Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 11 de Diciembre 2017
Deportes | El entrenador no dejó mucho a la imaginación cuando describió a su equipo, por fallas

Roethlisberger y los Acereros buscan minimizar errores

El entrenador no dejó mucho a la imaginación cuando describió lo que su equipo necesita hacer si es que quiere encontrar la forma de salir de Kansas City con un triunfo
Roethlisberger ha lanzado ocho de sus 15 intercepciones de la temporada en sus últimos cinco juegos. TWITTER / @steelers

Roethlisberger ha lanzado ocho de sus 15 intercepciones de la temporada en sus últimos cinco juegos. TWITTER / @steelers

PITTSBURGH, ESTADOS UNIDOS (11/ENE/2017).- Mike Tomlin no dio nombres. Pero en realidad, no era necesario. El quarterback Ben Roethlisberger y el centro Maurkice Pouncey son los únicos dos jugadores de los Steelers de Pittsburgh que tocan el balón en todas las jugadas ofensivas.

Y en realidad, solo uno de ellos tiene el poder de decidir cuándo, dónde y cómo el balón llega a donde tiene que ir. Así que Tomlin no dejó mucho a la imaginación cuando describió lo que su encendido equipo necesita hacer si es que quiere encontrar la forma de salir de Kansas City con un triunfo el domingo, durante su duelo de la ronda divisional de los playoffs.
"Debemos hacer un mejor trabajo en cuidar el balón", señaló Tomlin. "Es enero. Debemos cuidar el balón. Es catastrófico para tu causa cuando no lo proteges".

Excepto, en aquellas raras ocasiones en las que no ocurre. Los Steelers (12-5) han acumulado ocho victorias consecutivas incluso cuando Roethlisberger lanza intercepciones ocasionales.

Es revelador cómo es que Pittsburgh, gracias al running back Le'Veon Bell, ha convertido esa clase de errores que comúnmente sentenciarían a los Steelers — como la jornada de tres intercepciones de Roethlisberger ante Buffalo el mes pasado, o los dos pases interceptados que lanzó ante Miami hace el domingo — en tan solo topes de velocidad y no en un camino sin salida.

Sin embargo, el dos veces campeón del Super Bowl sabe que necesita ser más preciso fuera de casa ante un equipo que provocó 21 de sus 33 robos de balón en la marea roja y ruidosa del Arrowhead Stadium.

"Obviamente no puedo seguir entregando balones", reconoció Roethlisberger.
Eso ha sucedido con regularidad incluso mientras los Steelers lograron recuperarse tras iniciar la temporada con marca de 4-5. Pittsburgh ha hilvanado dos meses de dominio ocasional, incluyendo un lapso en el que pasó más de un mes sin ponerse en desventaja incluso cuando su indiscutible líder tomaba decisiones cuestionables.

Roethlisberger ha lanzado ocho de sus 15 intercepciones de la temporada en sus últimos cinco juegos, incluyendo un par ante los Dolphins. La primera rebotó en las manos de Antonio Brown a finales de la primera mitad, cuando habían incursionado profundo en territorio rival.

La segunda se presentó a menos de cinco minutos del final, y con Pittsburgh gozando de una cómoda ventaja, cuando el envío de Roethlisberger superó por mucho el alcance del tight end Jesse James.

Resultaron ser solo pequeñas molestias. En esa ocasión. Y ocurrieron luego de que completara sus primeros 11 pases, incluyendo un par de largos touchdowns a Brown que le otorgaron un claro control del encuentro a los Steelers.

"Afortunadamente teníamos una ventaja suficientemente grande que no fue tan importante", dijo el quarterback. "Pero a partir de ahora debemos asegurarnos que limitaremos esos errores y todo empieza conmigo".

Temas

Lee También

Comentarios