Jalisco

Frenan a bandas de carteristas en Tren Ligero

Gracias a denuncias y videovigilancia, el Siteur detectó a dos grupos que robaban a pasajeros descuidados; fueron entregados al Ministerio Público

Frenan a bandas de carteristas en Tren Ligero

Ni las estaciones del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) escapan a la inseguridad, y aunque cuentan con elementos de seguridad privada y de la Policía estatal, se ha detectado la operación de carteristas que cometen robos en vagones e instalaciones del tren.

Gustavo Mandujano Ramírez, jefe de seguridad del Siteur, señaló que si bien es reducido el número de incidentes que tienen reportados, en meses pasados identificaron grupos de personas que ingresaban al tren a cometer robos. Afirmó que los carteristas operaban en parejas, en las horas de mayor afluencia y aprovechaban la distracción de los usuarios para sustraer alguna pertenencia.

Los dos grupos detectados operaban principalmente en la Línea 2, en estaciones de la zona Centro de Guadalajara. También se identificó su presencia en el Macrobús.

“Sí detectamos dos grupos que se han introducido al tren, que se dedicaban a eso: sustraer pertenencias. Pero gracias a los reportes de los ciudadanos y al circuito cerrado, los retiramos de las instalaciones. Hubo detenidos y consignados ante las autoridades”, comentó.

Los robos se cometieron, principalmente, en las estaciones Juárez, Plaza Universidad y San Juan de Dios. En el caso del Macrobús, se han notificado incidentes en San Juan de Dios, Fray Angélico y en las paradas cercanas a la zona Centro.

El funcionario destacó que los reportes de los usuarios fueron clave para identificar a los carteristas, saber por dónde ingresan, cuál es su modo de operar y terminar con ellos. Recomendó a las personas estar al pendiente de sus pertenencias, no dormirse en los trayectos y no permanecer en las estaciones más tiempo del debido para sus traslados, pues los robos siempre son un riesgo latente.

Pese a eso, afirmó que la seguridad en el tren es buena y está dentro de los estándares de calidad.

Mandujano Ramírez agregó que, en caso de que suceda algún robo (ya sea en las estaciones o a bordo del tren), inmediatamente se debe reportar al personal de vigilancia, al de atención a pasajeros o a los policías del Estado que están comisionados en las estaciones.

“Es un número reducido (de robos). Sin embargo, sí ocurren. Muchas veces porque el pasajero se confía o va algo distraído y no presta atención a sus pertenencias. No tenemos un número crítico (de casos), pero sí se presentan”, añadió.

El Siteur reportó que durante el primer semestre de este año recibieron 40 denuncias de robos en sus instalaciones: 18 en la Línea 1 y 22 en la Línea 2.

Ven “focos rojos” por robos en calles cerca del Tren Ligero

Por el tránsito constante de personas, las calles aledañas a las estaciones del Tren Ligero son zonas de atención especial para prevenir la incidencia delictiva, explicó Mario Alberto Martínez González, comisario en jefe de la Policía de Guadalajara.

En la Línea 1, dijo, las inmediaciones de las estaciones Juárez, Unidad Deportiva e Isla Raza registran la mayor cantidad de reportes de robo; respecto a la Línea 2, destacó las cercanías de Plaza Universidad, San Juan de Dios, San Andrés, San Jacinto y Tetlán. En ellas hay más movimiento de personas y, en consecuencia, mayor riesgo.

El jefe policiaco pidió a los ciudadanos que sean víctimas de robo que presenten sus denuncias, pues eso no sólo permite a la Comisaría identificar las zonas con mayor problemática, sino reforzar la vigilancia.

“¿Nosotros qué hacemos al respecto? Tenemos una vigilancia constante y atendemos las solicitudes de apoyo. Hay patrullaje constante en esos lugares, con atención especial”, añadió.

Martínez González recomendó a los usuarios no exponerse ante una situación de riesgo y salvaguardar su integridad. Les sugirió estar atentos al circular por la calle, pendientes de las personas que vayan a su alrededor (particularmente los motociclistas que circulan en sentido contrario) y tomar precauciones.

El comandante aseveró que, aunque la seguridad al interior de las estaciones es responsabilidad de elementos privados y de la Policía estatal, la corporación municipal trabaja en coordinación cuando requieren apoyo. En Guadalajara están ubicadas las 10 estaciones de la Línea 2 y 13 de la Línea 1.

Autoridades piden a víctimas que denuncien los lugares con más incidencia para reforzar su presencia.
ARCHIVO / EL INFORMADOR

Usuarios perciben inseguridad

Antes de que la escalera eléctrica lo lleve a la salida principal de la Estación Juárez, Ernesto guarda en la bolsa del pantalón su teléfono celular. Después camina con paso firme para cruzar el parque hasta llegar a la calle Morelos, donde debe tomar otro camión.

El joven dice que adquirió ese hábito porque hace unos meses, al ir mensajeando cuando salía del tren, lo empujaron, le arrebataron el celular y huyeron. Todo en el parque, frente decenas de personas que, como él, iban a sus trabajos o escuelas.

El estudiante de agronegocios de la UdeG afirma que el incidente lo volvió más consciente de las personas que lo rodean. Aunque no denunció formalmente, admite que el atraco sí le afectó porque diariamente sigue la misma ruta para llegar a la escuela.

“Se van contra el que ven más distraído. Como yo, que iba bien clavado con el teléfono en la mano. A mí no me dijeron nada ni me amenazaron, sólo sentí el empujón, el jalón y ya me lo quitaron. Cuando pude reaccionar, el güey ya iba corriendo por las calles de atrás del parque. Ni pensé en seguirlo”.

Es un número reducido (de robos). Sin embargo, sí ocurren. Muchas veces porque el pasajero se confía o va algo distraído y no presta atención a sus pertenencias. No tenemos un número crítico (de casos), pero sí se presentan

Y aunque a Irene no le ha pasado algo así, la usuaria del Tren Ligero afirma que sí ha visto asaltos afuera de la Estación Universidad. Ella es empleada de una mueblería en la zona Centro y todos los días usa el tren, desde la Estación Tetlán. Dice que hay ratos en los que no hay personal de seguridad y es cuando ocurren los atracos.

“Afuera es donde a mí me da miedo o al cambiar de andenes, sobre todo ya por la noche. Si voy sola pienso que me va a salir alguien o que vienen atrás”.

 

Tanto las estadísticas de la Policía de Guadalajara como del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) coinciden en que las estaciones ubicadas en la zona Centro y sus inmediaciones son las que más incidentes registran.

INDICADORES

Robos en el Tren Ligero

Registros de Siteur (por año)

  2016 2017 2018
Línea 1 16 34 18
Línea 2 14 16 22
Estaciones con más incidentes
Juárez  11
Periférico Sur 8
La Aurora 4
Cristobal de Oñate 4
Oblatos 3
San Andrés 3
San Jacinto 3
Las autoridades emprendieron campañas para que las víctimas de acoso se animen y sepan cómo denunciar.
EL INFORMADOR / G. Gallo.

EL IJM capacita a personal del Siteur: cómo actuar contra acoso sexual

Un viernes por la tarde, Alondra subía al Tren Ligero, en la Estación Plaza Universidad, y sintió que un hombre la tocó cuando las puertas se abrieron. Identificó a su agresor y descendió en la siguiente estación para denunciarlo. No había ningún guardia de seguridad.

Intentó hacer lo mismo en la siguiente estación, pero tampoco estaba el oficial encargado. Decidió desistir de la denuncia y continuar su camino, aunque ahora con una sensación de confusión, vulnerabilidad y coraje.

Para combatir esas situaciones, el Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM) capacitó a 597 trabajadores del Siteur, entre conductores, guardias de vigilancia, personal de monitoreo e intendentes, con el fin de prepararlos para servir como primer contacto a las mujeres que sufran una situación de acoso y puedan orientarlas en caso de querer presentar una denuncia.

José Luis Vázquez, auxiliar de estaciones del departamento de ingeniería del Siteur, por ejemplo, asistió a la capacitación. Allí aprendió a observar las diferentes situaciones en las que una mujer puede sufrir acoso y la manera en la que debe reaccionar ante los agresores.

“El curso duró aproximadamente una hora. Estaría bien que lo promovieran más entre la ciudadanía para que las mujeres conozcan bien sus derechos. Algunas veces las queremos ayudar, pero ellas se desisten porque sienten que los trámites son muy engorrosos y prefieren retirarse”.

Afuera es donde a mí me da miedo o al cambiar de andenes, sobre todo ya por la noche. Si voy sola pienso que me va a salir alguien o que vienen atrás

“Expulsemos al Acoso”, la campaña base de esa capacitación, es un proyecto presentado por el IJM en conjunto con el Siteur y la Agencia Metropolitana de Seguridad (AMS), para el cual se realizó una inversión federal de un millón 095 mil pesos (627 mil para folletería y 468 mil para el pago de profesionistas) mediante el Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (PAIMEF).

Con él se busca dar a conocer las formas en las que se manifiesta el acoso sexual, que las mujeres lo identifiquen y sepan cómo actuar en caso de experimentar una situación de ese tipo, y de ocurrir dentro del Tren Ligero, sientan la confianza de acercarse a los trabajadores para pedir ayuda.

“Estamos sentando las bases, diciéndole a las mujeres que no deben sentir vergüenza por haber vivido alguna situación de acoso. Dejamos muy claro cuál es el proceso de cómo defenderse, cómo parar ese tipo de prácticas y cómo presentar una denuncia. El acoso es una modalidad de violencia”, dijo la titular del IJM, Érika Loyo.

 
Uno de los principales retos que enfrenta el Siteur es erradicar el acoso en sus líneas de transporte.
ARCHIVO / EL INFORMADOR.

Módulos  para atención de víctimas

El Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM) contrató a seis profesionistas para conformar  módulos itinerantes de información y prevención de la violencia contra las mujeres y el acoso sexual, como continuación de la campaña “Expulsemos el Acoso”, iniciada el pasado mes de abril junto con el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) y la Agencia Metropolitana de Seguridad (AMS).

Son dos psicólogas, dos trabajadoras sociales y dos abogados, quienes, divididos en dos turnos, ofrecen información sobre las situaciones de acoso que pueden vivir las mujeres, principalmente en el transporte público, en las diferentes estaciones del Tren Ligero y Macrobús.

De mayo a julio, los profesionistas capacitaron a 597 trabajadores de primer contacto del Siteur, para sensibilizarlos e informarles cómo actuar para ayudar a una mujer en caso de que enfrente una situación de violencia o acoso.

En agosto arrancó la segunda fase en campo, con la que han llegado a más de nueve mil mujeres y alrededor de tres mil alumnos de secundarias, preparatorias y universidades públicas y privadas, por medio de pláticas informativas de prevención del acoso sexual.

Los equipos cuentan con un protocolo de apoyo que consiste en atención psicológica temprana y orientación jurídica para que la víctima sepa cómo proceder en caso de querer presentar una denuncia.

“Hemos escuchado situaciones muy graves que a veces nosotras no imaginamos. Ellas lo toman de buena manera y les asombra que Siteur las pueda proteger; es muy gratificante para nosotras porque sabemos que ya no lo van a permitir”, expresó Claudia Reyes, licenciada en Trabajo Social, parte del equipo de la campaña.

Por su parte, la titular del IJM, Érika Loyo, señaló que “el equipo que está en calle está muy bien capacitado y tiene una sensibilidad muy específica”, por lo que ha sido bien recibido pues han generado confianza y apertura por parte de los involucrados. Los hombres, por su parte, han mostrado interés en conocer qué es el acoso y hasta dónde puede llegar lo que para ellos es un “piropo”.

CLAVES
El mejor evaluado

Encuesta
El servicio de transporte colectivo no mejoró su calificación en la tercera Encuesta de Satisfacción de los Usuarios del Transporte Público en el Área Metropolitana de Guadalajara, correspondiente a 2018. De nuevo obtuvo una nota reprobatoria: los pasajeros lo evaluaron con 5.2.
Puntero
No obstante, en la encuesta más reciente el servicio mejor calificado sigue siendo el Tren Ligero, que obtuvo 9. Después está el Macrobús, que consiguió 8.3. En el caso del SiTren, la calificación fue de 8.
Sitran
Por primera ocasión se evaluaron las rutas que forman parte del Sistema Integral de Transporte (Sitran), que obtuvieron una calificación de 7.4. Sólo hay tres rutas en este esquema: la Troncal Artesanos, la complementaria C06 y Turquesa.
Aspectos
La encuesta, a cargo del Instituto de Movilidad y Transporte, evaluó la frecuencia de paso, los tiempos de traslado, el cumplimiento del horario, comodidad, accesos, pisos, asientos, facilidad del pago, ventilación, limpieza y conducción del chofer.

“Lo importante es no quedarse callada”

Desde las ocho de la mañana, Claudia y Angélica llegaron a la estación Periférico Norte de la Línea 1 del Tren Ligero para repartir la folletería de la campaña “Expulsemos al Acoso”, que realizan el IJM y el Siteur.

Bien identificadas, se ubicaron en cada extremo del andén y comenzaron a conversar con algunas de las usuarias que esperaban a abordar.

Contrario a lo que usualmente sucede, el folleto no terminó guardado en sus bolsos. Lo tomaron y escucharon con atención las preguntas que las trabajadoras sociales les hacían.

“¿Sabes lo que es el acoso? ¿Alguna vez te has encontrado en una situación de acoso en el tren o en algún otro lugar? ¿Cómo te sentiste y qué es lo que hiciste?”.

Las ciudadanas respondieron a cada pregunta. Incluso narraron sus experiencias sobre situaciones en las que fueron acosadas o se encontraron en peligro.

Una joven comentó que, en una ocasión en la que subió al camión, un hombre se sentó a su lado y comenzó a tocarla. “Le dije que se hiciera para otro lado, que había más espacio. Entonces dos personas me ayudaron: una se puso a un lado de él y otra al otro lado, así el señor mejor se bajó”.

Angélica le dijo que había hecho lo correcto al expresar su incomodidad, pues “lo más importante es no quedarse callada”, ya que al hacerlo los acosadores no se detienen. Además, comentó, al alzar la voz se pone en evidencia a los acosadores ante el resto, lo que a su vez propicia la búsqueda de testigos en caso de querer poner una denuncia ante el Centro de Justicia de las Mujeres, pues el acoso sexual es un delito.

Hemos escuchado situaciones muy graves que a veces nosotras no imaginamos. Ellas lo toman de buena manera y les asombra que Siteur las pueda proteger; es muy gratificante para nosotras porque sabemos que ya no lo van a permitir

LAS VOCES

“Una vez traía puesto un vestido rojo con unas botas largas. Al subirme al tren, un señor y dos muchachos se me quedaron viendo. Todo el camino se fueron con sus celulares apuntándome y llegué a pensar que me estaban tomando fotos. Cuando transbordé en la Estación Juárez, los tres se subieron al mismo vagón que yo y cuando me bajé en Plaza Universidad, al cruzar la Avenida Juárez, me empezaron a decir cosas. Mi reacción fue gritar y ellos me insultaron. ¿Ahora tenemos que contestar y darles las gracias?
Adriana Briseño, usuaria de 35 años.

“En la Estación Atemajac, un hombre me preguntó qué perfume traía porque ‘olía delicioso’. Le respondí que no me acordaba y caminé unos pasos. Siguió y me dijo: ‘ah, ya lo reconocí’. Lo ignoré porque vi que me miraba obscenamente. En el tren, él no dejaba de mirarme. La verdad no pude decirle nada porque, en sentido estricto, no me había hecho “nada”, pero me sentía muy incómoda con sus miradas. Cuando descendí él se bajó en la misma estación y me fui caminando rápido, hasta que lo perdí” 
Melisa Guerrero, víctima de acoso de 26 años.

Por una mejor comunidad
Sí es un delito
No es sólo un piropo; tampoco un halago. Cualquier conducta que daña la integridad de una persona es considerada acoso y el Código Penal del Estado establece penas de dos a cuatro años de cárcel. De acuerdo con el Instituto Jalisciense de las Mujeres, éste se comete desde que hay expresiones verbales como silbidos o piropos, y aunque normalizar esa actitud ya es grave, lo peor es cuando esto llega al plano físico. 
¿Cómo reaccionar?
Los especialistas recomiendan que, en caso de encontrarse en una situación de acoso sexual, lo primero que se debe hacer es mantener la calma, ubicar si hay testigos en el lugar y denunciarlo ante algún representante de la autoridad. 
Línea de denuncia
A través de la línea de emergencias 911, los operadores pueden recibir y atender esos casos. También el Centro de Justicia para las Mujeres (CJM) tiene habilitado el teléfono 3030-5450, o bien, presentar la denuncia directamente en la calle Alcázar 1480, de la Colonia Jardines Alcalde, en Guadalajara.
 
Sigue navegando