Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 23 de Agosto 2019
Ideas |

Un escritor en cada hijo te dio

Por: Antonio Ortuño

Un escritor en cada hijo te dio

Un escritor en cada hijo te dio

Uno de los horrores de revisar las cifras oficiales es que uno se puede quedar loco a las primeras de cambio si no se cuida. O llegar a la conclusión de que nos están tomando el pelo. Miren si no: según cálculos del Consejo Nacional de Población, en este momento vivimos en México casi 117 millones de personas. Por otro lado, según la Encuesta nacional de hábitos, prácticas y consumo culturales de Conaculta, 6% de los mexicanos asegura haber escrito “algún cuento, poema o novela en su tiempo libre” en el último año. Eso (y aquí invoco la tradicional frase del periodismo del ayer), si Pitágoras no miente, nos deja con alrededor de siete millones 200 mil escritores en el país, entre los que no le enseñan el cuaderno a nadie, los amateur, los becados, los que publican pero nadie los lee, los profesionales y así hasta llegar al cielo de los ?poquísimos? que viven nomás de eso.

La misma encuesta, que se levantó durante 2010 y se dio a conocer en 2011 y que aún no tiene una actualización, pone en perspectiva (pero nomás poquito) este dato, al mostrarnos una tabla que asegura que, en los últimos 12 meses, el 7% de los españoles (alrededor de 2.9 millones de personas), el 16% de los británicos (poco más de 10 millones de personas) y el 17 de los franceses (unos impresionantes 10.8 millones) hicieron lo propio, es decir, practicaron la “escritura creativa”. No sé si haya, entre esos tres países europeos, la aterradora cifra de 23.7 millones de escritores; creo entender que los presuntos siete millones de mexicanos que escriben son una alucinación.

Esto, porque la cifra de compatriotas que aseguran haber leído al menos un libro en el último año (antes de que se los preguntaran) alcanza sólo al 27% de la población. O sea que tendríamos un escritor por cada 4.5 lectores, una proporción que ni la Atenas de Pericles, que duplica la relación lectores-escritores declarada para España, supera a la de Gran Bretaña y casi empata con la de Francia. Con la pequeña diferencia de que España, Francia y Gran Bretaña duplican y hasta triplican nuestro porcentaje de lectores sobre la población total, que es de 59, 71 y 82%, respectivamente, contra nuestro ya declarado 27 por ciento.

Claro: como cualquier estadístico podría decirnos, esto parte de una petición de principio no matemática. Es decir, que quienes escriben de hecho son los mismos que leen. Pero bien puede ocurrir que todos o muchos de quienes declararon haber escrito esos poemas, cuentos y novelas no hayan tenido la precaución de leer nada nunca, ni siquiera lo que escribían. Conozco varios críticos literarios dispuestos a jurarlo sobre la Biblia. ¿Les creemos?
 

Lee También

Comentarios