Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Internacional | La propuesta para ajustar tarifas fronterizas no es igual que una reforma fiscal, dijo

Nobel de Economía lamenta procedimiento para cobrar muro fronterizo

Señala que no es lo mismo la propuesta que la Casa Blanca haga para ajustar tarifas fronterizas que una reforma fiscal mayor

GUADALAJARA, JALISCO (26/ENE/2017).- El economista Paul Krugman, columnista del periódico The New York Times y premio Nobel de Economía, se sumó a las críticas contra el gobierno del nuevo presidente estadounidense Donald Trump, tras la versión de que una forma de "cobrar" el muro fronterizo a México será aplicar un impuesto de 20% a importaciones.

 Vía su cuenta de Twitter, Krugman se hizo eco primero de ese aviso y, luego, de las precisiones que tuvo que hacer el vocero de Trump, Sean Spicer, quien aclaró que se trataba de "sólo una idea". "Cómo vamos a sobrevivir a años de esto", se preguntó el economista.

 Primero, Krugman subrayó que hay reglas internacionales para fijar aranceles y que violarlas, como implicaría una política de nuevos impuestos, sería repudiar acuerdos y plataformas como la propia Organización Mundial de Comercio. "El riesgo serían no tanto las represalias, sino que nos imitaran", advirtió.

 Pero entonces Sean Spicer hizo sus aclaraciones y Krugman encontró peor esa reacción: "Oh, Dios: parecen niños malcriados que juegan con armas cargadas", comentó el economista, quien opinó que lo ocurrido este jueves "muestra (una conducta) disfuncional, ignorancia e incompetencia en múltiples niveles".

 La crítica del economista señala que no es lo mismo la propuesta que la Casa Blanca haga para ajustar tarifas fronterizas que una reforma fiscal mayor. Pero además, señaló, al final será el contribuyente estadounidense quien pague los aumentos de precios producidos por nuevos impuestos.

 Krugman terminó por opinar que el nuevo presidente reaccionó movido por su molestia cuando el Gobierno mexicano insistió en que no pagará el muro, y que sus asesores intentaron tranquilizarlo con una idea ilógica: "No entendieron las reglas del comercio internacional, o de economía, y no entendieron cuán explosivo puede ser todo esto. Ahora intentan corregirlo y se ven más ridículos en el proceso".

Temas

Lee También

Comentarios