Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019

|

Agenda de la cultura

Por: EL INFORMADOR


CRONISTA DE LUJO: Entre las pocas ciudades o pueblos que orgullosamente puedan blasonar de contar o haber contado con un cronista de polendas, que con máximo primor, rigor y sentimiento haya dejado escritas abundantes relaciones y narraciones de su ser y quehacer, cabría señalar sin duda a San Juan Bautista del Teúl, comunidad perteneciente en el fuero civil al Estado de Zacatecas, pero en lo eclesiástico a la Diócesis de Guadalajara, la cual ha contado con este privilegio gracias a la espléndida y prolífica pluma de uno de sus hijos más granados: don Luis Sandoval Godoy.

PRESENCIA CONSTANTE: Aunque avecindado la mayor parte de su venerable existencia entre la gente tapatía, tanto la persona como la caudalosa obra de don Luis han estado radicalmente humedecidas de esa substancia telúrica que impregnó sus orígenes teulenses, de ese apego al terruño amado y a sus coterráneos, de esas formas de pensar, actuar y hablar peculiares que sabiamente mezcladas con su talento, creatividad e individualidad estilística han desembocado en su torrencial obra literaria de imaginación, de investigación y de periodismo,  practicada a lo largo de largas y felices décadas.

CURAS TEULEÑOS: Prueba de lo susodicho está en el volumen que acaba de añadir a su sin cuenta bibliografía, específicamente dedicado a su comarca natal: “Vientos de Fronda” , elaborado por Castro Impresores, de nuestra ciudad, y en el cual, don Luis, ahora en vena de historiador, tirando de textos poco difundidos o de documentos inéditos del Archivo del Arzobispado, compuso este libro, donde sin privarnos de las suculencias de su prosa que enmarca y apostilla los hechos, deja que sean, no los perifollos de la fantasía, sino los testimonios transcritos los que den fe de algunos sucesos capitales de la historia secular de su Teúl, cuyos protagonistas fueron párrocos y otros cabecillas que allí dejaron indelebles huellas.

A TRAVÉS DE LOS SIGLOS: A partir de la furiosa zacapela entre frailes regulares y clérigos seculares disputándose la cura de almas, teulenses, dirimida por la Santa Inquisición en el Siglo XVI, hasta las humillaciones inferidas al santo cura cristero, Román Adame, al inicio del XX, quien lea esta atrayente relación, podrá conocer gracias y desgracias de otros famosos curas de aquellos lares, cuyos logros y quebrantos fueron a la par de las diferentes etapas de nuestro confuso y funesto devenir histórico.

JOSÉ LUIS MEZA INDA / Escritor.
Correo electrónico: meza_inda@hotmail.com

Lee También

Comentarios