Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
México | Piden al Gobierno descartar la hipótesis de que los 43 murieron en basurero de Cocula

Ve CIDH ‘grave’ que México defienda ‘verdad histórica’ de Ayotzinapa

Piden al Gobierno descartar la hipótesis de que los 43 murieron en el basurero de Cocula

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (22/MAR/2017).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo hoy que considera "muy grave" y "una ruptura" que México defendiera la denominada "verdad histórica" del caso Ayotzinapa, la que sostiene que los 43 estudiantes desaparecidos en 2014 fueron incinerados en un basurero.

El Estado mexicano dijo en una audiencia de la CIDH el pasado viernes que "no se ha consolidado otra hipótesis que esa" y, en un comunicado posterior, que agotará todas las líneas de investigación posibles y atenderá las recomendaciones del grupo de expertos de la Comisión.

Pero ese grupo, que acompañó la investigación entre enero de 2015 y abril de 2016, pidió al Gobierno descartar la hipótesis del basurero, algo que le reclamaron de nuevo los comisionados y los familiares de las víctimas en una reunión privada tras la audiencia del viernes, según explicó hoy la plana mayor de la CIDH en una rueda de prensa.

El secretario ejecutivo de la Comisión, Paulo Abrão, indicó que esa reunión fue "muy difícil", que la afirmación de México en la audiencia fue "muy grave" y que los familiares de los desaparecidos dijeron que sólo seguirían en el diálogo con el Gobierno si emitía un comunicado descartando la tesis del basurero.

Después de esa reunión, las secretarías mexicanas de Relaciones Exteriores y de Gobernación, y la Procuraduría General de la República (fiscalía) emitieron un comunicado conjunto en el que prometieron agotar todas las líneas de investigación disponibles.

Preguntados por los periodistas acerca de si esa afirmación contradice el pedido de familiares y Comisión de descartar la hipótesis del basurero, Abrão dijo que están esperando a que los padres de los desaparecidos se pronuncien al respecto.

Esmeralda Arosemena, la comisionada encargada del mecanismo de seguimiento del caso acordado por la CIDH, México y las familias tras la salida de los expertos, afirmó que el que México planteara "retomar las líneas de investigación iniciales en la audiencia fue una ruptura".

Pero consideró que la reunión posterior fue fructífera porque los comisionados lograron "que las partes no se levantaran de la mesa" y, aunque subrayó que la Comisión descarta la "verdad histórica", hizo énfasis en que lo más importante es mantener vivo el mecanismo.

Preguntados por si no están preocupados porque México siga contemplando la "verdad histórica" como posible, el presidente de la CIDH, Francisco José Eguiguren Praeli, visiblemente molesto, afirmó: "No sé qué esperan que digamos, ¿que la Comisión se va del mecanismo?, no vamos a patear el tablero porque creemos que hay una finalidad mayor".

"No es que no estemos preocupados, pero tenemos que seguir apostando porque el mecanismo avance, no queremos que se acabe, queremos que sea útil, el asunto está mejor con el apoyo de la Comisión que sin ella", agregó.

De acuerdo con la versión oficial, rechazada por los familiares de las víctimas y descartada por los expertos internacionales de la CIDH, los 43 estudiantes fueron detenidos el 26 de septiembre de 2014 por policías en el municipio de Iguala, en el estado sureño de Guerrero.

Y después fueron entregados a una célula del grupo criminal Guerreros Unidos, que los mató e incineró en un basurero en el municipio vecino de Cocula, antes de tirar sus cenizas a un río.

Esta hipótesis del basurero fue descartada por el grupo de expertos al considerar que es físicamente imposible.

Temas

Lee También

Comentarios