Ideas

Seguridad en Jalisco con rostro alfarista

La violencia y la inseguridad salieron de control en Jalisco. Eso es de conocimiento general. Pero el tema alcanzó nuevamente calidad de emergencia cuando empezaron a asesinar policías. En los últimos días han muerto cuatro uniformados de Guadalajara, dos de Zapopan y el último, de la Policía Estatal, apenas este 9 de septiembre. No se trata de los primeros agentes del orden que caen ante acciones de la criminalidad y lamentablemente, no serán los últimos, pero los diferentes hechos obligan a plantear otra vez: ¿Qué vamos a hacer? ¿Qué harán las nuevas autoridades?

Recientemente las redes sociales se convirtieron en un terreno de juego donde se intentó adivinar quiénes serán titulares de las secretarías estatales en la administración del gobernador electo, Enrique Alfaro Ramírez. En términos útiles para el tema que se aborda en esta Palestra, llama la atención que se apueste por Macedonio Salomón Tamez Guajardo como futuro titular de la Fiscalía del Estado. Varios puntos deben aclararse antes de afirmar algo así, y sobre todo, cabe preguntarse cómo se trabajará en la reacción contra la criminalidad que tiende a crecer.

Primero el personaje. Macedonio Tamez, ex presidente municipal de Zapopan, médico y egresado de estudios de Derecho, fue después de su experiencia como alcalde, titular de la Policía de Guadalajara. Intentó implantar métodos que a la postre, no dieron resultado. Tras dejar una militancia de décadas en Acción Nacional (PAN) pasó a ser aliado político de Enrique Alfaro y recién concluyó un período como diputado federal en la fracción de Movimiento Ciudadano. ¿Su perfil es el de Fiscal jalisciense? Se incorporará a la administración alfarista pero no como titular de la Fiscalía, sino como cabeza del sector de seguridad en el gabinete.

Un segundo punto: ¿cuál es el próximo modelo de Fiscalía? El gobernador electo no acepta la Fiscalía General. El esquema legal y administrativo se modificará para recuperar la Secretaría de Seguridad Pública y el futuro Fiscal desempeñará tareas más similares a las que antes tuvo el procurador general de Justicia.

¿Será un fiscal autónomo, tal como se ha impulsado desde que surgió el Sistema Estatal Anticorrupción? La figura prometía, y así la defendieron académicos y activistas de diferentes organizaciones civiles, pero Enrique Alfaro no está de acuerdo. El gobernador definirá al titular de la Fiscalía y las asesorías que ha recibido para evitar la independencia en su elección apuntan a que el crimen organizado influiría en los procedimientos para elegirlo.

Un tercer punto es la coordinación con el Gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador. El trabajo coordinado será moldeado por las leyes que apliquen (incluidos los cambios que se esperan en el sistema de justicia que tanto ha sido criticado por alcaldes y gobernadores), el acceso al presupuesto y naturalmente, la presencia de las Fuerzas Armadas en el combate a crímenes de alto impacto.

Los foros de pacificación, que no prometen muchos resultados, y el muy indefinido proyecto que encabeza Alfonso Durazo Montaño como próximo secretario nacional de seguridad obligan a plantearse una firme y definitiva estrategia local.

La seguridad en Jalisco está en manos de Enrique Alfaro.

Sigue navegando