Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 15 de Octubre 2019
|

Somalia

Por: EL INFORMADOR

Somalia en la antigüedad fue un territorio desconocido, cuyos habitantes vivían ignorantes de que más allá había otras tierras y otros hombres que se acercarían a ellos con distintas intenciones.

Según mis notas fue Vasco de Gama, navegante portugués, el primer hombre blanco que llegó allí, sus viajes rodearon África y son famosos. Camôens lo convirtió en el héroe de su famosa obra “Os Lusiadas”.

Este preámbulo me sirve para llegar a la Somalia de hoy, cuyo nombre y actividades aparecen todos los días en los medios noticiosos. La historia de este país se parece a la de todos los trozos de África. Siempre perteneció a alguien: los árabes, diferentes sultanes y los europeos que empezaron a llegar en el siglo XIX.

La creación del Canal de Suez dio importancia a estas tierras y así se aprovecharon los ingleses, italianos y franceses. Fácil es imaginarnos la vida de los somalíes de entonces, estaban en su país y los amos eran otros que se beneficiaban de su territorio invadido, Somalia sirvió a los italianos en la Segunda Guerra Mundial y luego a los ingleses, hasta que, pasando por diversas etapas, Somalia obtuvo su independencia el primero de julio de 1960, aunque no la paz, pues ha sufrido guerras con sus vecinos por diferentes causas.

Ahora los somalíes se han dedicado a la piratería. Secuestran barcos de todas las nacionalidades que pasan por el Océano Índico y exigen fuertes rescates por ellos. Barcos y pasajeros. Está mal que sometan al terror a los inocentes hombres que viajan en ellos. Obtienen un buen negocio. Estuvo mal que los hombres blancos de Europa se repartieran África: sus tierras, minas de diamantes, ríos y lagos y hombres y mujeres.

No digo esto para justificar la piratería somalí, sino como un recuerdo de cuánto deben los países blancos a los africanos, deuda que nunca pagarán. Lo sensato es que no pase ningún barco por sus cercanías. Los hombres de hoy de la raza que sean, no deben de pagar las crueldades del pasado, sino cambiar de métodos y crear una verdadera amistad global.
Barak Obama ha dicho que está dispuesto a combatir esta piratería africana. Da pavor lo que puede resultar de todo esto.

Los españoles nunca fueron ellos, ahora lo son y han elegido el gran negocio de la piratería ¿lo que allí hicieron ingleses, franceses e italianos no fue piratería?
El mundo siempre ha sido un rompecabezas sin resolver.

Con la liberación de Phillips, norteamericano preso por los somalíes, y la captura de un pirata por los marines de los Estados Unidos, la historia se complica. Que haya entendimiento y paz es cuanto necesita la Tierra en todos sus lugares.

GABRIEL PAZ / Escritora.
Correo electrónico: macachi809@hotmail.com

Lee También

Comentarios