Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 14 de Octubre 2019
Ideas |

Turismo vs seguridad

Por: Lourdes Bueno

Turismo vs seguridad

Turismo vs seguridad

De plácemes por el presupuesto al turismo. Gustosos por la visita del Primer Mandatario para apoyar el programa de Pueblos Mágicos. Impresionados por el diseño del nuevo aeropuerto, derrama económica que generará empleos. Pero todo este esfuerzo puede caer estrepitosamente ante las evidencias de la inseguridad.

Es verdad que los asesinatos ligados al narco han bajado y a los puntos de enorme algidez, se le ha dado algún tipo de control. Pero la inseguridad y la violencia siguen creciendo para la población.

Así,  ante la XIX Asamblea Iberoamericana de Derechos Humanos, México presenta un rosario de agresiones a la integridad de la población, triste panorama para el “lucimiento” internacional con los asesinatos de Tlatlaya.

Porque la población ha sido vuelta carne de cañón para dispararles y aún hacerlos desaparecer. Hasta el día de ayer no había noticias de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa que fueron secuestrados, perdón: “levantados”, perdón: “trasladados sin dar información”, luego del ataque a balazos, sí, de “policías”.

Fueron devueltos, perdón, regresaron a su casa 14 de esos jóvenes, pero no se sabe el paradero de los demás y se teme lo peor. Un operativo que ya no permite el disimulo sobre el estado que guarda Guerrero, donde además, en este “operativo” fueron baleados otros civiles y un equipo de futbol, con un total de seis muertos, sólo por pasar por el lugar, creyendo ellos, ingenuos, que en esas zonas de México hay libre tránsito... ¿Y así quieren que florezca el turismo?

Porque nadie explica, menos las autoridades, el asesinato de un diputado federal y su asistente, realizado en la Zona Metropolitana de Guadalajara a plena luz del día. Una respuesta, la de la Policía, sin seguir ningún protocolo, ensuciando la escena, tratando de responder horas, muchas horas, después.   

Explicaciones contradictorias, disculpas y, claro, el chivo expiatorio de erráticos procedimientos policiales; policías coludidos o ineptos, para el caso, la indefensión de la ciudadanía en Jalisco, la resultante es la misma.
 
Iguala y Acapulco como rehenes del crimen organizado. Tamaulipas acechada. Jalisco, lugar donde las muertes de funcionarios son las más altas del país. Michoacán, lleno de pueblos mágicos, con una tensa calma procurada sólo por el Ejército.

En Tapalpa, la magia se pierde con la permanente situación de riesgo por el crimen organizado. En Mazamitla los delitos patrimoniales se han disparado, especialmente los que atañen a los turistas y visitantes regulares.

Y en la Zona Metropolitana de Guadalajara, especialmente, pero en muchos otros sitios del Estado también, el secuestro y la extorsión multiplicándose sin que las autoridades municipales, estatales ni federales hagan lo que les corresponde.

Los alrededores de las preparatorias y campus de la Universidad de Guadalajara, ante el vacío de seguridad, se han vuelto tierra fértil para la delincuencia, haciendo de los estudiantes sus víctimas, aunque el rector de esta Casa de Estudios ha solicitado reiteradas ocasiones y de manera enérgica la protección de los estudiantes a las autoridades correspondientes.

Y la respuesta a nivel federal, estatal y municipal: ineficaz.   

En la vida real: un Estado que pasa por mal estado. Un Estado, Jalisco, y su capital que merecen más cuidado, más atención y sí, más eficiencia en materia de seguridad.

Porque para que la violencia se desboque, no se precisa más que la negligencia actual  de las autoridades. Una situación muy similar a la del sexenio anterior…  

Y, al final, la magia de los pueblos se vuelve pesadilla…, la inseguridad aumenta y el turismo, esa apuesta del sexenio, se verá seriamente lastimada como la seguridad de la población.

Lee También

Comentarios