Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Noviembre 2019
|

Ayer... y hoy

Por: EL INFORMADOR

El Gobierno “de siempre no”

Al Gobierno de Jalisco no lo podemos calificar de otra manera, como el “de siempre no”, pues si hacemos un análisis de sus aciertos y sus errores en su actuación, sólo así lo podemos llamar, y para comprobar lo que aquí estoy diciendo, pongamos algunos ejemplos que son muy ilustrativos:

1.- Entre las obras más publicitadas que se iban a realizar figura en primer lugar “La Presa de Arcediano”; se nos dijo hasta el cansancio que con ella se resolvería el problema del abasto de agua para Guadalajara y sobraría hasta para darle al Estado de Guanajuato.

Se gastaron sumas millonarias, se desalojaron varias familias que tenían viviendo en el lugar cientos de años, se destruyó un puente pero se prometió que se reconstruiría en otro lugar más adelante, ya que podríamos llamarlo “joya histórica”, y sin embargo fue “más el cacareo que el huevo que se puso”, pues a la hora de la hora resultó que “dijo mi mamá que siempre no”, que por falta de recursos y la inviabilidad del lugar no se va a construir la mentada presa. ¿Y todo lo gastado? ¿Y todo lo ya invertido? Quedó sepultado en un “siempre no”. Las malas lenguas dicen que al no permitir la construcción de los complejos habitacionales de Puerta Guadalajara se terminó el negocio, ¿el negocio? ¡El negociazo que se iba a realizar con ello! ¿Usted qué opina?

2.- Otra construcción que se planeó y se nos dijo que se iba a llevar a cabo era la llamada Villa Panamericana que se levantaría en pleno Centro de la ciudad, en las cercanías del Parque Morelos; para llevarla a cabo se despilfarró y se despilfarró el dinero a manos llenas, como si fuera dinero del Gobierno y no del pueblo, pues se nos dijo que con esa obra (¿no sería otro negocio?) se reactivaría la vida del Centro de Guadalajara que estaba en pleno abandono; se compraron casas y terrenos, se desalojó a comerciantes (las neverías, las tiendas) y a familias enteras, y hoy esa parte de la ciudad luce (¿luce?) más desolada que nunca, pues la mentada villa en ese lugar resultó un verdadero fracaso, que “siempre no” se construye allí, pues se trasladará al municipio de Zapopan, y como dice el columnista de nuestro periódico, Jaime García Alías: “A la hora buena las obras que se hacen (si es que se hacen), se hacen tarde, mal y caras”.

3.- Y como lo anterior podíamos seguir mencionando obras y las cuales se planearon, se gastaron, “pero siempre no” se han realizado o están inconclusas: el famoso museo Guggenheim que muchas personas ni saben que es eso; los Arcos del Milenio, otra estramancia que tampoco se sabe para qué sirve ¿se terminarán para el segundo milenio? Por todo lo ya dicho, se llega a la conclusión de que este Gobierno no sirve para nada, perdón, me equivoqué, sí sirve: para nada y para una... y dos con sal.

ADOLFO MARTÍNEZ LÓPEZ / Escritor.

Lee También

Comentarios