Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Internacional | De forma inédita y por Twitter quedó suspendida la primera reunión entre presidentes

Desata el muro de Trump la peor crisis México-EU

De forma inédita y por la vía del Twitter quedó suspendida la primera reunión que sostendrían Trump y Peña Nieto como presidentes

GUADALAJARA, JALISCO (27/ENE/2017).- Donald Trump desató la peor crisis en la relación diplomática entre Estados Unidos y México por sus amenazas para que este país pague el muro que ordenó construir en la frontera, derivando en la cancelación de la reunión con Enrique Peña Nieto el próximo martes en la Casa Blanca.

Tras firmar el miércoles una orden ejecutiva para comenzar “en meses” la construcción del muro, con el objetivo de frenar la inmigración ilegal, a primera hora del jueves, Trump amenazó con cancelar su reunión con Peña Nieto si México no estaba dispuesto a pagar por esa “tan necesaria” barrera. “Si México no está dispuesto a pagar, entonces sería mejor cancelar la inminente reunión (con Peña Nieto)”, señaló Trump en su cuenta personal de Twitter, que sigue usando pese a que tiene, además, la oficial asignada al presidente de Estados Unidos (@POTUS).

La respuesta de Peña Nieto no se hizo esperar y también llegó a través de Twitter. “Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con @POTUS”.

Sin embargo, Peña Nieto reiteró la voluntad de México “de trabajar con los Estados Unidos para lograr acuerdos en favor de ambas naciones”.

Poco después, en un discurso desde Filadelfia (Pensilvania), donde asistió a una reunión invernal de congresistas republicanos, Trump detalló que la suspensión de su encuentro fue de mutuo acuerdo. “El presidente de México y yo hemos acordado cancelar nuestra reunión planeada para la semana próxima”. Y remarcó: “A menos que México vaya a tratar a Estados Unidos de forma justa, con respeto, esa reunión sería estéril y quiero seguir una ruta diferente. No tenemos opción”, argumentó el mandatario.

Para Trump, que México trate de manera justa y con respeto a Estados Unidos significa que el país vecino acepte pagar el muro, algo que ha rechazado rotundamente Peña Nieto.

El magnate, por su parte, repitió que ha “dejado claro” al Gobierno mexicano que los estadounidenses “no pagarán” la muralla, al enfatizar la importancia de la seguridad fronteriza en su país.

Al regreso de Filadelfia a Washington, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, adelantó que Trump pretende fijar un impuesto del 20% sobre las importaciones procedentes de México para costear el muro. Describió a los periodistas esa medida como una decisión ya tomada y que el presidente quiere incluir dentro de una reforma fiscal más amplia que pretende negociar con el Congreso.

Por otro lado, antes de las declaraciones de Trump desde Filadelfia y tras conocer la decisión de Peña Nieto de no viajar a Estados Unidos, Spicer dijo que iban a tratar de programar otra reunión entre los dos mandatarios.

“Buscaremos una fecha para concertar algo en el futuro. Mantendremos las líneas de comunicación abiertas”.

En la reunión cancelada preveían abordar, además del tema del muro, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Tanto en sus tuits como en sus declaraciones desde Filadelfia, Trump insistió hoy en que el TLCAN, firmado hace 20 años, ha sido “un desastre total” para su país.

De Santa Anna a Pancho Villa y Salinas

Para Carlos Ramiro Ruiz, investigador de la UdeG, la relación entre México y Estados Unidos nunca fue tan ríspida. Ni durante el periodo de Antonio López de Santa Anna, quien en el siglo XIX peleó en dos ocasiones contra los estadounidenses y perdió Texas, California, Nuevo México y Arizona.

Ni siquiera cuando, debido a los temores de la Guerra Fría, Estados Unidos acusó a los gobiernos mexicanos de estar a favor del comunismo, ni cuando el presidente Lázaro Cárdenas llevó a cabo la Expropiación Petrolera.

Destacó que en el Siglo XX hubo varias tensiones, como la de William Taft y Porfirio Díaz, pero no alcanzaron los niveles que hoy se registran con las administraciones de Donald Trump y Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, comentó que uno de los episodios más preocupantes entre ambas naciones se dio durante la Revolución Mexicana, cuando el presidente Woodrow Wilson vio cómo Pancho Villa invadió Columbus, Ohio, y organizó una expedición para castigarlo.

Ese evento, explicó, provocó que años después Venustiano Carranza buscara el reconocimiento de Estados Unidos a su Gobierno y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Destacó que Estados Unidos trató de implementar la política del buen vecino en la Segunda Guerra Mundial, pero esta medida “tenía un gran garrote en materia de derecho internacional público y las relaciones internacionales”.

En su opinión, con Miguel Alemán, la inversión extranjera de Estados Unidos fue “extraordinaria”, pero esta situación sólo se extendió hasta la presidencia de Adolfo López Mateos, que terminó su mandato en 1964.

A partir de ese año la relación comercial entre ambos países empeoró hasta los noventa, cuando Carlos Salinas de Gortari intentó revertir esta situación con la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), que Donald Trump busca renegociar.

Añadió que en su historia, Estados Unidos pasó del expansionismo territorial del siglo XIX al expansionismo colonial de naturaleza comercial. Actualmente busca cerrar sus fronteras y evitar el intercambio de relaciones comerciales.

Los impactos de la “tuitplomacia”

Muy atrás quedaron los tiempos en que los presidentes daban cuenta de sus políticas públicas a través de discursos kilométricos. En la era de las redes sociales, ventilar posturas, refrendar planes de acción y hasta desestabilizar los mercados internacionales está al alcance de un tuit.

Donald Trump es una prueba tangible de esto. El presidente de los Estados Unidos ha convertido su cuenta personal de Twitter en una herramienta que no sólo le funciona para hacer públicos sus puntos de vista, sino para desestabilizar el peso mexicano, con menos de 140 caracteres.

El republicano nunca ha bajado el tono de sus opiniones. Hoy amaga a un país entero a cubrir el gasto por la construcción de un muro fronterizo, y antes (julio de 2014) se refería a su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, como el “peor presidente en la historia”. Incluso se atrevió a “predecir” que haría algo “sumamente malo y estúpido intentando demostrar hombría”.

Trump, quien se unió a Twitter desde marzo de 2009, es un asiduo usuario de esa red social. Hoy acumula más de 34 mil publicaciones y hay 22.2 millones de personas en el mundo al tanto de éstas. Él, displicente como siempre se ha mostrado, sólo sigue a 41 cuentas. La mayoría: su familia y sus empresas.

La “tuitplomacia” es parte ya de las prácticas políticas de muchos jefes de Estado en el mundo, y el presidente ruso, Vladimir Putin, se maneja estrictamente en esos términos. Únicamente utiliza su cuenta para informar su agenda de trabajo y sus reuniones, aunque ésta es más bien operada por un equipo de trabajo que decidió ampliar horizontes y mantener una cuenta escrita en ruso y una en inglés.

Vladimir Putin, quien es seguido por más de medio millón de tuiteros, está al pendiente de 16 cuentas. Ninguna es la del presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien goza de más popularidad que el ruso, pues cuenta con 6.1 millones de seguidores.

Todos, incluso el premier chino, Xi Jinping, están en Twitter, aunque él no es tan constante en sus publicaciones. Su último tuit fue publicado el 1 de octubre pasado, y lo dedicó al 67 aniversario de la República Popular de China.

Desde Argentina, Mauricio Macri se reconoce abiertamente como hincha del Boca Juniors y es seguido por 3.6 millones de cuentas, en tanto que él sigue 640, entre las que se encuentran las de algunos futbolistas y presidentes. Enrique Peña Nieto y el primer ministro japonés, Abe Shinzo, entre ellos.

Mariano Rajoy, de España; François Hollande, de Francia, y Nicolás Maduro, de Venezuela, entre muchos otros. La cantidad de políticos de primer nivel a escala global es grande. Acaso la primer ministro del Reino Unido, Theresa May, decidió dejar su agenda en manos de una cuenta oficial, y no una propia, para hacer política global.

GUÍA

Una relación de 193 años

• México y Estados Unidos tienen 193 años de relaciones diplomáticas. Iniciaron en diciembre de 1822.

• En Estados Unidos viven 34.6 millones de personas de origen mexicano.

• Diariamente un millón de personas y 437 mil vehículos transitan de manera ordenada (incluye vehículos ligeros, autobuses de pasajeros y transporte de carga) y lícita a través de los 58 cruces fronterizos entre los dos países.

• En 2015, el comercio bilateral entre México y Estados Unidos superó los 532 mil millones de dólares.

• El intercambio comercial entre México y Estados Unidos en 2015 fue mayor a la suma del comercio de Estados Unidos con Japón, Alemania y Corea del Sur (483 mil millones de dólares).

• En 2015, México compró 1.2 veces el valor de las exportaciones estadounidenses a Francia, Alemania, Japón y Reino Unido en conjunto (198 mil millones de dólares).

• Estados Unidos se ha consolidado como el primer socio comercial de México (concentra el 64% del comercio total y el 80% de sus exportaciones).

• México es el tercer socio comercial de Estados Unidos (14% del comercio total), luego de China (16%) y Canadá (15.4%)

• Las exportaciones a México son mayores que las que realiza ese país a China y Japón en conjunto. México es el primero, segundo o tercer mercado de 30 de los 50 estados de Estados Unidos.

• Seis millones de empleos en Estados Unidos dependen del comercio con México.

• Durante los ocho años de Gobierno del ex presidente Barack Obama, la relación bilateral logró consolidar un saldo a favor en materia de inversión, empleo y comercio para los mexicanos.

• Entre el 2008 y el tercer trimestre de 2016, el territorio mexicano captó 78 mil 104 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) proveniente de Estados Unidos (EU).

• De todas las anualidades durante el Gobierno de Obama sobresale el 2015, cuando se alcanzó un récord histórico en la inversión extranjera: 17 mil 50 millones de dólares, lo que representó la mitad de la inversión global que recibió México ese año.

• En el periodo del ex presidente Barack Obama las remesas tuvieron un repunte histórico para alcanzar un acumulado de más de 183 mil millones de dólares.

• En 2008, México recibió 25 mil 144 millones de dólares en remesas. Esta cantidad representa la más alta que obtuvo el país entre 2008 y 2015. En 2010 se dio el monto más bajo, de 21 mil 303 millones de dólares.

• Las remesas son la principal fuente de divisas en el país y constituyen un importante ingreso para millones de familias.

Un muro de 15 mil millones de dólares

Los líderes republicanos en el Congreso, Paul Ryan, de la Cámara de Representantes, y Mitch McConnell, del Senado, cifraron el costo estimado del muro fronterizo impulsado por Trump hasta en 15 mil millones de dólares.

“Sentimos que tenemos una obligación de cumplir con los compromisos hechos durante la campaña electoral”, sentenció Ryan, quien evitó comentar si este gasto contribuirá en aumentar el déficit fiscal de Estados Unidos.

RESPALDAN A PEÑA NIETO TRAS CANCELAR REUNIÓN

Cierran filas contra embates de Trump

Dirigentes políticos, intelectuales y ciudadanos mexicanos celebraron la decisión de Enrique Peña Nieto de cancelar su visita a Washington para reunirse con Trump, y llamaron a formar un frente común.

“¡Bravo, @EPN (Enrique Peña Nieto)! México merece dignidad y respeto, no podemos dialogar donde no existe ninguno de los dos”, señaló el ex presidente Vicente Fox (2000-2006) en la red social Twitter.

El senador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Barbosa, consideró “correcta” la decisión del mandatario, quien no podía “exponerse a ser agredido”, y pidió “una posición común frente a lo que hoy son nuestros adversarios”.

“Digámoslo sin cortapisas, son nuestros adversarios, Donald Trump se ha constituido como el enemigo de México”, afirmó el legislador, quien agregó en una reunión con senadores del PRD que apoyarán al Gobierno “sin restricciones, sin regateos, cuando encabece una política de Estado en esta grave crisis”.
El presidente de la Cámara de Diputados, Javier Bolaños, acentuó al Presidente que no está solo en “estos momentos definitorios” y llamó a establecer un frente común para defender al país ante las acciones de Trump.
 
Bolaños, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), pidió el regreso inmediato del titular de Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, quienes se reunieron en Washington con miembros del equipo de Trump, y resaltó la importancia de prepararse ante un eventual enfriamiento de la relación bilateral.

El líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, exhortó a Peña Nieto a que convoque a expertos para que elaboren una demanda contra Estados Unidos por “violación a derechos humanos”. Es necesario acudir a tribunales internacionales para defender los derechos de los migrantes cuanto antes e impedir que el Gobierno de Estados Unidos maneje la agenda o tome la iniciativa, recomendó, quien ofreció a Peña Nieto el apoyo de Morena ante la agresión del extranjero.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis María Aguilar Morales, también llamó a la unidad para hacer frente a las embestidas procedentes de Trump. “No podemos tolerar que nadie nos venga a decir lo que debemos hacer, ni (...) lo que otras personas quieran hacer de nosotros. Somos un país con soberanía, con independencia”.

A su vez, el historiador Enrique Krauze celebró la cancelación del encuentro y aseguró que “es hora de recorrer las dos fronteras y repudiar el muro. Trump no quiere respeto: quiere sumisión. No debemos ceder ni ahora ni nunca”, apuntó tras recordar que “México ganó una negociación clave con Estados Unidos en 1877, por ser firme y digno”.

Su colega Héctor Aguilar Camín añadió que lo que le falta a Peña Nieto “es establecer con claridad la posición de México y sostenerla”.

“Profundo dolor”

Por su parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) llamó a las autoridades a salvaguardar la dignidad y el respeto de los migrantes ante el Gobierno de Estados Unidos.A  través de un mensaje, expresó que los obispos del país recibieron “con profundo dolor” la noticia sobre la orden ejecutiva que con la que Trump firmó para dar inicio a la construcción del muro fronterizo. “Pedimos a nuestras autoridades que en los diálogos y búsqueda de acuerdos con los Estados Unidos, aboguen por caminos justos, que salvaguarden la dignidad y el respeto a las personas, sin importar su nacionalidad, credo y, sobre todo, apreciando la riqueza que aportan en su búsqueda de mejores oportunidades de vida. Cada persona tiene un valor intrínseco e invaluable como hijo de Dios”.

SABER MÁS

Reacciona AI

Amnistía Internacional (AI) afirmó que luchará “con todas sus fuerzas” contra el muro que propone Trump, pues éste supone un peligro y detonará la creación de campos de refugiados en la frontera entre México y Estados Unidos. “No dejaremos que el presidente Donald Trump cree campos de refugiados a lo largo de la frontera como aquellos que hemos visto en Grecia, Australia y otros países”, señaló la directora ejecutiva de AI en Estados Unidos, Margaret Huang. “Este muro enviará el mensaje de que aquellas personas que vienen de otros países, especialmente las de América Latina, deben ser temidas y rechazadas y eso es terrible”.

Hoy, cita con senadores

Enrique Peña Nieto convocó a los coordinadores parlamentarios del Senado a una reunión este viernes a las 14:30 horas en la Residencia oficial de Los Pinos para dialogar sobre la relación con el Gobierno de Estados Unidos.

“Tuve una conversación telefónica con el senador (Emilio) Gamboa, quien me ha pedido asistir a esa reunión, más tarde veré al senador (Fernando) Herrera, que como presidente de la Junta de Coordinación Política, tendrá la misma información”, confirmó el coordinador del PRD, Miguel Barbosa.

El perredista apuntó que espera que la reunión sea para construir una posición del Estado mexicano, donde el Presidente no tendrá ningún regateo de parte del PRD. Pero dejó en claro que no se presentará si solo se trata de un acto, con diversos actores, para respaldar al Ejecutivo federal, luego de que canceló su encuentro con el presidente de Estados Unidos.

Peña Nieto también pretende sostener una reunión con gobernadores para fijar sus posturas ante las acciones de Trump.

LA VOZ DEL EXPERTO

“México se ha quedado solo”

César Villanueva Rivas (académico de la Universidad Iberoamericana).

Para el especialista en la relación bilateral entre México y Estados Unidos, la tensión entre ambos países no se veía desde tiempos de la Segunda Guerra Mundial, cuando el ex presidente Lázaro Cárdenas decretó la expropiación petrolera. Tras la cancelación de la reunión entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump, el internacionalista sostiene que la consecuencia más grave es que México se ha quedado solo y que Estados Unidos ha dejado de ser un socio fiable para el país.

“Ya no tenemos un aliado, un país con el cual se pueda desarrollar una relación comercial estable. Nos pone en una situación muy vulnerable en términos de la economía y tenemos que buscar distintas maneras de que México sea económicamente viable en otros mercados”.

Las afectaciones serán inmediatas y, a decir del experto, comenzarán a verse en el turismo, en la llegada de inversiones y en la economía, pero la más grave será la percepción que el mundo tenga de México, que ahora encarna la imagen de un “país vapuleado, al cual se le puede maltratar, al que Donald Trump trata como patio trasero, es lo más difícil de cambiar en este momento”.

Señala que el país atraviesa una situación de emergencia de la magnitud de una crisis nacional, en la que estima complicado mantener las líneas de comunicación abiertas. “Trump nos la hizo muy difícil para poder acercarnos y entablar un diálogo serio, esto nos deja claro que su Gobierno no es confiable y que no se pueden hacer tratos serios con su país”.

En este contexto, el académico sugiere evaluar la posibilidad de remover al canciller Luis Videgaray, pues su regresó al Gobierno se justificó con la lógica de favorecer la relación entre ambos países, pero “no hay nada que podamos ganar a través de sus contactos con el equipo de Trump”.

Calificó como acertada la decisión del Presidente Peña Nieto de cancelar la visita a la Casa Blanca al no existir las condiciones sensatas para generar una negociación productiva en términos diplomáticos.

Sigue: #DebateInformador

¿Donald Trump hará efectiva su estrategia de cobrar un arancel para que los exportadores mexicanos paguen el muro?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios