Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Internacional | Dará hoy el discurso principal de la convocatoria en Washington

Vicepresidente Pence encabezará marcha contra el aborto

Dará hoy el discurso principal de la convocatoria en Washington
El ultraconservador Pence es la garantía para los republicanos más conservadores en temas sociales. AP / M. Rourke

El ultraconservador Pence es la garantía para los republicanos más conservadores en temas sociales. AP / M. Rourke

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (27/ENE/2017).- El ultraconservador Mike Pence se convertirá en el primer vicepresidente de EU en el cargo que encabeza la llamada "Marcha por la Vida" que cada año recorre Washington con un mensaje de rechazo frontal al aborto.

Pence dará hoy a mediodía hora local (17.00 GMT) el discurso principal de la convocatoria, en la que está previsto que miles de personas marchen desde el obelisco del Monumento a Washington hasta el Tribunal Supremo, por el centro monumental de la capital.

También participarán en la manifestación la consejera presidencial Kellyanne Conway, los legisladores republicanos Chris Smith, Joni Ernst, y Mia Love, así como el arzobispo de Nueva York, el cardenal Timothy Michael Dolan, y la actriz mexicana de telenovelas Karyme Lozano.

El presidente Donald Trump intervendrá por teléfono, según la cadena CBS, aunque en la agenda oficial enviada a la prensa no consta esa llamada.

Otros presidentes republicanos, como Ronald Reagan (1981-1989) y George W. Bush (2001-2009), participaron con un mensaje no presencial en esta marcha, que celebra este año su edición 44.

Los antiabortistas confían en que la convocatoria de hoy "sea muy especial" porque, tras ocho años de Gobierno demócrata, "por fin" tienen de nuevo una Casa Blanca que está en sintonía con sus convicciones.

"Ahora sí tenemos un Gobierno que nos escucha y nos defiende. Las políticas de Barack Obama fueron terribles", explica Sarah, una joven que irá a la marcha con sus amigas del grupo de jóvenes de su iglesia.

Una de las primeras órdenes ejecutivas que firmó Trump como presidente, el lunes pasado, fue una que prohíbe el uso de fondos del Gobierno para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero, una política republicana que data de la década de 1980 y que Obama había cancelado.

Trump se esforzó en su campaña por despejar cualquier duda sobre su posición sobre el aborto, tras la apertura que mostró en el pasado, y logró pacificar a este sector prometiendo nominar jueces contrarios al aborto para el Tribunal Supremo y eligiendo a Pence como vicepresidente.

Pence es la garantía para los republicanos más conservadores en temas sociales (aborto, matrimonio entre homosexuales): le avala su historial como congresista y como gobernador de Indiana (2013-2017).

En la Cámara de Representantes encabezó el tipo de batallas que exaltan a ese sector y, como gobernador, firmó una ley criticada por permitir la negación de servicios a homosexuales por motivos religiosos y otra que prohíbe abortar por la discapacidad, raza o género del feto.

Trump, en una entrevista el miércoles con la cadena ABC, pronosticó que hoy habrá "una gran multitud" de manifestantes antiabortistas e incluso dijo que quizás "sería mayor" que la multitudinaria "Marcha de las Mujeres" del pasado sábado en Washington, que congregó a más de medio millón de personas.

Entre las múltiples reivindicaciones progresistas de esa convocatoria, que reunió a millones de personas en EU y el resto del mundo, estaba garantizar los derechos reproductivos de las mujeres.

Temas

Lee También

Comentarios