Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

Educación y campañas

Por: Diego Petersen

Educación y campañas

Educación y campañas

La Reforma Educativa se convirtió en uno de los ejes centrales de las campañas. Y qué bueno. Discutir la educación que queremos es la mejor forma de transformarla. Lo que salga será positivo. Si en algo no hay consenso entre los candidatos es en cómo debe transformarse la educación en México, y eso lo han aprovechado unos y otros para salir a buscar el voto.

¿Si gana la elección Andrés Manuel va a cancelar la Reforma Educativa y va a quitar las clases de inglés como dice el spot de Meade? Sobre el primer punto imposible saberlo, porque como en casi todos los temas López Obrador dice una cosa aquí y otra allá y juega magistralmente con la ambigüedad para que cada elector oiga algo parecido a lo que quiere oír. Lo que sí sabemos es que en el documento oficial sobre educación se plantea la necesidad de revisar la forma en que se realiza la evaluación a los maestros mientras que, en Oaxaca, frente a los maestros de la Coordinadora gritó a voz en cuello que haría todo lo que esté en sus manos para cancelar la reforma. Uno de sus voceros, el senador Mario Delgado, dijo después que lo que quieren cancelar no es la reforma completa sino solo la “evaluación punitiva”. De las clases de inglés da igual que las cancelen o no, porque las que hay son pésimas: no hay maestros para enseñar inglés en las primarias.

Anaya se subió al tren y plantea no cancelar, pero sí modificar la reforma porque, considera, ha sido muy mal implementada. No dice claramente en qué está de acuerdo y en qué no, pero le quedó claro que había que subirse al tren para generar contraste con López Obrador. Y José Antonio Meade, como siempre, atrapado, pues resulta que el responsable de la Reforma Educativa y a quien en todo caso habría que señalar por los errores, es su jefe de campaña.

El reconocimiento del niño como sujeto esencial de la educación no podemos perderlo, todo lo demás se puede y debe seguir discutiendo

Si algo ganamos ya con la reforma es poner a los niños por delante, y no a los sindicatos, pero eso no significa que se pueda pasar por encima de los derechos de los maestros que merecen y deben ser tratados con justicia. El reconocimiento del niño como sujeto esencial de la educación no podemos perderlo, todo lo demás se puede y debe seguir discutiendo.

Lo positivo, a pesar del bajo nivel del debate de los candidatos, es que la educación sea tema central en las campañas. Eso obliga a los equipos a pensar, a los ciudadanos a discutir, pero sobre todo a no considerar a las reformas como hechos consumados o como realidades inalterables y verlas como lo que son, procesos de construcción continuos y sobre todo comunitarios. Tomémosles la palabra a los candidatos y aprovechemos la oleada para poner a la educación en el centro del debate. 

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios