Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | Tras cuatro años de no visitar la Perla Tapatía, el DJ trajo sus beats de vuelta

Cómo saciar la sed por David Guetta

Tras cuatro años de no visitar la Perla Tapatía, el DJ volvió para poner a bailar a la ciudad
Cómo saciar la sed por David Guetta

Cómo saciar la sed por David Guetta

GUADALAJARA, JALISCO (10/SEP/2017).- Un layout de show con láser, pirotecnia arquitectónica, explosivos lanzamientos de llamaradas esporádicas, un esquema de tres pantallas LED invertidas, 24 sistemas de audio por lado y 16 sistemas de bajos, y el beat efusivo del DJ que Guadalajara había estado esperando durante cuatro años, hicieron retumbar el lugar y convirtieron el concierto nocturno en una fiesta digna de un festival.

Dichos elementos conformaron el panorama principal del viernes pasado por la noche en la explanada del Estadio Chivas, donde miles de tapatíos disfrutaron de una velada fulgurosa gracias a la música electrónica de David Guetta, y de quienes se encargaron de preparar al público previamente para el DJ francés, como Charlye Real & Román Matsue y Karina Rosee, quien pese a su corta duración en el escenario, logró impactar a los asistentes con su material musical. Además, no faltó el espectáculo por parte de éstos, pues incluso el payaso “It” apareció en escena, saltando y pidiendo a la gente que lo acompañará al ritmo del beat.

Espectacular

Después de casi tres horas de disfrutar a los warm up, la audiencia comenzó a pedir a gritos la aparición de Guetta en el escenario. Alrededor de las 12:30, el esperado DJ salió a escena entre la emoción creciente del público, con su estilo  relajado y casual se posicionó en una tornamesa enorme, preparada especialmente para él, pues sus teloneros tocaron en una más pequeña, debajo de la principal.

 No dudó comenzar con parte de su material más sonado, como “Play Hard”, y el mashup “Titanium-Symphony”, canción con la que colaboró con Clean Bandit y Zara Larsson para su creación. Así, abrió su presentación, con el ritmo a tope, y provocando brincos incesantes entre el público.

Guetta descendió el ritmo para tomarse un momento de diálogo con su público tapatío, quienes respondían con fuertes gritos y manos levantadas, el DJ expresó: “¿Cómo están chicos? Yo no he estado en su ciudad por muchos años, sin olvidar lo asombrosos que son ustedes. Estuve platicando con gente en la ciudad sobre lo maravillosos que son. Hoy me siento como si ¡fuéramos uno solo! ¡Estamos juntos esta noche!”.

La música volvió a acrecentar el feeling tanto de los asistentes como del DJ, quien continúo la noche con otro de sus clásicos más escuchados, “This one´s for you”, producida en colaboración con la ya mencionada cantante sueca, Larsson.

Durante la noche, David Guetta introdujo algunas de las canciones más populares del pop, rock y electrónica con cambios de géneros continuos, pero, sin llegar a romper la alineación del beat que impuso desde el inicio. Así, los asistentes disfrutaron de mezclas con sencillos como “Stay” de Rihanna, “One more time” de Daft Punk, “Wanderwall” (canción que puso a cantar a toda la audiencia) de Oasis, entre otros.

Y por supuesto, no pudieron faltar sus producciones emblemáticas y sus colaboraciones más exitosas, las que han puesto a bailar al mundo entero. Éstas sonaron entre fuegos artificiales esporádicos, bombas de fuego y el show láser que iluminaba la noche al ritmo de Guetta. De esta forma, la audiencia disfrutó, con ciertos cortes musicales repentinos, de “Shot me down” y“2U”.

Igualmente, los asistentes vivieron todas las etapas del músico con sus sencillos de hace más de cinco años como “Sexy Chick”, sencillo que presentó con tonos sensuales y con la cual creó un ambiente misterioso. Mientras la música sonaba, el espectáculo visual también hacía su parte, en las enormes pantallas se mezclaban imágenes del público, episodios de los videos musicales de Guetta e imágenes psicodélicas como leones coloridos.

 

El clímax

La potencia rítmica aumentó, y como cualquier historia, el culmen anunciaba el final de la noche. Con la mezcla de “Don´t let me down”  y un beat que incitaba a brincar velozmente, se escuchó “Hey Mama”, mientras la energía musical continuaba en aumento; el feeling de Guetta tocando se traspasó por toda la audiencia; suena “Club can’t handle me”, “I gotta feeling”, “Without you” y la explosión sucede, confetis plateadas, fuego, la bandera de México y Guetta invitando a la gente a bailar con él:

“¡Guadalajara! Les agradezco a todos por venir esta noche. Quiero agradecerles por su amor. Gracias a ti, a ti, a ti, por formar parte de esta increíble noche. Volvámonos locos  antes de que se vayan,  ¿están listos? ¡Síganme a donde voy! Vamos de un lugar a otro, ¡hagamos que este lugar arda!”.

Guetta para todos

La entrada admitía a niños a partir de los 12 años de edad; por lo que horas antes del evento, padres acompañando a sus hijos y amigos de estos, así como jóvenes y adultos, comenzaron a llegar para alcanzar lugar lo más al frente posible.

La explanada estuvo divida en tres espacios: general, VIP y dance floor; ésta última ofrecía la posibilidad de posicionarse hasta el frente, hecho que quienes llegaron con bastante antelación, aprovecharon. Mientras que la zona VIP, contaba con toldo y salas lounge, los únicos asientos del evento, sin contar el pasto del resto del lugar, donde el público no dudó en tomar reposo cada cierto tiempo, pues el evento se extendió hasta casi las 2:00 AM.

Si bien la concurrencia fue numerosa, y los espacios eran abiertos, el ambiente form ado fue totalmente ameno para todas las personas, sin importar edad; ya que, pese a los brincos, las manos levantadas, el baile constante, y la efusión del público, siempre hubo una atmósfera familiar y amigable, donde todos podían moverse al ritmo de la música.

Lee También

Comentarios