Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 23 de Febrero 2019

|

Agenda de la cultura

Por: EL INFORMADOR


LOS LIBROS EN LA CALLE: Aunque atropellada también por la contingencia sanitaria, que le cambió su fecha habitual, llegó finalmente, toda restirada, maquillada y hecha un figurín (o tempora electoralis) y como la respetable dama cuarentona que es, la Feria Municipal del Libro y la Cultura, cumpliendo así su cita anual que es y ha sido substancialmente, sacar los libros a la calle y ofrecerlos a muchísimos transeúntes tapatíos, que de ordinario no acostumbran o no se atreven a ponerles la vista y la mano encima, pero que en estas ferias, algunos inclusive hasta los compran y leen.

AÑORANZAS: Nunca faltan a este respecto algunos veteranos, que habiendo tenido el privilegio de atestiguar este acontecimiento desde hace 41 años, señalen que las ferias de hogaño no son como las de antaño, que si acabaron ofreciendo pura resoca y chácharas, que si esto, que si lo otro, que si patatín o patatán; lo cual es natural y predecible en viejitos nostálgicos (servidor incluido) a quienes, en mayor o menor grado nos suele atacar el síndrome de Jorge Manrique; sin embargo, hay que tener lucidez suficiente como para aceptar que nada puede ser ni será nunca como antes, que la marcha del tiempo significa una continua metamorfosis de escenarios, personajes y actuaciones diferentes, aun teniendo un telón de fondo similar; como es el caso de estas ferias, que cuando comenzaron, allá bajo el imperio de don Efraín Urzúa Macías y su culto ministro, don Salvador Cárdenas Navarro, tuvieron un color, tono y timbre característicos; mismos que fueron mudando cada trienio y reflejando los empeños culturales, las luces intelectuales y los propósitos políticos de cada alcaldía reinante en nuestra ciudad.

ÉPOCA DORADA: Mas por encima de esas lógicas contracciones y dilataciones cualitativas, lo esencial es que esta respetable Feria permanece y sigue cumpliendo anualmente su cita con los tapatíos; y al ser como digo, fiel imagen del grado de ilustración de gobernantes en turno, pues que cada cual eche sus tanteadas; aunque yo podría afirmar que, hablando de cultos mecenas y protectores de las artes y los libros, muy pocos habían procurado promulgar tan favorables leyes editoriales, erigido una megabiblioteca que es pasmo de toda la cristiandad, forjado un exitoso “País de Lectores”, y derramando millones en la edición y conservación en bodegas de tantos volúmenes impresos.

JOSÉ LUIS MEZA INDA / Escritor.

Correo electrónico: meza_inda@hotmail.com

Lee También

Comentarios