Martes, 21 de Enero 2020
|

La siguiente crisis

Por: EL INFORMADOR


¡Se acabó la crisis sanitaria! ¡Quítense el cubrebocas y disfruten estornudando al aire! Si quieren, dejen de lavarse las manos, y saluden con besos super tronados a conocidos, extraños y mascotas por igual.

Con la declaratoria del secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, ante el Organización Mundial de la Salud (OMS), donde insistió en que la epidemia en México estaba bajo control, y la determinación del Gobierno del Distrito Federal de bajar la alerta sanitaria por el virus de la influenza de color amarillo a verde, podríamos pensar que podemos regresar a la normalidad, lo que significa una reactivación 100% de las actividades económicas y sociales en el Distrito Federal y el resto del país.

Ahora que parecería que nos encontramos disfrutando un respiro pasajero, de dos semanas diría yo, ante lo que podría ser la siguiente crisis del país, éste es el momento de analizar qué crisis se nos avecinan.

Más allá de una crisis suscitada por un desastre natural, o que nos caiga encima un meteorito, podemos anticipar una crisis política, económica y probablemente una crisis relacionada con la situación de seguridad en el país.

Estamos en la antesala de la crisis política que seguramente surgirá en las siguientes semanas antes de las elecciones del 5 de julio y se agravará las semanas después de la contienda electoral. A pesar de que dejó de hacer titulares en los medios, la posibilidad que el crimen organizado quiera buscar sus “expresiones políticas” durante esta contienda es una amenaza real y contundente. No sólo hay candidatos que se les acusa de tener vínculos con el narcotráfico, sino podemos esperar que estos grupos delictivos inyecten dinero para asegurar que gane su gallo. Además de la crisis que esto podría producir para el Gobierno federal ante los partidos, después de las elecciones seguramente el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Tribunal Electoral y las autoridades electorales locales tendrán mucho trabajo. Bajo amenazas tendrán que definir si un candidato ganador recibió apoyo del narco o no. Seamos claros.

Una vez culminadas las elecciones, seguramente la crisis económica estará haciendo titulares en los medios. Ya que, a pesar de las aseguranzas por parte del Gobierno en este momento de que ya pegamos fondo y que vamos en franca recuperación, hay muchos indicadores que eso no es el caso. Recuerden el dato de esta semana: aunque el Gobierno admite que el Producto Interno Bruto (PIB) ha caído 8.2%, Concamin asegura que es 9.8%. ¿Alguien quiere apostar cómo va estar el país terminando el año?

La otra crisis que continúa vigente, tal vez temporalmente olvidada por unos días, es la crisis de seguridad. Ante la arremetida del Gobierno que inició desde el inicio de esta administración, más que reducir la violencia, podemos esperar un importante rebote violento ante organizaciones que se sienten arrinconadas. Más que una reducción de la capacidad de estos grupos, se incrementará. Lo que sucedió esta semana en el penal de Zacatecas, donde 53 reos salieron caminando, es un botón de ejemplo.

ANA MARÍA SALAZAR / Analista política.
www.anamariasalazar.com

Lee También