Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019
|

Pan, circo, votos y… ¿negocio?

Por: EL INFORMADOR

Es verdad que el sector gastronómico de la Entidad resultó muy golpeado económicamente luego de la decisión de las autoridades de decretar el cierre de todos los sitios en donde se venden alimentos y bebidas, para evitar la propagación de la influenza humana —la misma que en un primer momento se afirmó que no llegaría a Jalisco—, pero eso de querer remediar las cosas regalándoles dinero del erario, cualquiera lo puede hacer, al fin y al cabo no es de su bolsillo.

Así, pagar los miles de tortas ahogadas que se regalaron a los parroquianos el día de ayer a un sobre precio, como que no es una medida del todo inteligente, aunque habríamos de entender que la acción lleva implícitos varios objetivos, entre los cuales destacan por su naturaleza, el de ofrecer pan y circo a la población, con tal de que se desentienda de la problemática real que significa la crisis económica por la que se atraviesa.

Pero además de ello, no se puede descuidar que se viven tiempos electorales, y ante el evidente error de cálculo en la terminación de obras públicas que se tenían previstas para “apantallar” a la ciudadanía cuando faltan unas cuantas semanas para emitir el voto, el Gobierno ha optado por una serie de medidas consideradas como plan B para mediatizar a la ciudadanía y colaborar a borrar la desastrosa imagen que se han forjado de ineficiencia, corrupción e inmoralidad.

Cada día que pasa resulta más sospechosa —para los amantes del sospechosismo— la trascendencia real de la influenza y su congruencia con el tamaño de las medidas adoptadas, pero sobre todo el aprovechamiento que se hizo para gastar millones de pesos en campañas publicitarias en donde aparece el gobernante en turno haciendo gala de su carisma y buena aceptación entre una población a la que le encanta que le recuerden a su mamá en vivo y a todo color.

La búsqueda de votos es incesante por todos los medios ($$$$) a su alcance, y aunque no es de dudarse que algunos “caerán en el garlito”, la verdad es que son tan burdos en sus estrategias, que hasta un joven de párvulos se puede dar cuenta y no creo que les guste ser ofendidos en su inteligencia.

Una prueba de ello es la sorpresiva manifestación de inconformidad efectuada ayer mismo —aprovechando el pan y circo ofrecido por el gobernador y pagado por todos nosotros—, en que un buen número de ciudadanos mostraron su inconformidad con el gran negocio que significa para unos cuantos el famoso Macrobús, del cual los propios concesionarios se han desmarcado de inmediato al aclarar que a ellos les pagan un tanto por vuelta recorrida, pero el negocio de construcción de estaciones, pavimentos nuevos, señalamientos, entre muchos otros, es obra y gracia de unos cuantos que están en el Gobierno, y no de ellos.

CUAUHTÉMOC CISNEROS MADRID / Presidente de Comunicación Cultural, A.C., Asociación de Periodistas de Prensa, Radio y Televisión.
Correo electrónico: ccmadrid@att.net.mx

Lee También

Comentarios