Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 13 de Diciembre 2019
|

Historias de reportero

Por: EL INFORMADOR

Alcalde rudo y los Beltrán Leyva

En el Gobierno federal ya sospechan quién comanda el “grupo rudo de limpieza” que presume Mauricio Fernández, el alcalde panista de San Pedro Garza García, Nuevo León.

Al lado del cadáver identificado por el munícipe antes que cualquier autoridad policiaca, apareció un narcomensaje firmado por “El Jefe de Jefes”. Antes de esa, otras cartulinas con idéntica rúbrica se dejaron ver en cuerpos ejecutados en Morelos, Guerrero y Michoacán los días 11 de septiembre y 3, 9, 11, 16, 18 y 27 de octubre. Así que el de Héctor Saldaña “El Negro”, cuya humanidad fue arrojada en la delegación Miguel Hidalgo del DF, fue el décimo homicidio firmado por el “Jefe de Jefes”.

El expediente de la Secretaría de Seguridad Pública federal, que nutrió el interrogatorio al que fue sometido el alcalde Mauricio Fernández ayer en la delegación de la PGR en Nuevo León, apunta a que el “Jefe de Jefes” se llama en realidad Arturo Beltrán Leyva, líder del cártel que lleva sus apellidos, aprendiz de “El Chapo” Guzmán, uno de los capos más buscados de México.

El “grupo rudo”, concluye la principal línea de investigación de la dependencia que encabeza Genaro García Luna, estaría conformado por sicarios de la organización criminal de los hermanos Beltrán Leyva, que desde la campaña política del panista habría establecido comunicación con él para ofrecerle hacerse cargo de la seguridad en San Pedro —cero ejecuciones, cero secuestros, cero robos— a cambio de que pudieran vivir ahí sus familias, usaran Monterrey como ruta clave del trasiego de droga y controlaran los cotizados giros negros regios para la venta al menudeo de sus productos.

¿Cómo se enteró Mauricio Fernández de quién era el ejecutado? ¿Quién era la voz del otro lado del teléfono que le informó? ¿Quién le mandó el “regalito” de matar al capo que, según la denuncia, lo tenía amenazado? No lo quieren dar por hecho, pero para allá apuntan todas las señales que recopilan los funcionarios del gabinete de seguridad.

El asunto tiene otra arista, que figura en la misma investigación oficial aún no hecha pública: “El Negro” ejecutado trabajaba para Mario Pineda Villa “El Borrado”, asesinado días antes también con narco-recado del “Jefe de Jefes”, quien de acuerdo a la primera indagatoria —incluso de la Procuraduría del DF que se topó con el cadáver de la polémica— estaría realizando una “operación limpieza” en su organización, tras presuntamente haber detectado que “El Borrado”, “El Negro” y José Antonio Jiménez “El Niño” realizaban actividades paralelas sin informarle, entre ellas, secuestros como el del joven Fernando Martí.

Si se confirma esta línea de investigación de la SSPF ya sabrán los simpatizantes de crear “grupos rudos de limpieza” a quiénes están contratando y a quiénes están aplaudiendo.  Saciamorbos  El trueque: “tranquilidad” a cambio de poner jefe de la Policía y director de permisos y licencias.

Lee También