Viernes, 27 de Enero 2023

Juan Rulfo: "Pédro Páramo" cumple 67 años desde su publicación

Considerada por muchos como una de las novelas más importantes de las letras mexicanas, "Pedro Páramo" de Juan Rulfo cumple 67 años desde su publicación en 1955

Por: Fausto Salcedo

El jalisciense Juan Rulfo, escritor de

El jalisciense Juan Rulfo, escritor de "Pedro Páramo". ESPECIAL/Fonoteca Nacional

"Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría, pues ella estaba por morirse y yo en plan de prometerlo todo...".

Así da inicio a una de las narraciones que marcó un parteaguas en la historia de la literatura mexicana, que encasilla un universo de silencio, de sombras que trepan entre fincas de adobe y enredaderas de bugambilias marchitas, y de un rencor sin límites que carcomió las esperanzas del amor imposible, traspasando las fronteras de la muerte. 

"-¿Conoce usted a Pedro Páramo? -le pregunté.

Me atreví a hacerlo porque vi en sus ojos una gota de confianza.

"-¿Quién es? -volví a preguntar.

"-Un rencor vivo- me contestó él". 

Además de la escritura, Juan Rulfo también era un excelente fotógrafo. ESPECIAL/Fonoteca Nacional

"Pedro Páramo", fue publicada un día como hoy en una primavera lejana de hace seis décadas, cuando el jaliscience Juan Rulfo tenía 38 años. La génesis y la concepción de la novela fueron detalladas en cartas precisas y románticas a su esposa Clara Aparicio. Indeciso del nombre, Rulfo consideró llamar a su libro "Una estrella bajo la luna", "Murmullos", y "Comala". Finalmente se decidió por el título que a la vez lo dice todo y nada: "Pedro Páramo". 

Nunca se había leído algo similar en las letras mexicanas. Haciendo uso de un estilo narrativo lleno de poesía y laberintos de letras,  Rulfo entretejió la cotidanidad del México revolucionario, la crueldad de lo cotidiano y la belleza de las poblaciones rurales con el más allá, que también permea desde siempre el imaginario y la cultura del mexicano: la muerte, lo sobrenatural, lo incomprensible.

¿De qué trata Pedro Páramo?

Del mismo modo que en su narrativa, Rulfo capturó en sus fotografías la escencia única del México rural. ESPECIAL/Fonoteca Nacional

Abarcando distintos saltos temporales, variedad de narradores, personajes y perspectivas, en "Pedro Páramo" atestiguamos el esplendor y la decadencia paulatina del mítico pueblo de Comala, y las vidas de sus habitantes solitarios que cargan con costales de remordimientos, que amordazan pasiones prohibidas, y que aún en la muerte siguen arrastrando los errores de sus días, el martirio de sus pecados y sus felicidades efímeras, como una segunda vida sin fin.

El destino de "Juan Preciado", que sólo llegó a Comala buscando a su padre, se unirá al de los demás habitantes del pueblo fantasma, que desde siempre gira en torno a la figura casi omnipresente de "Pedro Páramo": la sombra gigantesca de un hombre cuyo poder y amargura se extiendieron más allá de la hacienda de la "Media Luna", y cuya única redención pudo ser la esperanza arrebatada de su amor imposible, Susana San Juan. 

¿Por qué es importante leer Pedro Páramo?

A Juan Rulfo le bastaron tres obras para convertirse en un escritor consagrado. ESPECIAL/Fonoteca Nacional

Juan Rulfo ganó el premio Xavier Villaurrutia el mismo año que publicó "Pedro Páramo". No obstante, en primera instancia la novela recibió críticas negativas por su estilo atípico en la narrativa nacional. Con los años fue adaptada diversas ocasiones en el mundo cinematográfico, además de haber sido traducida a diversos idiomas, hasta llegar a convertirse en una de las obras emblemáticas no sólo de México, sino de la literatura universal.

Escritores de renombre como Jorge Luis Borges no ocultaron su admiración por la novela. Por su temática, "Pedro Páramo" también es considerada un antecedente del realismo mágico, y a su vez, del "boom" latinoamericano que sacudiría el continente apenas unos años después. Gabriel García Márquez, un admirador declarado del jaliscience, escribió que la narrativa de Juan Rulfo fue al aliciente necesario que necesitaba para encontrar el camino en sus propias letras.  

En su vida, Juan Rulfo fue un hombre de pocas palabras. Además de "Pedro Páramo", tuvo suficiente con escribir también "El llano en llamas" (1953), y el "Gallo de oro", (1980) para convertirse en uno de los escritores inolvidables de las letras mexicanas. "En mi vida hay muchos silencios" dijo Rulfo, en una entrevista. "En mi escritura también". 

"Pedro Páramo" es una novela que sabe a maíz y cañaverales, que huele a tierra mojada, en la que entre sus páginas resuena el viento ululando fantasmal entre las calles del pueblo abandonado, en la que los muertos, desde sus tumbas, siguen escuchando el martillar y la melancolía de la lluvia, el murmullo perdido de los recuerdos y de la vida que se fue. Un mundo de tristeza, y de silencio. 

ESPECIAL/Librerías Gadhi

"-¿Y tú alma? Dónde crees que se haya ido?"

"-(...) Abrí la boca para que se fuera. Y se fue. Sentí cuando cayó en mis manos el hilito de sangre con que estaba amarrada a mi corazón".

Con información de Gobierno de México. 

FS 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones