Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Diciembre 2017

Deportes

Deportes | Las peleas entre pugilistas mexicanos siempre han dado de qué hablar

El box, garantía de espectáculo

Las peleas entre pugilistas mexicanos siempre han dado de qué hablar a lo largo de la historia y se han brindado combates memorables
Los pugilistas nacionales han hecho de sus peleas algo que siempre dejará un gran sabor de boca a quienes disfrutan de esta disciplina. MEXSPORT /

Los pugilistas nacionales han hecho de sus peleas algo que siempre dejará un gran sabor de boca a quienes disfrutan de esta disciplina. MEXSPORT /

GUADALAJARA, JALISCO (18/ENE/2017).- Una de las peleas más esperadas por los amantes del boxeo se ha confirmado. El jalisciense Saúl “Canelo” Álvarez se enfrentará al sinaloense Julio César Chávez Jr en lo que promete ser un combate espectacular, con el ingrediente extra de que serán dos de los púgiles mexicanos de mayor renombre en los últimos años los que suban al ring el próximo 6 de mayo.

A lo largo de los años, las contiendas entre pugilistas mexicanos han marcado la historia del “deporte de los puños”, ya que han sido innumerables las ocasiones en las que un par de boxeadores nacionales suben al cuadrilátero y brindan batallas épicas, llenas de pasión y emotividad.

Ya sea para adjudicarse un título mundial o simplemente por aumentar un récord y demostrar quién es el mejor representante azteca del momento en sus respectivas categorías, los pugilistas nacionales han hecho de sus peleas un espectáculo que siempre dejará un grato sabor de boca a quienes disfrutan de esta disciplina.

Peleas entre mexicanos, de lo mejor en el mundo

Con la autoridad que los años le brindaron como pugilista y ahora como mánager, el ex campeón mundial tapatío Óscar “Chololo” Larios aseguró que los combates entre boxeadores mexicanos son los mejores que puede haber a nivel mundial en cuanto a calidad y talento boxístico.

“Las peleas entre mexicanos son de lo mejor que puede haber en el mundo del box, porque siempre son muy buenas, se arman unas verdaderas guerras porque somos muy aguerridos arriba del ring y nadie quiere perder, además hay mucho nivel en todo México y por eso hay mucho espectáculo”.

El ahora mánager de su hija, la joven Yareli “Chololita” Larios, no olvida la trilogía de enfrentamientos que sostuvo con Israel Vázquez, en la que ambos pugilistas demostraron la calidad del boxeo mexicano.

“Fueron tres peleas las que yo tuve con él, en la primera me noqueó en el primer round, después me preparé lo mejor que pude para noquearlo y al final, en la última vez que peleamos, ahí me abrió la ceja en el tercer round y ya no pude seguir, pero siempre fueron buenas peleas”, comentó.

De igual manera, en lo que respecta a la pelea del próximo 6 de mayo entre Saúl “Canelo” Álvarez y Julio César Chávez Jr., Larios señaló al pugilista jalisciense como el favorito para salir con la mano en alto debido a la potencia de su pegada.

“Será un buen combate, la gente ya lo estaba esperando, pero yo pienso que no será espectacular. Chávez es más pesado que el ‘Canelo’ y va a bajar de peso, de toda maneras el Canelo tiene mejor pegada y creo que esa es la clave”, concluyó el ex campeón.

Revancha de campeones

El tapatío Óscar “Chololo” Larios y el capitalino Israel Vázquez se enfrentaron en tres ocasiones durante su carrera.

En abril de 1997, Vázquez fue profeta en su tierra al derrotar en la Arena Coliseo a Larios por nocaut, apenas en el primer round de la contienda.

Cinco años después, en mayo de 2002, el púgil oriundo de Guadalajara cobró las cuentas pendientes al derrotar a Vázquez por nocaut técnico en una pelea que tenía como principal premio el título mundial interino del CMB en la división supergallo.

Sin embargo, para diciembre del 2005, el capitalino volvió a derrotar a Larios para despojarlo del cetro que anteriormente había perdido.

Rivalidad peculiar

El “Púas” Olivares y Jesús “Chucho” Castillo protagonizaron otra de las trilogías más recordadas del boxeo nacional, con la peculiaridad de que las tres peleas se llevaron a cabo en el mismo lugar y con los mismos cetros mundiales en disputa.

La primera contienda se llevó a cabo en abril de 1970 y tuvo como escenario el Forum de Inglewood, en California. En esa ocasión, Olivares, fiel a su estilo de boxeo fino y resistente, derrotó a Castillo por la decisión unánime para ganar los campeonatos mundiales en la división gallo del CMB y la AMB.

Con los mismos títulos en pugna, la revancha llegó para Castillo en octubre del mismo año. El púgil guanajuatense venció a Olivares por nocaut técnico en el round número 14 para convertirse en campeón mundial por primera vez en su carrera.

La tercera página de esta historia sucedió un año después, en abril de 1971. De nueva cuenta en las tarjetas, Rubén Olivares volvió tocar la gloria al ganar ambos títulos mundiales por decisión unánime.

Póker de emociones

El público mexicano no puede borrar de su memoria las auténticas batallas entre Israel Vázquez y Rafael Márquez, quienes subieron al encordado en cuatro ocasiones para brindar un sangriento espectáculo, del que hasta la fecha siguen padeciendo las consecuencias.

En la primera pelea que ambos capitalinos sostuvieron, celebrada en marzo de 2007, ambos pugilistas repartieron golpes a diestra y siniestra, aunque Vázquez no soportó los embates de Márquez y tuvo que abandonar la pelea, dejando con el campeonato mundial supergallo del CMB  a su adversario.

La revancha llegó en agosto de 2007 y en esta ocasión, Vázquez revirtió lo ocurrido en el combate anterior y en el sexto round venció a Márquez por nocaut técnico para arrebatarle el campeonato que meses atrás había logrado.

En la tercera contienda, Vázquez y Márquez volvieron a dejar todo arriba del cuadrilátero en la que pudo ser su mejor contienda. Vázquez volvió a salir con la mano en alto por la vía de la decisión dividida y conservó su título como monarca mundial en la división supergallo.

La última ocasión en la que estos peleadores se vieron las caras sucedió en mayo de 2010 y en esta ocasión, Márquez curó las heridas de sus dos derrotas anteriores para mandar a Vázquez a la lona en el tercer asalto y quedarse con el campeonato mundial plata supergallo del CMB.

La trilogía más famosa

Sin duda alguna, éste es el enfrentamiento entre mexicanos que más revuelo ha causado en el mundo del boxeo. El tijuanense Erik “Terrible” Morales y el capitalino Marco Antonio Barrera se vieron las caras en tres ocasiones y en todas ellas existió un campeonato mundial en contienda.

La primera vez que estos pugilistas subieron al ring sucedió en febrero del año 2000, cuando Morales y Barrera pelearon por los cinturones de campeonato mundial Supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Morales salió con la mano en alto al vencer a Barrera por decisión dividida en un combate de alarido, celebrado en la ciudad de Las Vegas.

La revancha llegaría en junio de 2002 para Barrera, quien cobró cuentas pendientes para ganar el combate por la vía de la decisión unánime y quedarse con el título mundial pluma del CMB.

El último episodio de la trilogía estelar entre estos pugilistas se dio en noviembre de 2004 y en una cerrada contienda que se decidió en las tarjetas, Marco Barrera volvió a vencer a Morales, pero ahora por decisión mayoritaria para quedarse con el cinturón de campeón mundial superpluma del CMB.

Pleito sin tregua

En el que pudiera ser uno de los combates más explosivos de los últimos tiempos, el boxeador sonorense Orlando “Siri” Salido y el capitalino Francisco “Bandido” Vargas no se guardaron nada a la hora de estar en el ring en la disputa por el campeonato mundial superpluma del CMB.

Fue en junio pasado cuando ambos boxeadores hicieron derroche de su poderío, ya que los dos culminaron en un baño de sangre tras una repartición de golpes continua durante los 12 rounds de un combate que los jueces decretaron como empate.

La batalla

En abril de 1977, el medallista olímpico Alfonso Zamora y el campeón mundial de peso gallo, Carlos Zárate, protagonizaron una de las peleas más mediáticas entre representantes de México, al grado de nombrar a esta contienda como “La Batalla de los Muchachos Z”, nombrada así por las iniciales de sus apellidos.

Aunque ambos pugilistas llegaron a esta pelea como campeones mundiales, el combate fue de compromiso y se llevó a cabo en el Forum de Inglewood, donde Zárate dejó sin posibilidades a Zamora al derrotarlo con la marca de la casa: un nocaut técnico en el cuarto round.

El inicio de la leyenda

La carrera de Julio César Chávez, considerado como el máximo emblema del boxeo mexicano en la historia, está marcada por este combate, mismo que significó un antes y un después en el andar de ambos pugilistas.

En septiembre de 1984, Chávez y Mario “Azabache” Martínez se enfrentaron en el Auditorio Olímpico de Los Ángeles, California, en una contienda por el campeonato mundial vacante de la división superpluma del CMB.

Chávez hizo válidos los pronósticos para fajarse su primer cinturón de campeón mundial tras haber logrado la victoria por nocaut técnico en el octavo round y de paso alargar su racha invicta a 44 contiendas ganadas.

Guerra en Los Ángeles

El tapatío Abner Mares y el michoacano Leo Santa Cruz paralizaron a la ciudad de Los Ángeles en agosto de 2015, cuando compitieron por el cetro de súper campeón mundial pluma de la Asociación Mundial de Boxeo.

En un combate que complació a los asistentes por la manera en que ambos pugilistas se entregaron sobre el cuadrilátero, el boxeador michoacano resultó ser el ganador por la decisión mayoritaria.

No hubo revancha

Juan Manuel Márquez y Marco Barrera fueron participes de una nueva batalla entre peleadores mexicanos.

En marzo de 2007 y con Las Vegas como sede, el “Dinamita” derrotó por decisión unánime a Barrera para adueñarse del cinturón del CMB que lo avaló como el monarca mundial en peso superpluma.

Tras este combate, surgió una rivalidad fuera de los escenarios entre ambos púgiles capitalinos, aunque nunca se pudo concretar un combate de revancha.

El retiro de un grande

Otro de los duelos entre mexicanos por un campeonato del mundo tuvo lugar en septiembre de 1997, cuando un joven Erik “Terrible” Morales enfrentó al experimentado Daniel Zaragoza en la ciudad de El Paso, Texas.

En el penúltimo asalto de la pelea, Morales derrotó por la vía del cloroformo a Zaragoza, para obtener el campeonato mundial supergallo del CMB, siendo éste el primer título mundial de su carrera.

Tras este episodio, Zaragoza decidió abandonar su carrera como boxeador.

Temas

Lee También

Comentarios