Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Diciembre 2017
Jalisco | Aumenta oferta y demanda de estas operaciones en la práctica pública y privada

Guadalajara, un referente nacional de la cirugía bariátrica

Este tipo de procedimientos ofrecen una mejor calidad de vida a pacientes con obesidad mórbida
Investigación. Antes de que una persona se someta a una cirugía de este tipo, debe pasar por diversas pruebas psicológicas y físicas. NTX / ARCHIVO

Investigación. Antes de que una persona se someta a una cirugía de este tipo, debe pasar por diversas pruebas psicológicas y físicas. NTX / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (29/ENE/2017).- Guadalajara es, a nivel nacional, una referencia para la realización de cirugía bariátrica, operación que se realiza en personas con obesidad mórbida.

Son varios factores los que caracterizan a la metrópoli: uno de ellos es que cuenta con médicos especializados que realizan estos procedimientos con éxito tanto en el ámbito privado como en el público.

También influye la ubicación geográfica, la publicidad que realizan algunos grupos multidisciplinarios de médicos y los costos, que hacen que cada vez más gente elija a Guadalajara para venir a operarse, y no hacerlo en la Ciudad de México o Monterrey, también claves a nivel nacional.

La demanda es mucha: instituciones públicas y privadas tienen lista de espera de personas que buscan operarse y cambiar su calidad de vida.

Destacan el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, así como la clínica del Nuevo Hospital Civil “Dr. Juan I. Menchaca” además de grupos que operan en el sector privado.

“La cantidad de especialistas se concentran en este tipo de ciudades, como Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey. Aquí, en los últimos años, aumentó mucho la cantidad de cirugías bariátricas, sobre todo en el medio particular, porque se le ha dado mucho énfasis al turismo médico: el paciente viene de otros lados donde no existen los especialistas con el entrenamiento y preparación adecuada”, asegura el coordinador de cirugía bariátrica del IMSS en el turno vespertino, Francisco Javier Plascencia Posada.

También existen diversos equipos multidisciplinarios privados que realizan gran cantidad de cirugías y acumulan muchos pacientes en sus listas.

Uno de ellos es el grupo Gastric Bypass México, cuyo director, Juan Antonio Castañeda, y su equipo acumulan ocho mil cirugías en 17 años. La publicidad que maneja en redes sociales, además de las recomendaciones de pacientes de todo México, han hecho que sea uno de los grupos más socorridos en Guadalajara.

Detectan casos de abuso sexual en varios pacientes

Una persona no llega a ser obeso mórbido si no se conjugan diversos factores: comer mucho, ser inactivo, tener un factor genético, padecer alguna enfermedad a nivel endocrino, o varias al mismo tiempo.

Cada individuo tiene sus propios factores y sus propios problemas. Pero en la consulta psicológica, obligatoria en el protocolo de los programas de cirugía bariátrica, se descubren trastornos de ansiedad, depresión o de conducta alimentaria en la mayoría de los casos.

Sin embargo, un dato importante es que en ocho de cada 10 cuestionarios iniciales que se hacen al paciente, está presente la confesión de haber sido abusado sexualmente, señala la psicóloga bariatra, Soledad Aldana Aguiñaga, quien trabaja tanto en el ámbito público como en el privado.

“En estos pacientes es muy común el aspecto sexual; 80%, es un dato duro, tiene antecedentes de abuso sexual en la infancia, en la adolescencia, y esto es un trauma psicológico que marca y desencadena el abuso a los alimentos”.

El paciente es consciente de que desde que vivió el abuso comenzó a subir de peso, sobre todo en mujeres.

La especialista refiere que el apoyo psicológico permite identificar patrones de conducta, traumas que desencadenan la obesidad, y muchas veces se descubre que la gente subió de peso tras un problema emocional.

El acompañamiento previo permite saber si la persona es apta para una cirugía de este tipo. Después de la cirugía se acompaña también al paciente para que pueda migrar a cambios positivos.

Crean grupo de apoyo para informar sobre el proceso

A la cirugía bariátrica la rodean distintos mitos, comentarios e información que no muchas veces es precisa y asusta a candidatos para el procedimiento. El interesado escucha diversas opiniones de expertos y de grupos que se dedican a estas cirugías, pero lo que también quieren escuchar es la voz de quienes están en el proceso o ya pasaron por él.

Para ser un apoyo de la gente que busca operarse o que está en el seguimiento, se abrió el grupo de Facebook Cirugías Barbáricas By Pass/Manga y Otras Más, que en sólo dos meses juntó a 800 miembros; todos, personas operadas o en busca de una.

El administrador del grupo es Alberto Calvillo, de la Ciudad de México, un economista y financiero con una cirugía bariátrica, con la que logró bajar de 190 a 86 kilogramos.

Asegura que la ayuda mutua que se da en el grupo ayuda de manera paralela con el trabajo de los médicos, pues las personas hablan de lo que saben y de lo que han vivido, lo que ayuda a no sentirse solo.

El grupo es cerrado y no acepta a  menores de edad. Para contactar a Alberto se pueden comunicar mediante mensaje privado en Facebook, o bien, en el correo alberto_calvillo_martinez@hotmail.com

CRÓNICA
“Yo nací hace un año, con mi cirugía”

Viajar, ponerse un traje de vestir, ir a un concierto y comprarse ropa eran sueños guajiros para Andrés.

Su peso le impedía vivir y hacer cosas como las que hacen las personas de su edad, cosas tan comunes como no poder usar ropa que no fuera una playera XXXXXL, pants y sandalias, o caminar un minuto sin sentir que se le iba el alma del cuerpo.

Cuenta que siempre fue “gordito”, pero nunca imaginó llegar a pesar casi media tonelada. Pasaron los años y se sumaron los kilos. A los 15 años pesaba 90 kilogramos; a los 30, con una estatura de 1.85 metros, 240.

Andrés González del Olmo tiene 31 años de edad, pero apenas uno de “vivir”, pues en diciembre cumplió 12 meses de haberse realizado una cirugía bariátrica que lo cambió totalmente. Ahora pesa 113 kilogramos.

“Yo estaba muerto en vida, no salía porque no tenía qué ponerme. Era muy frustrante tener veintitantos años y tener esa condición; era arriesgarme a todo o seguir como estaba”.

Su situación emocional estaba deteriorada, aunque él quería demostrar ante la gente que tenía la autoestima más grande y que no le importaba su peso o no ser funcional en la segunda década de la vida.

Algo que le afectaba mucho era no poder salir a la calle sin ser observado por la gente, sobre todo los niños, quienes le hacían bromas crueles. Pero lo que lo hizo reflexionar fue cuando acudió a visitar a un cirujano bariatra para informarse sobre una probable cirugía.

“Lo que me movió el piso fue cuando el doctor me dijo que no me daba ni 10 años de vida y que si los vivía los iba a vivir enfermo y postrado en una cama. Ahí fue cuando toqué fondo y decidí operarme, con el apoyo de mi mamá y mi prima, que nunca me han dejado”.

Andrés fue sometido a un cruce duodenal, con el que se cortó tres cuartas partes de estómago y lo unieron al intestino delgado, con un método de mala absorción.

En el tema emocional, Andrés ha tenido apoyo psicológico desde antes de la cirugía y hasta ahora, lo cual ha sido algo primordial que lo ha ayudado a seguir adelante.

En febrero, este joven que ya se pone trajes de vestir, que se toma fotos, que va al gimnasio y sale a trotar, será sometido a una cirugía plástica para cortar todo el sobrante de piel que quedó después de haber bajado más de 120 kilogramos.

MÉDICOS DE GASTRIC BYPASS MÉXICO
Ocho mil cirugías, 17 años transformando vidas

Hace 17 años, el doctor José Antonio Castañeda comenzó a realizar cirugías bariátricas en Ciudad Juárez, con clientes extranjeros que cruzaban la frontera de México y se operaban con un costo más accesible comparado con Estados Unidos.

Se mudó a Puerto Vallarta, donde también realizaba estas cirugías a personas de Europa, Estados Unidos y Canadá.

Desde hace ocho años se instaló en Guadalajara, donde actualmente realiza entre cinco a seis cirugías por día; 80% pacientes nacionales y 20% extranjeros.

“Estamos bastante ocupados, con muchas cirugías. Con eso te podrás dar una idea del problema tan grave que tiene México en obesidad; llevamos más de ocho mil casos operados en estos últimos 17 años, pero han sido pacientes nacionales y extranjeros”.

Las cirugías que realiza Gastric Bypass México son laparoscópicas, de mínima invasión, con tiempos quirúrgicos y estancias hospitalarias cortas, lo que les permite a los pacientes recuperarse de una manera más satisfactoria. La mortalidad de pacientes que se realizan cirugías es de 0.1 por ciento.

“De alguna forma, la gente ubica a Guadalajara como centro de tratamiento de obesidad; eso es lo que queremos hacer y lo estamos logrando, que Guadalajara sea un destino de turismo médico importante”.

Uno de los planes para 2017 es implementar un equipo similar de médicos en España y Bulgaria.

COSTOS

Se ofrecen facilidades. Cada año, el equipo apoya a dos personas que no tienen los medios económicos y tienen un caso de obesidad extrema. En el medio privado en general, el costo puede oscilar de  los 55 mil hasta los 200 mil pesos, dependiendo de cada caso, del hospital y del médico.

CLÍNICA DEL IMSS EN JALISCO
Realizan más de 100 intervenciones cada año

Desde 2007, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco cuenta con la Clínica de Cirugía Bariátrica, que se convirtió en referente nacional al recibir pacientes con obesidad mórbida no sólo del Área Metropolitana de Guadalajara, sino de otros estados de la República.

El proceso para realizar la cirugía es estricto: se captan los pacientes y se integran a un protocolo donde se estudian desde el punto de vista endocrinológico, metabólico, nutricional y psicológico. El instituto cuenta con dos cirujanos bariatras.

Los tipos de cirugía que más se hacen en el IMSS son el bypass gástrico, la manga gástrica, restrictivas y de mala absorción. Ocho de cada 10 pacientes son sometidos al bypass, informó el coordinador de la Cirugía Bariátrica en el turno vespertino, Francisco Javier Plascencia Posada.

“Por semana tenemos entre tres y cuatro cirugías bariátricas. Al mes, en promedio, estamos entre ocho a 10 cirugías y al año más o menos rebasamos las 100 cirugías de obesidad. Aquí se considera un centro de alta concentración”.

Para ser candidato a cirugía, el IMSS pide que el paciente tenga un índice de obesidad mayor de 35 y que además tenga enfermedades como diabetes, hipertensión, hígado graso, dislipidemias, reflujo y apnea del sueño.

El criterio se baja a 30 de índice de masa corporal si el paciente tiene riesgo cardiovascular, con enfermedades metabólicas descontroladas o altos requerimientos de insulina, por mencionar algunas.

La clínica atiende a pacientes de Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Colima, Sinaloa, Baja California y Nayarit, entre otros.

COSTOS

Gratuito. El camino para acceder a una cirugía en el IMSS es que el paciente acuda con su médico de primer contacto en la Unidad Médica Familiar. La valoración se envía a la clínica como probable candidato.

UNIDAD DEL HOSPITAL CIVIL NUEVO
Una opción para quien no tiene seguridad social

La Unidad de Cirugía Bariátrica del Nuevo Hospital Civil “Dr. Juan I. Menchaca” empezó a funcionar desde 2001, pero fue hasta 2008 cuando se inauguraron las instalaciones del área en específico, donde trabaja un equipo multidisciplinario.

Hace más de 15 años, en Jalisco no había lugar donde un médico pudiera prepararse en cirugía bariátrica, por lo que se fueron a Brasil para recibir la capacitación, cuenta la jefa de la Unidad, Patricia Sánchez Muñoz.

Junto al IMSS, esta clínica representa una buen opción para los pacientes que no pueden solventar una cirugía en lo privado. También para aquellos que no cuentan con seguridad social y pagan una cantidad menor a lo que pagarían en un hospital particular.

De 2013 a 2016, la clínica ha realizado mil 661 cirugías de bypass gástrico, banda gástrica, ajustes de banda, retiro de banda, manga gástrica, balón intrigástrico y retiro de éste. Actualmente se hacen de dos a cuatro por semana.

Aunque no especificó el número de personas en lista de espera, la doctora refiere que se tiene una gran cantidad de pacientes que, ya sea que están en protocolo para ser operados, o apenas van a iniciar con el proceso.

La especialista refiere que no se ingresa a un paciente cuando el riesgo es mayor del normal, pues hay personas con obesidad mórbida que tienen problemas como hipertensión pulmonar y es una contraindicación para entrar a quirófano.

COSTOS

Cada paciente se somete a un estudio socioeconómico para definir un costo de la cirugía e insumos. Se les pide que paguen sus exámenes preoperatorios; algunos están incluidos en el Seguro Popular, pero no la intervención.

GUÍA
Pormenores del procedimiento quirúrgico

¿Cuáles son las tres cirugías más realizadas?

Manga gástrica. Procedimiento quirúrgico para perder entre 50% y 60% del exceso de peso. El estómago se reduce a cerca de 25% de su tamaño original.

Bypass gástrico. Cirugía para perder peso y controlar enfermedades metabólicas. Se hace una pequeña bolsa superior y una bolsa mucho más grande inferior en el estómago y  luego el intestino delgado se reordena para conectarse a ambos. Se recomienda sobre todo para las personas con obesidad asociada a diabetes tipo dos, hipertensión, apnea del sueño y otros trastornos.

Cruce o “switch” duodenal. Técnica quirúrgica para la reducción de peso y control de enfermedades; es la más laboriosa de todos los procedimientos bariátricos, pues implica la realización de varias técnicas en una. Se logra una disminución de 70% del exceso de peso a largo plazo, con mejoría de todas las enfermedades.

¿Cuáles son los factores genéticos y ambientales que provocan obesidad mórbida?

Una vida sin actividad física y tener una dieta rica en azúcares, grasas, harinas y alimentos industrializados, pueden llevar a una persona no sólo al sobrepeso, sino que ésta se puede transformar en obesidad mórbida.

Con esto se rompe el mito de que todos los obesos mórbidos tienen problemas metabólicos o endocrinológicos. Aunque sí es una causa, la principal es el factor alimentario.

¿Quiénes son los candidatos a cirugía bariátrica?

- Personas con índice de masa corporal arriba de 35. Es la relación entre el peso y la estatura, que define el nivel de obesidad.

- Los criterios para la edad varían en cada institución pública y privada. Mientras algunos operan sólo adultos, otros grupos sí integran a los adolescentes en sus candidatos potenciales.

- Quienes han intentado dietas y programas alimenticios sin resultados positivos de pérdida de peso.

¿Quiénes no son candidatos a una cirugía bariátrica?

- Personas con algún tipo de inestabilidad emocional y psicológica.

- Personas en quienes después de un análisis se comprueba que el riesgo con la cirugía es mayor al beneficio que podría tener.

- Personas con bulimia, anorexia en descontrol o cualquier padecimiento alimenticio.

- Personas con adicción al alcohol o drogas.

CLAVES
La atención que ofrecen en el IMSS

Rapidez. Hasta hace un par de años, el promedio para una cirugía bariátrica en el IMSS era de 12 meses, entre que el paciente entraba al protocolo y la cirugía. Desde hace un año se aperturó el turno vespertino y los turnos de espera disminuyeron a entre tres y seis meses.

Seguimiento. Se da por parte del cirujano bariatra, el endocrinólogo, el psicólogo y el nutriólogo, todos a largo plazo, durante los primeros dos años, con citas recurrentes para asegurar que la cirugía haya sido exitosa.

Edad. El rango de edad de pacientes va de los 18 a los 65 años. En el caso de pacientes más jóvenes, se hace un estudio de valoración de riesgos y beneficios.

Hábitos. De acuerdo a lo observado en los pacientes que se han operado en la clínica del IMSS, el común denominador y factor determinante para la obesidad mórbida es la ingesta excesiva de calorías y el sedentarismo, no un problema de salud.

PARA TOMAR EN CUENTA
Un delicado camino al quirófano

• Además de la pérdida de peso, después de una cirugía bariátrica se mejoran notablemente los niveles metabólicos y se pueden controlar enfermedades como diabetes, hipertensión y colesterol elevados, entre otros padecimientos.

• Para que un paciente pueda ser candidato a cirugía, debe pasar por todo un proceso de valoración médica, nutricional y psicológica. Se solicitan exámenes de laboratorio, se revisan todos sus niveles y se hace una búsqueda de factores de riesgo.

• El seguimiento después de la cirugía es inmediato, al mes, tres, seis, nueve y 12 meses, para saber que todo va en control.

• El abordaje pre, trans y post operatorio varía de acuerdo a cada institución médica pública o privada, pero todos deben cumplir con las normas de salud en obesidad mórbida.

• El paciente no es el que elige el tipo de cirugía sino el especialista. Antes de tomar la decisión de realizarse una cirugía, se deben consultar las diferentes opciones existentes.

• No dejarse llevar por un precio o promoción “atractiva”, sin antes conocer testimonios.

A DETALLE
Obesidad y sobrepeso en México

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016 señala que la obesidad y sobrepeso aumentaron respecto al ejercicio pasado, hace cuatro años. Subió de 71.2% a 72.5%. En obesidad, sobrepeso y obesidad mórbida, las prevalencia fueron más altas en las mujeres que en los hombres.

VOCES
Los especialistas opinan

“La cirugía no es milagrosa; 90% del éxito de la cirugía a largo plazo dependen del apoyo nutricional y psicológico posterior a la cirugía; estamos hablando que la efectividad de la cirugía a largo plazo es de 10 por ciento”.

José Antonio Castañeda Cruz, director de Gastric Bypass México.

“Tenemos el orgullo de ser referencia a nivel nacional. Hay tres lugares dentro del IMSS donde se hace cirugía bariátrica, uno es el Centro Médico Nacional Siglo XXI en la Ciudad de México; el otro es el de Monterrey y nosotros, en el Centro Médico Nacional de Occidente”.

Francisco Javier Plascencia Posada, coordinador de la Cirugía Bariátrica en el turno vespertino del IMSS Jalisco.

“La obesidad mórbida la definimos como una enfermedad incurable, controlable, que afecta la calidad y la esperanza de vida, entonces, es multifactorial, porque impacta el aspecto genético, ambiental, familiar, la falta de ejercicio y el endocrino”.

Patricia Sánchez Muñoz, jefa de la Unidad de Cirugía Bariátrica del Nuevo Hospital Civil.

Temas

Lee También

Comentarios