Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

¿Qué celebró España?

¿Qué celebró España?

¿Qué celebró España?

A la memoria de Jesús Dilla

Ayer, en lo que fue el Hospicio Cabañas, construido para paliar la creciente miseria de principios del siglo XIX, se celebró el “Día Nacional de España”. Fue organizado por el actual cónsul, por cierto, uno de los mejores.

Lo que no tenemos claro es si la tal fecha se escogió por ser el día de la Virgen del Pilar, el aniversario de lo que ellos definen como el “descubrimiento de América” o alguna otra efeméride que desconozco.

Por lo que se refiere a lo primero, diré que no queda mal, dada la catolicidad de ese país y el simbólico papel que jugó la Pilarica cuando se independizaron de los franceses.

En cuanto a lo segundo, diré que hace más de un cuarto de siglo fui secretario de la comisión mexicana que convirtió esa fecha en la “Conmemoración del Encuentro de Dos Mundos”.

Lo que me pregunto ahora es ¿qué se celebra del siglo XX y principios de éste?, tiempo en el que aportaron a la Historia, además de la “dictablanda” de Primo de Rivera, una de las peores dictaduras que ha conocido la humanidad, cuya larga duración sugiere que se avenía, y se aviene, a los deseos de una gran parte de los españoles. 

Un momento de relativa lucidez lo tuvo España en 1978 cuando, todavía a la sombra de los fusiles franquistas, promulgaron una razonable Constitución Política que, si bien dejaba muchísimo que desear, dadas las limitaciones, resultó motivo de felicitación.

La idea era que, a partir de ella, el documento se iría mejorando y las libertades se incrementarían progresivamente. Pero hete aquí que la constante ha ido en sentido contrario y, más que una evolución democrática, lo que se ha producido en estos casi cuarenta años ha sido una clarísima involución hacia el absolutismo. De tal manera, a base de reglamentos, acuerdos y leyes particulares, avaladas siempre por un Tribunal Constitucional, formada por emisarios del pasado y regido por el espíritu del “Generalísimo” aquel, que se aseguraba que lo era “por la gracia de Dios”, bien puede decirse que España ha degenerado a un Estado prácticamente neofranquista. 

Lo sucedido en Cataluña en los últimos meses, con el vergonzoso corolario de lo ocurrido en lo que va de octubre, es una muestra palpable de que el respeto a la disidencia democrática, pacífica y organizada ha sacado de madre al gobierno, negándose sistemáticamente a dialogar desde hace al menos cinco años, lo que ha dado lugar a que la mayoría de los catalanes acoja la ilusión de independizarse. Ellos son todo lo contrario del españolismo castrense y autoritario, de ahí que prefieran irse con su música a otra parte, ante el pánico de muchos “españoles auténticos” sabedores de que, si ello sucede, van a tener que trabajar para vivir... 

¿Es ésta la España que se festejó ayer o la que pudo haber sido y no fue?

Lee También

Comentarios