Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Marzo 2019

|

Folklore

Por: EL INFORMADOR

ENTRE VERAS Y BROMAS             

PRIMER ACTO: “La Araña” ya lo maliciaba; Beatriz Paredes lo confirmó: “Los panistas no saben gobernar”... Despreocupada del peligro de que pueda caerle del cielo una paráfrasis de la maldición bíblica de Isaías profeta (“Malditos sean los partidos gobernados por mujeres”), la lideresa nacional del otrora inmarcesible Partido Revolucionario Institucional (PRI) expresó: “En los últimos años —no dijo cuántos; podrían ser nueve, por ejemplo...—, los priistas hemos exigido a los panistas que aprendan a gobernar”... Lo de menos hubiera sido dar el dato de cuántos años —podrían ser 61: los transcurridos desde la fundación del Partido Acción Nacional (PAN), en 1939, hasta su victoria en la elección presidencial del año 2000— se pasaron los panistas exigiendo a los priistas... exactamente lo mismo. Lo medular es que el pueblo mexicano implora al cielo el milagro de un buen Gobierno, para ser exactos, desde el efímero imperio de Maximiliano hasta el igualmente efímero y no menos pintoresco de “La Pareja Presidencial” d
e carpa de barrio... más lo que se acumule este sexenio.

—II—

SEGUNDO ACTO.- Otra Beatriz, la presidenta del Instituto Federal Electoral (IFE) en el Distrito Federal, Beatriz Claudia Zavala Paredes, afirmó (“el vaso medio lleno”) que todo está dispuesto para que las próximas sean unas elecciones “equitativas y limpias”... pero apuntó también (“el vaso medio vacío”) que es de temerse “un alto abstencionismo”... Dio cifras: antes de que la influenza se convirtiera, por goliza, en la nota dominante, se pronosticaba que sólo 50% de los votantes, en el Distrito Federal, acudiera a las urnas; ahora se teme que la asistencia escasamente exceda 30 por ciento.

—III—

TERCER ACTO.- Beatriz Paredes proclama que “Los que queremos a México necesitamos que el PRI recupere el poder”. La otra Beatriz sostiene que “el voto me permite —habla en su carácter de ciudadana— hacer grandes cambios”... Ni una ni otra garantizan que entre los candidatos que serán votados el próximo 5 de julio, haya uno, al menos, que haya invertido uno solo de los días de su vida en prepararse a conciencia para el servicio público y para trabajar por el bien común... Ni uno, al menos, que no sea altamente sospechoso de ver los inminentes comicios exclusivamente como un mero trámite burocrático —folklórico, además...— para ser garante, desde el poder, de sus intereses personales y de grupo.

(TELÓN RÁPIDO).

Lee También

Comentarios