Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Octubre 2018
null
Economía

Tras 50 años, Estados Unidos levanta veda porcina a Jalisco

El Registro Federal de EU certifica que la carne producida en México está libre de enfermedades y plagas
 

El Informador

El Departamento de Agricultura, a través del Registro Federal de Estados Unidos, ya certificó que la carne de cerdo en México está libre de enfermedades y plagas, por lo que permitirá su exportación. Es una buena noticia para los productores de Jalisco, primeros a nivel nacional con 250 mil toneladas colocadas en el mercado.

El gobernador Aristóteles Sandoval confirmó ayer la noticia en Tepatitlán. “Hoy, más que nunca, es necesaria la expansión comercial hacia la diversificación del mercado, por eso vemos a la autorización de la entrada de productos porcinos a Estados Unidos como una oportunidad para entrar a otros países”. Y subrayó que, en su administración, se han invertido más de 690 millones de pesos en sanidad e inocuidad.

Aún con una tensa relación entre México y Estados Unidos por la renegociación del Tratado de Libre Comercio, Héctor Padilla Gutiérrez, secretario de Desarrollo Rural en Jalisco, explica que la certificación que otorga el vecino país sólo pueden presumirla menos de 10 países en el mundo.

Jalisco había mantenido un rezago importante para cubrir esa certificación. De hecho, reconoce el secretario, era la Entidad que impedía que el país entero la recibiera. Por eso, desde 2013 se apostó por mantener en perfectas condiciones las granjas, integrar tecnología a los rastros y cambiar la dieta de los cerdos para mejorar su calidad. De 2013 a 2015, explica, se trabajó para eliminar enfermedades en las mil 085 granjas porcícolas del Estado, se invirtió para mejorar las instalaciones y se consolidaron siete Rastros Tipo Inspección Federal (TIF): los únicos espacios desde los que se trabaja la carne que se puede exportar. Una vez libres de enfermedades y con espacios inocuos, los siguientes dos años (2016-2017) se trabajó en las negociaciones.

Certificación de EU abre puertas a la producción porcina de Jalisco

La exportación de cerdo a la Unión Americana detonará mayores ventas en otros países. EL INFORMADOR/G. Gallo

Una vez que el Gobierno de Estados Unidos (EU) certificó la carne de cerdo mexicana y estableció que su producción está libre de fiebre porcina clásica, lo que resta es abrir el mercado. Y Jalisco, el principal productor en el ramo, va por más.

Héctor Padilla, secretario de Desarrollo Rural, explica que al consolidarse como líder, Jalisco estaba obligado a buscar nuevos destinos para sus productos. Por ello, desde el primer semestre de 2013 ha enviado su carne de cerdo a otros países.

Japón, Corea, China y Singapur han sido los principales países consumidores de la carne de Jalisco. De hecho, la primera embarcación salió desde Atotonilco con destino a Japón. Por eso ahora la certificación es un aliciente para que los mercados crezcan.

“Por supuesto que nos abre expectativas para ir entrando a otros países. Como el ingreso a Estados Unidos se estaba retrasando un tanto, nosotros incursionamos en la exportación. Y en la negociación con Estados Unidos: un gran mercado que hay que trabajar mucho, Jalisco es el Estado más beneficiado”.

Productores y autoridades locales, dice, ahora trabajarán por lograr la mayor cantidad de contratos posibles. “Porque Jalisco está actualmente en condiciones de mantener sus exportaciones con los países de Asia”, integrar cuantos contratos sean posibles con Estados Unidos y además mantener sin cambios la producción local.

Antes de la certificación, sólo dos Entidades del país tenían una autorización específica para exportar: Sonora y Yucatán. Jalisco era uno de los Estados con más rezagos, pero trabajó en este sexenio para eliminar tanto la fiebre porcina clásica como la enfermedad de Aujeszky.

“Éramos el (Estado) que venía, incluso, deteniendo la negociación con Estados Unidos. Pero la estrategia nos dio los resultados importantes para entrar a las negociaciones de comercialización. Sin este paso de eliminación de plagas o enfermedades era imposible acudir al mercado internacional”.

Los productores porcinos del Estado, sostiene, pueden darle el abasto a los consumidores jaliscienses y aumentar su producto en caso de que la demanda crezca. “Esto es bueno para quien está en el medio y para quien se arriesga a nuevas inversiones. Sólo hay que dar el paso en volúmenes de venta. Tenemos una calidad genética de primer nivel, disciplina, granjas certificadas y los exámenes más rigurosos”.

CLAVES
En aumento, las exportaciones
Números. El año pasado, la venta de carne de cerdo al extranjero permitió ingresos al Estado del orden de los 73 millones 754 mil 757 dólares, según datos de la delegación local de la Secretaría de Agricultura. Eso significa un aumento del 19.48%, en comparación con 2016, cuando la industria generó 61 millones 729 mil 161 dólares.
Expectativa. Para 2018, la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco apuesta por comenzar a exportar carne de res de las regiones Costa, Sierra Occidental y Sierra de Amula hacia los Estados Unidos, lo cual representaría unos 168 millones 421 mil dólares anuales. Esa zona de Jalisco podría producir alrededor de cuatro millones de kilos de esta carne, al año.
Enfermedades. Mario Ramón Ramos Velasco, director general de Fomento Agropecuario y Hortofrutícola de la Seder, explica que ya se está trabajando para acabar con la brucelosis y tuberculosis en esta parte del Estado. Eso es lo que impide que los ganaderos puedan exportar. “Esperamos que en febrero podamos terminar al 100% con la aplicación de pruebas al ganado”.
Jalisco es el principal productor de carne de cerdo en el país, con 34.8% del mercado. EL INFORMADOR/G. Gallo

Destacan el fortalecimiento de la economía

La exportación de carne de cerdo hacia Estados Unidos es sólo una de muchas buenas noticias que se advierten para la economía local. La estrategia sanitaria e inocuidad en el sector de la porcicultura permitirá que otros sectores de la producción se vean beneficiados.

El primer ejemplo es el de los alimentos. Los cultivos de maíz, sorgo y soya se verán beneficiados porque se les necesitará en mayor medida a partir de que los mercados crezcan en cantidad. Esa es la base de la alimentación en la industria porcina.

Actualmente, Jalisco produce el 34.8% de toda la carne de cerdo del país. La industria genera 10 mil 508 empleos directos y 52 mil 539 indirectos. La oportunidad de crecimiento mejorará esas cifras gracias a la posibilidad de entrar a los Estados Unidos.

Por lo que ve a la demanda de alimentos para el sector, la Secretaría de Desarrollo Rural informa que se requiere un millón 130 mil toneladas de maíz y sorgo, y 403 mil toneladas de pasta de soya al año. La cifra crecerá si el mercado también lo hace.

Menos grasas y más nutrientes

Si la carne de cerdo de Jalisco comienza a llegar a los Estados Unidos, los consumidores tapatíos no tienen por qué temer: sus tacos, tortas ahogadas y otros platillos que incluyan ese alimento continuarán con una carne de excelente calidad y, sobre todo, nutritiva.

La Secretaría de Desarrollo Rural sostiene que desde hace años, los consumidores tienen acceso a carne de muy buena calidad con costos “relativamente módicos”.

Actualmente, el 100% de la carne de cerdo que se produce en Jalisco es magra. Esto es, que tiene un alto contenido en proteínas y muy baja cantidad de grasa.

Una carne animal que garantiza más nutrientes al consumidor

Para llegar a ese punto, los productores cambiaron la dieta de sus cerdos y están impedidos de darles lo que sea con tal de generar volumen. La engorda es cosa del pasado. “Aquí tenemos carne de excepcional calidad, casi con ausencia de grasa y muy por debajo de otro tipo de especies”, presume Héctor Padilla.

En el manejo de las granjas también se apuesta por la creación de especies que, genéticamente, aporten más beneficios en su composición y tengan menos grasa. Los beneficios son más altos, pues no sólo los jaliscienses tienen esa garantía en el consumo. 

Aristóteles Sandoval confirmó ayer en Tepatitlán la autorización para exportar carne de cerdo a Estados Unidos. EL INFORMADOR/G. Gallo

¿Qué es un Rastro Tipo Inspección Federal?

Garantizan que el producto que allí se procesa tiene garantía de calidad y salud. Es un reconocimiento que otorga la Sagarpa a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), mediante un procedimiento de inspección meticuloso.

Con el sello TIF, los estándares de calidad de todo tipo de carne son muy altos y los riesgos de contaminación son mínimos. Los establecimientos TIF son los únicos de los que sale la carne que será exportada.

La garantía también establece una mayor rigurosidad en la grasa que habrá en cada pieza, incluso en los embutidos, y garantiza que el consumidor llevará a su mesa un alimento libre de clenbuterol (medicamento para aumentar la masa muscular) u otra sustancia tóxica.

Pero no sólo la carne que se exporta debe tener este sello. También las grandes cadenas de autoservicio en México y las firmas hoteleras de alto nivel exigen que en sus platillos únicamente se consuma carne con esta clasificación.

Ubicación de los TIF

• Zapopan.
• Tlajomulco.
• Atotonilco.
• Jamay.
• Arandas.
• Tepatitlán (2).

LA VOZ DEL EXPERTO

Cumplen con la calidad

Emilio Campos Morales (investigador del Departamento de Medicina Veterinaria del CUCBA)

Al igual que sucede con los autos, la calidad en la carne de cerdos varía de acuerdo con la inversión que se hace para cada uno. Y en ese sentido, los cerdos de Jalisco equivalen a un vehículo de gama alta. “Como un Mercedes Benz”, afirma el experto.

“Diseñando las dietas de acuerdo con la línea genética de los animales, los cerdos de ahora son como los autos, como un Mercedes: carros finos. En esta analogía, antes traíamos carros aguantadores, y sucedía igual con los animales: comían lo que se podía y se les alcanzaba a dar. Hoy las nuevas líneas son más demandantes”.

Jalisco tiene actualmente un compromiso de exportación de más de 300 mil toneladas de carne de cerdo con Asia. “Y es porque se les entregan de alta calidad. Nos piden cortes y una calidad específica en sus piezas”.

Pero eso no redunda en que la carne que aquí se consume sea de menor calidad. Según el experto, los consumidores habituales de cerdo en la Entidad tienen garantizada una carne magra de alto valor nutricional, con calidad sanitaria y sin antibióticos, drogas u otros químicos.

“Es altamente sana, digestible y no tiene problemas de grasa. La manteca, que fue muy satanizada en el pasado, no existe ya. Por ejemplo, un cerdo (de Jalisco) de 100 kilos no produce más de tres o cuatro kilos de grasa. Y está bien distribuida; eso le da sabor y suavidad a la carne”.

La brecha que existía entre la calidad de la carne local con la que se importa es cada vez menor. “Y ahora con una certificación que permite el ingreso a los Estados Unidos, la lógica comenzará a revertirse: serán los estadounidenses quienes buscarán el alimento mexicano”.

La situación de Jalisco es aún más privilegiada, refiere, pues por su ubicación es más fácil mantener sus conexiones con el mercado asiático y sumar al nuevo mercado norteamericano sin problemas.

“Somos un Estado productor y exportador de carne de cerdo. Somos autosuficientes en la producción para el Estado y tenemos capacidad para exportar más del 50% de nuestra producción a los Estados del Centro y Sureste del país”.

El actual gobierno estatal ha invertido más de 690 millones de pesos en sanidad e inocuidad. EL INFORMADOR/Archivo
NUMERALIA
1 mil 085 granjas registradas en Jalisco.
2.9 millones de cerdos jaliscienses en 2012.
3.8 millones de cerdos jaliscienses en 2017.
31% aumentó la producción local en cinco años.
121 rastros municipales. 
7 Rastros Tipo Inspección Federal (TIF). 
13 rastros privados.
34.8% de la carne de cerdo en todo el país se produce en Jalisco.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de la calidad de la carne de cerdo en el Estado?

Participa en Twitter en el debate del día @informador