Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Noviembre 2019
|

De alcance nacional

Por: EL INFORMADOR

CUAUHTÉMOC CISNEROS MADRID

Es cierto que la publicidad realizada por dos comediantes de la localidad establece que “el que nada debe….naaaada tiene”. Y también es verdad que todo esquema financiero incluye una deuda moderada, sobre todo cuando las condiciones se prestan para que con lo obtenido del empréstito se puedan alcanzar otros niveles de mejoría, pero de ahí a querer endeudar más a los jaliscienses en las condiciones actuales, significa una verdadera aberración y se presta a malas interpretaciones.

Cual si se tratara de un castigo o venganza por haberles arrebatado el poder a los panistas, aún no toman posesión, ni entran en funciones los alcaldes jaliscienses electos, e incluso a la mayoría de los munícipes seleccionados pertenecientes a un partido diferente al actual, ni siquiera les han dado la posibilidad de contar con una entrega recepción en donde desde ahora pudieran enterarse de la situación que prevalece en los municipios que van a gobernar a partir del primero de enero de 2010, y ya están siendo condicionados para que acepten el endeudamiento que propone el gobernador del Estado.

Vamos por partes

Efectivamente, cuando se cuenta con un plan definido y estrategias claras —que en este caso incluirían la capacidad para realizar las obras que se suscriban—; cuando se ha realizado una planeación participativa —lo más novedoso para el sector público desde hace por lo menos dos décadas—, misma que está ampliamente demostrado que el Gobierno actual no sabe cómo o no quiere aplicar, porque de lo contrario no tendrían que enfrentar los múltiples casos en que han tenido que dar reversa a sus planes, dado que la ciudadanía es cada vez más participativa y exigente; cuando el escenario del mercado y las tasas de interés son propicias; cuando una administración demuestra capacidad para manejar el erario público de manera transparente; cuando existen condiciones que permitan pensar que con el recurso logrado se podrá propiciar un mayor crecimiento y desarrollo, y cuando se cumplan dos o tres condiciones más, entonces, y sólo entonces se aconseja el endeudamiento.

Lo lamentable del caso es que ninguna de las condiciones se presenta en este momento.

Por si no fuera suficientemente negro el panorama para los electos que habrán de gobernar a partir del 1 de enero de 2010 —y para sus aspiraciones futuras—, a una mayoría de los que habrán que recibir de un militante de un partido político distinto al suyo, ni siquiera les han permitido conocer de cerca la situación en que se encuentra la administración pública del lugar de que se trate, para evitar que haya pérdida de tiempo en el seguimiento de los planes y programas de trabajo que se han establecido.

Así, sin importar color, la falta de profesionalismo político y seguramente el miedo a ser descubiertos en algún desatino, desvío o corrupción, hace que quienes aún cobran en la nómina como gobernantes, traten de obstaculizar al máximo a quien habrá de tomar el relevo, aunque ello implique afectar a la ciudadanía.
¡Y todavía quieren endeudarnos más!

CUAUHTÉMOC CISNEROS MADRID / Presidente de Comunicación Cultural A.C., Asociación de Periodistas de Prensa, Radio y Televisión.
ccmadrid@att.net.mx

Lee También

Comentarios