Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018
null
Jalisco

Pese a promesas, sigue desabasto de medicina

La SSJ asegura que en marzo solucionará la problemática, principalmente en los centros de salud 

 

El Informador

De acuerdo con el último diagnóstico de la Secretaría de Salud en Jalisco (SSJ), el 20 de diciembre pasado el porcentaje de recetas totalmente surtidas de medicamentos llegó a 71% en los hospitales y centros de salud. La mayor problemática está en algunas claves de antibióticos.

Para Armando Pimentel Palomera, director de Regiones Sanitarias y Hospitales, “el abastecimiento de medicamentos y material de curación no ha sido el ideal”, por lo que adelanta que esta semana iniciarán las negociaciones con la empresa proveedora de medicamentos del Seguro Popular para que los jaliscienses no tengan problemas al solicitar una receta. “Se solicitará una serie de medidas que nos puedan llevar a tener una mayor eficiencia en el abasto para cumplir con lo que establece el contrato”. Los resultados de esta estrategia, asegura, se verán reflejados en marzo próximo.

Mientras tanto, los centros de salud ubicados en la metrópoli registran las mayores carencias. En la Región Sanitaria XIII de Guadalajara apenas se cumple con un surtimiento completo de recetas de 20 por ciento. También hay problemas graves en los hospitales de primer contacto de Colotlán y El Grullo.

En mayo pasado, el entonces secretario de Salud, Antonio Cruces Mada, aceptó que las deudas con la proveedora provocaron que hospitales y centros de salud no contaran con las medicinas básicas, pero prometió que se resolvería en breve. Hoy, los problemas persisten en términos generales.

Armando Pimentel Palomera contesta que, entre las medidas que le pedirán a la proveedora de medicinas, Dimesa, serán la aplicación de “candados”, en el sentido “de solicitarle que nos estén enviando de manera sistematizada el abastecimiento que tengan. Queremos conocer lo que están entregando para tener elementos y conocer lo que están dispensando exactamente y estarlo contrastando con lo que establece el contrato”.

En octubre pasado, cuando Alfonso Petersen Farah tomó protesta como secretario de Salud, el gobernador Aristóteles Sandoval le urgió a implementar un programa que garantice que cada hospital y centro de salud cuenten con los medicamentos suficientes. Anoche, Petersen Farah ratificó que “en marzo debe estar totalmente regularizado el abasto… con porcentajes de recetas surtidas de manera completa… arriba del 95%”. 

Añadió que revisan las nuevas bases de licitación para la proveeduría de medicinas por 850 millones de pesos, “habrá de licitarse a más tardar en la segunda quincena de enero y habrá de determinar quién será el nuevo proveedor… o el mismo”.

Gasta 8 mil pesos por falta de medicinas para su hijo

La señora Ramona Hernández, con su hijo enfermo en brazos, muestra una receta médica que no pudo ser surtida en el Centro de Salud de Santa Margarita. EL INFORMADOR/A. Camacho

Ramona Hernández Sánchez, madre de dos hijos de 10 y dos años, se encuentra desempleada y lamenta que las autoridades se queden cruzadas de brazos en lugar de resolver el problema de desabasto de medicamentos en el sector público. 

“¡Que hagan algo! ¡Que surtan mejor medicamento porque lo que surten a veces no sirve! Da coraje porque para otras cosas sí hay dinero”, lamentó la ex trabajadora doméstica tras acudir al centro de salud de Santa Margarita, en Zapopan, donde una vez más no le pudieron surtir la receta para su hijo de dos años.

Aunque su hija de 10 años no ha tenido problemas de salud, su pequeño Diego ya se enfermó en 12 ocasiones en el último año. El problema es la falta de medicina para atenderlo, “cada vez que vengo no tienen medicamentos, sobre todo antibióticos”.

Por los padecimientos, la madre tuvo que pagar cerca de ocho mil pesos para pagar consultas con médicos privados y comprar la medicina que no pudieron surtirle en el centro de salud estatal.

Entre las enfermedades recurrentes que Diego ha padecido destacan la fiebre, tos, infecciones en las vías respiratorias y diarrea. “Nunca me han dado medicina para la fiebre y el niño se enferma seguido, pero nunca hay, dicen que se acabó y nos mandan al Hospital de Zoquipan, pero allá tampoco tienen”.

Además, la última vez que lo trajo le dieron un medicamento que, a decir de Ramona, no sirvió de nada, por lo que tuvo que llevarlo con un médico particular. Por ahora, su única esperanza es que mejore la salud de su hijo y la atención que reciben en el centro médico.

Además de los pacientes que se ven afectados por el desabasto de medicinas, Lucrecia Dueñas, encargada del turno matutino del centro de salud de San Juan de Ocotan, recuerda que los médicos y trabajadores también están expuestos a las agresiones de los pacientes a los que no se les pueden surtir las recetas.

“Si vienen por una atención y no se les brinda, claro que pueden molestarse”, destaca la doctora, quien recuerda que en una ocasión no se le pudo surtir una receta a un señor que terminó dañando con su camioneta el vehículo de una trabajadora del centro médico, “salió enojado en su camioneta y le pegó al coche de la compañera porque no había medicamento”. 

En la unidad de primer nivel de atención, ubicada en las inmediaciones de avenida Aviación, ofrecen en promedio 60 consultas al día y cuenta con un abasto de fármacos de 75%. La falta de medicamentos no es un secreto: “Son situaciones que se salen de nuestras manos, no depende de nosotros”.

Aunque cada semana la empresa les surte medicamento, en todo el año pasado han tenido escasez de antibióticos para curar las vías respiratorias y fármacos para tratar enfermedades crónico-degenerativas. 

Sin vitaminas para el embarazo

Aunque la mayoría de los derechohabientes que atiende la unidad de San Juan de Ocotán acuden por una enfermedad respiratoria durante esta temporada, Sandra Verónica Corona, de 30 años, acudió al centro de salud desde el 27 de diciembre pasado para una rutina de revisión por el embarazo.

El día que acudió a consulta todo iba bien hasta que la encargada de despachar las recetas le informó que las vitaminas que le recetaron estaban agotadas, “no es la primera vez que me pasa, mi esposo me las ha tenido que comprar en otro lugar”, señaló la ama de casa y madre de otros cinco hijos. “Es molesto llegar y que te digan que no hay medicina”.

En otra ocasión recuerda que acudió con el dentista del centro de salud para que revisara a su hijo de ocho años. Tampoco tenían la medicina, “traía una muela picada y le recetaron medicina para el dolor y antibiótico, pero no tenían nada, la tuvimos que comprar”.

El otro problema, a decir de la beneficiaria del Seguro Popular, es la calidad de la atención que reciben. “Hasta ahorita me han recibido bien, pero como viene tanta gente se pierde mucho tiempo, siempre que vengo a consulta llego a las 08:00 horas y me voy a las 11:00”.

En los centros de salud de Zapopan se registra solamente un abasto de medicinas del 50%, en promedio. EL INFORMADOR/A. Camacho

Detectan más fallas en el segundo nivel

El Modelo de Supervisión y Seguimiento Estatal de Servicios de Salud revela que en las unidades del segundo nivel de atención también persisten las fallas. Las carencias en la operación de las unidades son graves porque ninguna cuenta con el personal suficiente para atender a la población beneficiaria ni con el equipo completo en los servicios de urgencias y hospitalización. Tampoco cuentan con el equipo de ultrasonido completo ni con carro rojo completo en la unidad quirúrgica, en la unidad de recuperación postanestésica y en el servicio de imagenología.

Por otra parte, la evaluación destaca que apenas 47% de las recetas se llena adecuadamente y poco más de la mitad (53%) se surte de forma completa. En lo referente al abasto de medicamentos se identificó que el porcentaje de claves existentes en las unidades de segundo nivel de atención es de 15 %, y en cuanto a las causas de diferimiento quirúrgico, 33% se debieron a causas propias del paciente. De acuerdo con la UNAM, en el segundo nivel se recibe a pacientes remitidos por los servicios del primer nivel que requieren de diagnósticos, procedimientos terapéuticos y de rehabilitación.

En la unidad de San Juan de Ocotán tienen carencias en antibióticos para curar las vías respiratorias y fármacos para tratar enfermedades crónico-degenerativas. EL INFORMADOR/Archivo

Región Centro, con el mayor desabasto

Las unidades de primer nivel de atención son las que presentan un mayor desabasto de medicamentos, con un porcentaje de abastecimiento promedio de 45% en los 584 centros de salud de las 13 Regiones Sanitarias que dividen la Entidad, de acuerdo con el último corte de la Secretaría de Salud. “Es donde encontramos el porcentaje de abasto más bajo”, explica Armando Pimentel Palomera, director de Regiones Sanitarias y Hospitales. 

El informe revela que los centros de salud ubicados en la Región Centro, a la que pertenece Guadalajara, son los que padecen el menor abasto en la Entidad (sólo 20 por ciento). Luego aparece la Región de Ciudad Guzmán (Sur), con 27% de abasto, seguido por Ameca (Sierra Occidental), con 30 por ciento.

Con un abasto mayor al promedio se encuentran Autlán de Navarro (Costa Sur), Colotlán (Norte), Lagos de Moreno (Altos Norte) y Tamazula (Sureste), con 60%, 65%, 75% y 78%, respectivamente.

En noviembre pasado, el secretario Alfonso Petersen Farah detalló que la mayor parte del desabasto se reportaba en la Zona Metropolitana de Guadalajara, donde se concentra la demanda de servicios. Explicó que según lo reportado por la empresa que surte los fármacos, la mayor problemática se encontraba en el material de curación e insumos, así como medicamentos y algunas claves de antibióticos.

“No me atrevería a decir que hay un grupo de medicamentos que están en cero; sin embargo, sí tenemos material de curación que está en porcentaje bajo de surtimiento y algunos medicamentos que están presentes, a lo mejor en el 90% de las unidades de salud, pero con que estén ausentes en el 10%, generan incomodidad”, señaló el secretario.

En contraste con las unidades de primer nivel de atención, los hospitales ubicados en la metrópoli tienen un promedio de abasto de 80%, “en estas unidades encontramos un abastecimiento mejor, no es el ideal, pero tampoco podemos decir que estamos con un abastecimiento escaso”, admitió Pimentel Palomera.

Aunque no se tiene un diagnóstico pormenorizado sobre los medicamentos que presentan el mayor problema, Pimentel Palomera acentuó que en algunas unidades de primer nivel se ha detectado que cuando solicitan 100 productos o claves de medicamentos, les surten no solo un porcentaje menor, “el otro problema es que no les abastecen la cantidad programada”.

En los hospitales de segundo nivel hay carencias de personal y equipo médico. NOTIMEX/Archivo

Déficit de personal en tres de cada 10 centros de salud

El reporte del Modelo de Supervisión y Seguimiento Estatal de Servicios de Salud correspondiente al tercer trimestre de 2017, elaborado por el Seguro Popular, detalla que los centros de salud de Jalisco de primer nivel de atención no tienen personal suficiente, pues sólo 33% cuenta con la plantilla completa para atender a los beneficiarios.

El otro problema es que una minoría (18%) tiene el equipamiento mínimo para atender a los beneficiarios, mientras que apenas 24% cuenta con mobiliario mínimo. Y sólo 29% con infraestructura mínima necesaria para atender a la población.

En lo que refiere al abasto de medicamento, el informe subraya que apenas tres de cada 10 unidades de salud tienen suficiente abasto de insumos como tiras reactivas, lancetas, rotundas, algodón, alcohol etílico y guantes de látex. Además, se señala que 42% de las recetas se llena adecuadamente y apenas 39% se surte de forma completa.

Algunos de estos problemas ya habían sido dados a conocer con anterioridad. Por ejemplo, en el informe de 2016 se especificó que, en relación con el abasto de medicamentos e insumos, los centros de salud tenían un fuerte problema: “El resultado de las cédulas refleja que solamente le surten el 44% de medicamentos y el 33% en insumos”, se precisó a finales de ese año.

También se resaltó que, con respecto a las “Acciones de prevención y promoción de la salud”, los programas prioritarios de tamiz neonatal, virus del papiloma humano, cáncer de mama y cervicouterino, los resultados demostraron “inoportunidad importante” en la entrega de resultados, pues ninguna acción llegó al 10% de cumplimiento.

Los centros de salud forman parte del primer nivel de atención hospitalaria. Según la UNAM, estos edificios, junto con las Unidades de Medicina Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social y las Clínicas Familiares del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), son el principal escenario de la salud preventiva y resuelven 80% de los padecimientos.

Sigue: #DebateInformador

¿En cuál hospital o centro de salud existe el mayor desabasto de fármacos o materiales en la metrópoli?    

Participa en Twitter en el debate del día @informador