Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Diciembre 2017

Suplementos

Suplementos | La unidad, en su model year 2017, podrá ofrecerse en configuración Coupé o convertible

La otra cara de la deportividad

La unidad, en su model year 2017, podrá ofrecerse en configuración Coupé o convertible
Ya sea coupé o convertible, el auto enseña el sello deportivo de la casa. ESPECIAL / BENTLEY

Ya sea coupé o convertible, el auto enseña el sello deportivo de la casa. ESPECIAL / BENTLEY

GUADALAJARA, JALISCO (14/ENE/2017).- Cuando escuchamos la palabra “deportivo”, se nos puede venir en mente un alemán bi-plaza de menudas dimensiones y con potencia increíble. Pero, para Bentley el Continental Supersports no se debe guardar nada, y a pesar de ser un poco más vasto en proporciones que los demás, conserva la esencia de los grandes deportivos.

Para empezar, esta unidad en su model year 2017 podrá ofrecerse en configuración Coupé o convertible, pero siempre con el sello distintivo de la casa inglesa. La frontal de este automóvil exhibe los clásicos faros redondos dobles, con una generosa parrilla con patrón de panal y acentuada por un marco cromado. El cofre es un tanto tosco, con líneas pronunciadas a los extremos, además de un par de entradas de aire, mismas que también se observan en la fascia delantera y salpicaderos laterales. Precisamente los flancos tienen pocos trazos, pero un ancho “hombro” da el músculo que la carrocería presume; la parte posterior incorpora elementos elegantes, con calaveras simples y líneas continuas, aunque con un pronunciado alerón que rompe con esa línea de sofisticación.

Al ser un vehículo de lujo se incorporan elementos de alta tecnología, como la pantalla táctil de buen tamaño; selector de modos de manejo y medidores digitales, por mencionar parte de lo más destacado en este rubro.

La potencia es un distintivo del Continental Supersports, pues incorpora un portentoso motor de doce cilindros dispuestos en “W”, de 6.0 litros y doble turbocargador, mismos que erogan 700 caballos de potencia y 750 libras-pie de torque. El conjunto mecánico es complementado por una caja automática de ocho cambios firmada por ZF; frenos carbo-cerámicos de alto desempeño y diversas piezas constituidas por fibra de carbono, como las puertas, por ejemplo.

Pese a verse pesado, en realidad se trata de un automotor relativamente liviano que logra la aceleración de 0-100 km/h en 3.5 segundos, según la armadora; hecho loable con todo el equipo de lujo que ofrece entre sus amenidades.

Evidentemente es un vehículo que está fuera del alcance del grueso de la población, pues de querer ser dueño de uno se tendría que desembolsar 396 mil dólares para la versión Coupé y poco más de los 325 mil billetes verdes para la versión descapotable.

Las unidades serán adquiridas sobre pedido en los concesionarios Bentley alrededor del mundo, los cuales ya reciben las peticiones y formas de personalización en muchos países.

Temas

Lee También

Comentarios