo juntos, ya en pareja, pero no tener para empezar el gasto de una boda y que si no nos gustaba algo, no había el compromiso de un matrimonio y no tener que divorciarse”.

Su pareja, Adrián, coincidió con las ventajas de tomar la experiencia previa de vivir juntos antes de poder formalizar: “Fue rápido el que nos hayamos ido a vivir juntos a los dos meses de conocernos y al vivir juntos, ya nos fuimos conociendo”.

Según cifras del Inegi, el 17.8% de las personas mayores de 15 años en México se encuentran en unión libre.