Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

De la solidaridad al agravio

De la solidaridad al agravio

De la solidaridad al agravio

De las masivas, impresionantes y hasta conmovedoras muestras de solidaridad que se manifestaron con motivo de los recientes sismos en los lugares ya por todos conocidos y que han sido la causa de graves daños patrimoniales y emocionales en miles de ciudadanos, se pasará, inevitable y desafortunadamente, a un estado de reclamo y rebeldía que incluso podría llegar a la violencia. Resulta que los tiempos de las instituciones de gobierno encargadas de la reconstrucción no son los mismos de aquellos que están y estarán viviendo en la más absoluta de las intemperies con sus adversos efectos colaterales, salud física y mental entre las más apremiantes. Gobierno, instituciones privadas y ciudadanos en general pisarán al crudo escenario de la realidad en la que el primer y poderoso enemigo a vencer es el implacable transcurrir del tiempo.

Un ejemplar y afortunado fenómeno ha sido el desinteresado y sincero apoyo que se presto a las víctimas en los momentos inmediatos a los sismos y otra muy diferente, ya sin esa ayuda, será cumplir en tiempo y forma las arduas y costosas tareas que se requieren, primero para la reconstrucción y luego para la normalización de la vida cotidiana de todos los miles de afectados. Pronto, más pronto de lo imaginado la tarea entrará al pantanoso e inevitable rumbo de: “todos los días prometido, todos los días olvidado”.

Retornar a cada uno de los damnificados a la rutina cotidiana que vivían antes del desastre será colosal y minuciosa tarea para la que se requiere de solidaridad, entrega, eficiencia y sobre todo… HONESTIDAD. La tentación de aprovecharse de la fatalidad del prójimo en un país que recién se le ha colocado como el más corrupto de la región no será escollo fácil de superar con todo y las medidas de control que se vienen operando. Si a esto sumamos las necias costumbres de darle un carácter político-partidista al rato ya nos podremos imaginar los retrasos en cumplimientos que se darán por un lado y por otro, a la frívola actitud de servirse de la tragedia para inflamación de egos y posturas protagónicas de él, de ella, de nosotros, de vosotros y de ellos. Ya nos podremos ir preparando para que el lema “FUERZA MEXICO” haya sido un deseo pasajero o burla mediática comercializada.

Los habitantes de clase económicamente vulnerable de la Ciudad de México y  principalmente de los estados de Chiapas y Oaxaca, ante el paso de los días verán convertidas sus esperanzas en desesperación, rechazo y enojo, aquellas promesas hechas, habrá que decirlo sinceras y solidarias, se convertirán en mentiras, recordemos lo que dice la sabiduría popular: “al mentiroso no se le cree ni cuando dice la verdad”.

El vertiginoso correr de los días superara los avances reales de la atención y reconstrucción realidad que irá irritando a los damnificados. Para cuando esto ocurra quedarán como anécdotas, las declaraciones de solidaridad de los famosos y los no famosos. La pregunta es quien o que controlara los demonios que habitan en aquellos corruptos y oportunistas que están desde ahora mismo al acecho. 

Los ofrecimientos a los afectados vivirán permanente en sus memorias, cada promesa incumplida será un agravio, en cambio, cada atención, oportuna y sincera se convertirá, individual y colectivamente, en el bautizo de la religión del altruismo. Quizás sea oportuno citar a Elie Wiesel, sobreviviente de los campos nazis de exterminio: “El hombre esta hecho para dar y recibir, ayudar y aceptar la ayuda”.

Lee También

Comentarios