Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Febrero 2019

|

Las jugadas de Beatriz

Por: EL INFORMADOR

Desde siempre, Beatriz Paredes Rangel se manifestó como una mujer ambiciosa, capaz de todo con tal de conseguir sus propósitos.

Inició su carrera política en las juventudes del partido y a temprana edad consiguió ser diputada federal, y desde esa investidura responder a un informe presidencial, siendo la segunda mujer en hacerlo.
Así, a lo largo de su carrera política, consolidó varias metas. A los 33 años de edad era gobernadora de Tlaxcala, la segunda mujer en la historia de México en lograr un cargo similar.

En la historia de los informes presidenciales, solamente siete mujeres lo han respondido y Beatriz tiene la marca de que tres veces le corresponden a ella, sentando un precedente que ningún hombre alcanza.
Tres mujeres han presidido el partido en que milita. Antes que ella lo consiguieron María de los Ángeles Moreno y Dulce María Sauri.

Encabezó uno de los tres sectores de su instituto político, siendo la única mujer, hasta el momento, en liderar a los campesinos aglutinados en su partido.

Tres veces diputada federal y una más senadora, embajadora y subsecretaria del Gobierno federal, solamente le queda pendiente encabezar una secretaría de Estado y la Presidencia de la República.

Esta última es la gran aspiración de todo político, incluida, por supuesto, la todavía presidenta del PRI que juega sus cartas en una apuesta singular, mediante la que pretende mantener el control de su partido y extenderlo hasta la Cámara de Diputados.

Beatriz se incluyó dentro de la listas plurinominales del PRI a la Cámara de Diputados, con lugar seguro, rompiendo las reglas, las escritas y las que no lo están.

Es la única de los tres principales dirigentes de los partidos considerados nacionales (PAN-PRI-PRD) en usar sus facultades en beneficio propio, mismas que extendió hacia sus incondicionales, posicionando a un importante número de candidatos, tanto en las lista de mayoría relativa como en las cinco circunscripciones plurinominales.

La jugada de la presidenta nacional del PRI es demasiado obvia, mantener el control, cuando menos de una de las dos partes, aunque el propósito fundamental es el de obtener ambas posiciones.

Teniendo un importante número de aliados dentro de la fracción del PRI, la presidenta del partido puede jugar con la situación, buscando que uno de esos personajes incondicionales sea electo como coordinador de la fracción y ella replegándose a la presidencia del partido, donde solamente el año próximo le tocará designar 10 candidatos a gobernadores en Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Pero manteniéndose en la presidencia del PRI le tocaría todavía seleccionar —antes de dejar la dirigencia nacional— los candidatos de Baja California Sur, Estado de México, Guerrero, Hidalgo y Quintana Roo, cuya elección está prevista para el primer semestre de 2011.

Eso permitiría incrementar las alianzas y la fuerza política de la tlaxcalteca.

De sus estrategias, Beatriz ha dado a conocer parte de ellas, en que anuncia que si no consigue la coordinación de su bancada se replegará al partido y se especula que podría hasta dejar la diputación en manos de su suplente Jaime Aguilar Álvarez, encargado del PRI en el Distrito Federal y varias veces diputado.
Pero las jugadas de Paredes Rangel son tan elementales que se preparan los antídotos para ello.
Y es que los adversarios internos de la dirigente tricolor pretenden restarle poderes a la tlaxcalteca jugando con sus propias cartas.

Para ello se instruye a los probables nuevos diputados priistas para que elijan a Paredes Rangel como coordinadora de la bancada y desplazarla de esa forma de la dirigencia partidista.

Aquí hay dos opciones, la primera recurrir al sistema de prelación que establecen los estatutos, donde el senador Jesús Murillo Karam, secretario general, asumiría la presidencia del partido.

La otra jugada, un poco más elaborada y preparada con antelación, establece el arribo del diputado Emilio Gamboa Patrón a la presidencia del partido, ya que en agosto próximo termina su encargo como diputado federal y coordinador de la bancada priista en la LX Legislatura.

Aquí coinciden los tiempos, ya que la elección del coordinador (a) de la fracción priista en la LXI Legislatura deberá ocurrir en esos tiempos, y de producirse la elección de Paredes Rangel, su renuncia a la presidencia priista deberá ser simultánea.

*Luz María Zaleta fue la primera mujer en responder un informe presidencial, correspondiéndole el turno durante el Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz. Beatriz Paredes fue la segunda en tiempos de José López Portillo, repitiendo después, hasta en dos ocasiones más, en la administración de Vicente Fox.

Irma Cué Sarquís (primera secretaria general del PRI), respondió a un informe de Miguel de la Madrid Hurtado, le correspondió a otra priista, Rosario Guerra Díaz, el turno en la administración de Ernesto Zedillo Ponce de León, y Ruth Zavaleta tuvo la distinción en la presente administración presidencial de Felipe Calderón Hinojosa.
*Por cierto que en Guerrero se insiste en que en breve se habrá de incorporar al Gobierno estatal, como titular de la Secretaría de Desarrollo Social, la polémica Ruth Zavaleta, ya que se planea que desde esa posición se convierta en un par de años en la candidata perredista al Gobierno estatal.

La intención es que Zavaleta construya desde esa cómoda posición su plataforma de posicionamiento entre el electorado guerrerense que acudirá a las urnas a principios de 2011.

*El próximo tres de junio se celebrará el debate oficial entre todos los candidatos al Gobierno de Nuevo León, organizado por el Instituto Estatal Electoral. Antes de ello, el 29 de mayo habrá otro debate, pero en éste participarán representantes de siete universidades, alumnos y maestros de las mismas.

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN / Periodista.
Correo electrónico: ramonzurita44@hotmail.com

Lee También

Comentarios