Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Diciembre 2017
Internacional | En la comparecencia se espera que la líder aporte más detalles sobre las negociaciones

May instará a la unidad en su discurso sobre el 'Brexit'

En la comparecencia se espera que la líder aporte más detalles sobre las negociaciones
May debe aclarar si quiere que el Reino Unido siga teniendo acceso al mercado único y la unión aduanera. AFP / ARCHIVO

May debe aclarar si quiere que el Reino Unido siga teniendo acceso al mercado único y la unión aduanera. AFP / ARCHIVO

LONDRES, INGLATERRA (15/ENE/2017).- La primera ministra británica, Theresa May, instará a la "unidad" de los ciudadanos en su esperado discurso sobre el "brexit", el próximo martes, a fin de construir un Reino Unido "global", adelantaron hoy varios dominicales locales.

En la comparecencia, que tendrá lugar en el palacete de Lancaster House, en el centro de Londres, se espera que la líder conservadora aporte detalles de la estrategia del Gobierno para negociar con Bruselas la salida del país de la Unión Europea (UE).

May apelará tanto a partidarios de la marcha del bloque europeo como a los que votaron por la permanencia en el histórico referendo del 23 de junio para que dejen atrás sus diferencias e "insultos".

El Gobierno no se han pronunciado sobre las publicaciones de algunos periódicos, que anticipan hoy que la líder tory expondrá un plan para ejecutar un "brexit duro", sin acceso al mercado único y a la unión aduanera en aras del control de la inmigración, y que ponga fin a la jurisdicción del Tribunal Europeo de Justicia.

Si bien el contenido exacto del discurso no se ha divulgado, The Sunday Telegraph cita una fuente gubernamental que asegura que ése será el enfoque de May y que "los ciudadanos sabrán que cuando dijo que el 'brexit' significa 'brexit', realmente iba en serio".

Por otro lado, el ministro para la salida de la UE, David Davis, dijo a The Sunday Times que se buscará forjar "una nueva y sólida alianza" con los otros 27 Estados miembros.

"No queremos que la UE fracase, queremos que prospere política y económicamente, y necesitamos persuadir a nuestros aliados de que una nueva y sólida alianza con el Reino Unido ayudará a la UE a lograrlo", apuntó el ministro para el "brexit".

Davis indicó, además, que el Gobierno valorará entablar alguna forma de acuerdo de transición, algo que contemplan con escepticismo los partidarios de romper totalmente con la UE.

Por contra, la exministra de Educación, la eurófila Nicky Morgan, de quien May prescindió cuando llegó al poder, instó a la jefa del Ejecutivo a "no dañar la economía británica" y colocar el mercado europeo en el centro de las negociaciones.

Según algunos extractos filtrados hoy, se prevé que May incida en la necesidad de fomentar la unidad con "objetivos comunes", como la protección y fortalecimiento de los derechos de los trabajadores, en un intento por crear consenso tras meses de intercambios turbulentos entre las partes.

"Una de las razones por las que la democracia del Reino Unido ha sido un éxito durante tantos años es por la fortaleza de nuestra identidad como nación, por el respeto que nos mostramos como ciudadanos; la importancia que conferimos a nuestras instituciones implica que cuando hay una votación, todos respetamos el resultado", dirá May, según esas filtraciones.

La primera ministra afirmará que "ahora es necesario zanjar las divisiones y el lenguaje asociado a éstas", así como los "insultos", e instará a la "unidad para lograr que el brexit sea un éxito y para construir un Reino Unido realmente global".

Habrá también mucha expectativa sobre asuntos como el mercado único, la unión aduanera y la libre circulación de trabajadores.

En un informe del comité parlamentario mixto para el "brexit", divulgado ayer, se considera que May debe aclarar si quiere que el Reino Unido siga teniendo acceso al mercado único y la unión aduanera antes de iniciar las negociaciones.

En ese informe se señala que May tendría que "declarar su posición" como muy tarde a mediados de febrero para dejar así el tiempo suficiente al Parlamento y los ciudadanos para analizarla.

La primera ministra quiere activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa antes de finales del próximo marzo y, una vez se inicie formalmente el proceso, Londres tendrá dos años para establecer los términos de la separación y cuál será su relación futura con Bruselas, a menos que ambas partes acuerden extender ese plazo.

Los líderes comunitarios ya han aclarado que el acceso al mercado único será incompatible con cualquier restricción a la inmigración, siendo precisamente el control migratorio una prioridad para May.

Temas

Lee También

Comentarios