Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Deportes | Comienza el Abierto de Australia, que marca el regreso de la máximas figuras del tenis

Arranca el primer 'Grande' del año

Hoy se pone en marcha el Abierto de Australia, que marca el regreso de la máximas figuras del tenis mundial
Rafael Nadal. El español realiza una sesión de práctica previo a su debut en el Abierto de Australia. AFP / W. West

Rafael Nadal. El español realiza una sesión de práctica previo a su debut en el Abierto de Australia. AFP / W. West

MELBOURNE, AUSTRALIA (16/ENE/2017).- El regreso del suizo Roger Federer a un Grand Slam, la recuperación del español Rafael Nadal y el duelo por el número uno entre el actual líder de la ATP, el británico Andy Murray, y el serbio Novak Djokovic, defensor del título, serán entre otras las claves del Abierto de Australia que comienza hoy en Melbourne Park.

El primer “Grande” de la temporada se abre con numerosas incógnitas. Las citadas en el cuadro masculino, mientras que en el femenino la veterana estadounidense Serena Williams tiene al alcance romper la igualdad que mantiene con la alemana Steffi Graf, con 22 Grand Slams en sus respectivas cuentas (Margaret Court tiene el récord con 24).

Por su parte, la alemana Angelique Kerber necesita demostrar que su triunfo el año pasado en estas canchas no fue un espejismo, y la española Garbiñe Muguruza remontar el vuelo, tras lograr en 2016 su primer “Grande” en Roland Garros.

Para Federer y Nadal, dos veteranos de 35 y 30 años, respectivamente, el primer “Grande” del año se antoja una aventura. El suizo, salvo su participación en la Copa Hopman en Perth, lleva inactivo desde Wimbledon. Todos esperan su regreso con expectación, después de coronarse aquí campeón cuatro veces. No figura entre los primeros favoritos, y él mismo ha aceptado su condición alejado del duelo mediático entre Murray y Djokovic.

Nadal, noveno en la lista de cabezas de serie, campeón ante Federer en 2009, parece preparado para la cita. Quiere olvidar cuanto antes la derrota en primera ronda el pasado año contra su compatriota Fernando Vercasco, y lo acompañan esta vez en la parte técnica su tío Toni y Carlos Moyá, finalista en este torneo en 1997 ante el estadounidense Pete Sampras.

Los entrenamientos han dejado satisfechos a sus dos entrenadores, y Nadal, que ha advertido no obstante que los resultados se verán mejor reflejados dentro de tres meses, se presenta en un “Grande” con el recuerdo de que no gana uno de estos torneos desde Roland Garros hace tres temporadas.

Los dos meses y medio de receso competitivo para recuperarse de su muñeca izquierda le han servido después para ganar la exhibición de Abu Dhabi, y lograr los Cuartos en Brisbane, donde el canadiense Milos Ranoic cortó su trayectoria. Ahora es el momento de la verdad para él. Para demostrar si su físico aguanta los partidos al mejor de cinco sets.

Murray y Djokovic aparecen en todas las apuestas para levantar la corona de campeón. El británico acabó la temporada pasada como número uno, pero ha fracasado en cinco finales en Melbourne, las dos últimas consecutivas.

Cedió la de 2010 ante Federer y las otras (2011, 2013, 2015 y 2016) contra Djokovic. Nadie en la historia ha perdido seis finales de un Grand Slam. El ruso Marat Safin es el único jugador que cedió finales (2002 y 2004) antes de hacerse por fin con el título en Melbourne en 2005.

Djokovic se muestra también confiado. Ha ganado este torneo en seis ocasiones (2008, 2011, 2012, 2013 y 2016) y figura empatado con el australiano Roy Emerson en el tope de la lista. El serbio se encuentra más relajado tras obtener recientemente el título en Doha, salvando cinco puntos de partido contra Fernando Verdasco, con quien abre esta vez en Melbourne.

Kerber, la rival a vencer

La alemana Angelique Kerber es la rival a vencer este año en el Abierto de Australia, donde se coronó campeona en 2016, y lidiar con la presión que eso conlleva, además de sus obligaciones como número uno del mundo, son sus retos a partir de hoy.

“Un montón de cosas han cambiado y especialmente desde que gané aquí el pasado año. Fue mi punto de partida. Todo empezó aquí, por eso es bonito volver, porque tengo muy buenos recuerdos”.

Kerber comentó que se sintió emocionada cuando atravesó otra vez las puertas de Melbourne Park.

Temas

Lee También

Comentarios