Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jalisco | Se han quemado más de 87 mil hectáreas de bosques en Jalisco

Brigadistas encaran año histórico en incendios

Se han quemado más de 87 mil hectáreas de bosques en Jalisco

GUADALAJARA, JALISCO (02/JUN/2017).- Una temporada complicada y dolorosa. Primero por el clima, que causó incendios más difíciles de controlar; pero también por los hombres que perdieron la vida en el combate al fuego; colegas que no volvieron a casa.

Los brigadistas saben que pudieron ser ellos y sienten el dolor de sus familias porque también tienen esposas e hijos que se preocupan al enterarse que entrarán en acción. Cuentan que a veces les asusta el peligro, pero pesan más las ganas de hacer un bien a la ciudadanía.

Este año no ha sido fácil, se han quemado más de 87 mil hectáreas de bosques en Jalisco, el peor año en incendios forestales en las últimas dos décadas.

Hugo Alejandro Zárate tiene seis años como combatiente forestal. Entró a la brigada porque desde niño le ha gustado la naturaleza. Ahora ese gusto es su presente y Hugo Alejandro participa como brigadista a pie. Significa que debe caminar muchas horas para llegar a un incendio en un cerro o bosque donde la topografía no permite camiones o helicópteros. Su trabajo consiste en retirar materia orgánica para hacer una brecha que frene al fuego.

A veces ha sido riesgoso. Zárate dice que una vez, en Lagos de Moreno, estuvieron a punto de ser alcanzados por las llamas porque el aire cambió de dirección. Fue un momento crítico y un compañero padeció las condiciones climáticas, pero afortunadamente llegó la ayuda necesaria: “De repente nos insolamos, nos deshidratamos, es de esos momentos malos, pero basta ver a algún compañero que aún sigue de pie para que nosotros en automático nos volvamos a motivar”.

El joven recuerda, como su mejor experiencia, haber sido llamado en 2015 a apoyar como bombero tipo dos en Alberta, Canadá: “Fue muy bonito, es otro tipo de cultura y protocolos”. Pese a todo, señala que lo mejor es cuando logran apagar los incendios. “Salir victorioso de un incendio que se veía enorme y fuera de control. Aunque estemos cansados, con mucha sed y hambre, es bonita la satisfacción de ver que se controló y que en cierta parte estamos colaborando con el medio ambiente”.

Zárate es padre de una niña de nueve años, un niño de cuatro años y otra menor de tres años, y planea seguir como combatiente forestal hasta que el “cuerpo aguante”.

Temas

Lee También

Comentarios