Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Diciembre 2017
Internacional | El mandatario ganó las elecciones a finales de 2015, año de la renuncia de Otto Pérez

Jimmy Morales rinde cuentas ante el Congreso de Guatemala

El mandatario ganó las elecciones a finales de 2015, año en que con protestas masivas y pacíficas los guatemaltecos lograron la renuncia de Otto Pérez Molina
Jimmy Morales rindió cuentas el sábado ante el Congreso sobre su primer año de gestión como presidente de Guatemala. AFP / J. Ordonez

Jimmy Morales rindió cuentas el sábado ante el Congreso sobre su primer año de gestión como presidente de Guatemala. AFP / J. Ordonez

GUATEMALA,GUATEMALA (14/ENE/2017).- Jimmy Morales rindió cuentas el sábado ante el Congreso sobre su primer año de gestión como presidente de Guatemala, mientras analistas opinan que falta una estrategia para dirigir la nación centroamericana y consideran que incumplimiento más importante del mandatario ha sido la lucha contra la corrupción, una de sus principales promesas de campaña.

Morales dijo que la tasa de homicidios se redujo 5% en número absolutos este año y que gracias a los esfuerzo de las autoridades de seguridad se logró desarticular unas 92 estructuras del crimen organizado, salvando por lo menos 250 vidas.

Durante su comparecencia, más de 30 diputados opositores abandonaron el Hemiciclo aduciendo que Morales llegó una hora tarde. Afuera, varias personas protestaron contra él.
Morales aseguró que la situación anticorrupción de país ha mejorado, que varias instituciones de gobierno han sido más transparentes en la gestión y que también hay un fortalecimiento institucional de país.

Pero según expertos, lo que Morales califica como logros son en realidad acciones aisladas que se han ido construyendo individualmente sin una directriz de gobierno. En el caso de la baja de homicidios —que finales del 2016 la tasa fue de 27 por cada 100.000 habitantes, 7 puntos menos que en 2015_, los analistas dicen que fue gracias a años de trabajo de prevención.

"Jimmy Morales no presentó ni discutió planes globales de gestión y la ponderación sobre cómo respondió al desafío de contribuir a remover las estructuras criminales y corruptas, está a la vista: no emprendió reformas legales ni cambios procesales o administrativos en el gobierno central", de acuerdo con el Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac).

Según este instituto, el grado de aceptación de Morales entre la población a nivel nacional "cayó radicalmente de un 82% a un 19% en un año".

El Ipnusac señaló que el incumplimiento más importante del mandatario ha sido la lucha contra la corrupción, pues ésta "ha continuado a toda escala".

En septiembre de 2016, fiscales anunciaron que José Manuel y Samuel Morales, hijo y hermano del presidente estarían involucrados en un caso de corrupción. Hasta hoy aún no se les han formulado cargos. El mismo mes el narcotraficante Marlon Monroy aseguró haber entregado al hijo del actual vicepresidente Jafeth Cabrera 1 millón de dólares para financiar la campaña electoral del partido Frente de Convergencia Nacional que llevó al gobierno a Morales y Cabrera.

José Calderón, analista político y profesor universitario, aseguró que es difícil evaluar un gobierno "cuando este no tiene políticas de estado y trabaja con el día a día, sin saber para dónde va".

Según Calderón, la paciencia de la ciudadanía se ha acabado, "el próximo año no tendrá el beneficio de la duda que le dieron este año. En el segundo año el presidente va a tener mucho más problemas en la conducción política, tendrá menos apoyos", dijo.

Por otra parte, la relación de Morales con los medios de comunicación ha sido tirante y se niega a hablar de las acusaciones contra sus familiares, mientras sus desaciertos en algunos temas han provocado mofa en redes sociales, reflejando su poca aceptación.

Morales ganó las elecciones a finales de 2015, año en que con protestas masivas y pacíficas los guatemaltecos lograron la renuncia de Otto Pérez Molina, su vicepresidenta Roxana Baldetti y varios miembros de su gabinete, acusados de actos de corrupción. Ellos permanecen presos a la espera de saber si enfrentaran juicio o no por los cargos en su contra.

 

Temas

Lee También

Comentarios