Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 11 de Diciembre 2017

Ideas

Ideas |

Tradición que no se extingue

Tradición que no se extingue

Tradición que no se extingue

Guadalajara es plaza boxística, es venero inagotable, debe ser históricamente considerada como una de las dos plazas más importantes de México, generadora de ídolos, campeones mundiales; aún en los ciclos más críticos del boxeo nacional, los gimnasios no cerraron sus puertas, tradición que no se extingue.

Alguna vez, el más grande maestro de boxeo que ha dado Jalisco, Nacho Silva, confió recuerdos de su niñez, de nostalgia, de aquellos años 1930 cuando entrenaba en un gimnasio por el rumbo del legendario barrio de San Juan de Dios. “El gimnasio estaba por la calle Obregón, y yo trabajaba en una fábrica de dulces, que estaba en la esquina de las calles 5 de Mayo y Aldama. Cambiaba golpes con Juan Zurita y con su hermano Benjamín. Qué te voy a decir, él —Juan— me daba mis zoquetes, y lo hacía porque me agarraba a carrilla, entonces teníamos unos 13 años y me acuerdo muy bien cuando me decía, ‘fíjate Nacho, voy a hacer lo posible por nunca ser pobre’, y ya sabemos que el hombre llegó a campeón mundial ligero. Me queda esa gran satisfacción”. El 8 de marzo de 1944, Juan Zurita, le ganó por punto, en 15 episodios, el cetro mundial ligero a Sammy Angott en la arena de la Legión Americana de Hollywood, así se convirtió en el primer campeón mundial que ha dado Jalisco. Los antiguos recuerdan que en varias ciudades de México “las campanas se echaron al vuelo”, fue un acontecimiento.

Nacho Silva, fundador de la Unión de Mánagers de Guadalajara, y Juan Zurita, cimientos del boxeo jalisciense, y nacional, construcción a la que se sumó Toño Ramírez, el patriarca del boxeo amateur local, quien trabajó para que los Guantes de Oro se convirtiera en un torneo de prestigio, celebrado en la Arena Coliseo, del que surgieron los boxeadores que elevaron a Jalisco a potencia. Homenaje a los púgiles tapatíos, Juvencio Martínez y Pedro Flores, medallistas de oro en Juegos Panamericanos de Winipeg 1967 y Cali 1971, respectivamente. Jamás un representante jalisciense volvió a ganar el metal dorado en esta justa.

“Los promotores hacen a los campeones”, la máxima de José Sulaimán Chagnon, ex presidente del CMB, y aquí los promotores Julián Sánchez Ortega, Julián Sánchez González, consolidaron las carreras de cientos de actores principales en el máximo escenario, Arena Coliseo, boxeadores que recibieron conocimientos del maestro Nacho Silva y la Unión de Mánagers, impartidos en el gimnasio Arce. Promociones que crecieron con más empresarios que arriesgaron y arriesgan capital, Rogelio Robles, Jorge Marrón, Nicolás Grajeda, Rafael “La Cobra” Mendoza, Eliseo Villa, Héctor y Ricardo García Ninomiya, Giber López García, Armero, Clase y Talento Boxeo, entre otros.     

Mañana en Parral

Jhonny González arriesga el campeonato internacional superpluma CMB ante el invicto filipino Jessie “Jimdomar” Rosales.
Y por ahí estaré atisbando.

Lee También

Comentarios