Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | Ambos son fundamentales para mantener en perfectas condiciones el organismo

Beneficios del agua y la fibra para el cuerpo

La fibra ayuda a que los alimentos se absorban lentamente y, por ende, a que el cerebro reciba la glucosa adecuada
En el corazón, la fibra ayuda a controlar el colesterol, el agua a la regulación en la presión arterial y ritmo cardiaco. NTX / ARCHIVO

En el corazón, la fibra ayuda a controlar el colesterol, el agua a la regulación en la presión arterial y ritmo cardiaco. NTX / ARCHIVO

CIUDAD DE MÉXICO (25/ENE/2017).- Estamos a nada de comenzar el segundo mes de año, así que debemos preguntarnos ¿Cómo vamos con nuestros cambios alimenticios?

Cuando decidimos comer mejor es importante considerar que también debemos hidratarnos mejor, ya que el agua es vital para nuestro cuerpo, sin contar que la fibra también hace maravillas en nuestro organismo. Es por es que platicamos con la nutrióloga de Fibré Virginia Ramírez y esto fue lo que nos dijo:

1.- Es súper importante para el estómago. En este órgano la fibra mejora la cantidad, el peso y la consistencia de las heces fecales, haciendo que su tránsito sea más fácil, lo que disminuye la posibilidad de sufrir de estreñimiento, síndrome de colon irritable y de hemorroides, entre otras condiciones.

Además, la fibra soluble, misma que se emplea en Fibré, produce sensación de saciedad, ya que el agua ayuda aumentando su volumen y provocando distensión del estómago, una señal que el organismo interpreta como llenado y nos avisa que debemos parar de comer. Por esto, en muchas dietas de adelgazamiento se recomiendan ensaladas, frutas y verduras que contengan gran cantidad de fibra.

También, retrasa el vaciamiento gástrico: esto tiene una consecuencia muy importante, ya que los nutrientes se absorberán poco a poco y no habrá picos de glucosa.

2.- Cerebro. La escasa hidratación cerebral se manifiesta con menor capacidad para prestar atención, disminución de la memoria de trabajo y de corto plazo, de la coordinación motora, del tiempo de reacción, aparición de dolor de cabeza y cierto grado de desorientación.

Es fundamental para mantener en perfectas condiciones el organismo, incluyendo el cerebro.

Por su parte la fibra ayuda a que los alimentos se absorban lentamente y por consiguiente colabora a que el cerebro reciba la cantidad adecuada de glucosa. Asimismo, atrasa la velocidad de absorción de los carbohidratos y mantiene estable el colesterol, lo que garantiza el buen aporte sanguíneo al cerebro.

3.- Corazón. Por un lado, hidratarnos bien ayuda a desempeñar un buen trabajo de regulación en la presión arterial y ritmo cardiaco.

Por otro lado, una dieta baja en grasa saturada y alta en fibra ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre, lo que disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Además, como lo había mencionado con anterioridad, ayuda a controlar la glucosa en sangre, lo que reduce la producción de colesterol y triglicéridos en el hígado.

4.- Dermis. Este órgano es el más grande de nuestro cuerpo, por lo que su hidratación es necesaria para mantenerlo en condiciones saludables y protegerlo frente a las posibles agresiones externas tanto de infecciones como de envejecimiento. Podemos distinguir que la piel, como se conoce de manera cotidiana este órgano, está sana cuando se ve hidratada, radiante y suave, para lograrlo, lo primero es beber abundantes líquidos.

Así como la alimentación y los hábitos de consumo saludables, el cuidado de la piel requiere de evitar la exposición excesiva al sol y el consumo de cigarro.

Por su parte la fibra, el agua y los ácidos grasos también ayudan a disminuir los signos del envejecimiento.

Temas

Lee También

Comentarios