Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Diciembre 2017
Economía | Insinuan que los exportadores nacionales pagarán, con más impuestos, la muralla

Trump planea arancel para pagar muro

Aumenta crisis diplomática entre EU y México ante las presiones de que los exportadores nacionales paguen, con más impuestos, la muralla

GUADALAJARA, JALISCO (27/ENE/2017).- Dos mensajes de Donald Trump y Enrique Peña Nieto por la vía de Twitter sacudieron de forma histórica la relación diplomática de Estados Unidos y México en la víspera de su reunión del próximo martes en la Casa Blanca. Ayer por la mañana, el estadounidense fue el primero en escribir: “Si México no quiere pagar el muro que necesitamos tanto, mejor que cancele su próxima visita”. La reacción de Peña Nieto fue inmediata: “Hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré”.

La política contra los migrantes y la culminación del muro anunciados el miércoles por Estados Unidos fue el tema que empeoró el conflicto. Sin embargo, más tarde, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, aumentaría la incertidumbre que prevalece desde la llegada al poder de Trump, tras anunciar la aplicación de un impuesto de hasta 20% a las exportaciones de las empresas mexicanas (llamado border-adjusted tax o BAT).

Mientras en el Congreso estadounidense se estimó que el muro costaría hasta 15 mil millones de dólares, Spicer pronosticó que ese gravamen generaría unos 10 mil millones de dólares anuales, pero se requiere de la aprobación del Legislativo para un paquete de reforma fiscal integral. Por su parte, el jefe de Gabinete, Reince Priebus, matizó que el Gobierno tiene “un buffet de opciones” para pagar el muro.

Lo cierto es que ese impuesto no se puede aplicar de forma inmediata porque está vigente el Tratado de Libre Comercio. Expertos coinciden en que el gravamen operaría como un Impuesto al Valor Agregado (IVA) a la inversa; es decir, no se pretende trasladar (legalmente) la carga fiscal al consumidor sino gravar la operación como un ingreso del vendedor.
 
Sin embargo, el canciller mexicano, Luis Videgaray, aseguró anoche desde Washington que el arancel lo pagarán los consumidores estadounidenses. “Un impuesto a las importaciones de Estados Unidos a productos mexicanos no es manera de hacer que México pague por el muro sino el consumidor norteamericano, que pagaría más caros los aguacates, las lavadoras, las televisiones…”.

En México, Manuel Herrera, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, consideró que un impuesto a las importaciones en Estados Unidos es una “noticia muy grave, verdaderamente preocupante y aberrante, no nada más para México sino para las empresas estadounidenses”.

Mientras tanto, ayer el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, pidió a sus cárceles cumplir con la orden ejecutiva de Trump de entregar a los ilegales detenidos, ante la amenaza de recortar fondos a las “ciudades santuario” para indocumentados. Más de 200 urbes tienen la misma orden.

 

Temas

Lee También

Comentarios