Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

Tomar ventaja

Tomar ventaja

Tomar ventaja

Dentro de las características que marcan el perfil del mexicano es nuestra peculiar manera de aprovechar las situaciones para beneficiarnos a costa de no cumplir las reglas o las normas sociales. Por ejemplo, el no hacer fila y tratar de adelantarse sin respetar el lugar de los demás; tomar lo ajeno cuando sentimos que nadie nos vigila; lo que encontramos, que aunque no es nuestro, lo tomamos y lo hacemos propio. Si se tienen buenas relaciones en alguna institución o empresa, nos parece fácil sacar provecho de ellas y pedir algo que nos resulta conveniente.

Simplemente nos parece muy sencillo tratar de acortar distancias entre un punto y otro, sin cuidar el respeto a las reglas. Si lo puedo hacer, pues ni lo dudamos, lo haremos porque se nos antoja más cómodo y ventajoso.

Tiene que ver con la idea de que si es gratis lo tomamos, si cuesta, ya no se está dispuesto a pagarlo. Es vestirse con sombrero ajeno, es decir, obtener mérito de algo que no nos ha costado. Es aprovechar de que me dan a probar una muestra y queremos consumir todo lo que podamos.

Y cómo negar el gusto de consentir como algo válido, simplemente porque todos lo hacen ¿Por qué no yo también?

En distintos eventos comerciales, ferias y exposiciones el mexicano se caracteriza por ser un peligro para llevarse lo ajeno, probando su astucia para que no lo cachen en su fechoría.

Puede ser que también hemos desarrollado el cinismo de lanzar una piedra y esconder la mano, como también gritar insultos perdidos en el anonimato de las masas.

De esta manera los mexicanos hemos desarrollado una forma de ser, que tiene una serie de artimañas que vigorizan el poder sacar provecho y ventaja de situaciones que en otras culturas no se dan, aunque tampoco les sean extrañas.

Así un japonés no haría suyo algo que encuentre tirado por la calle, ni se saltaría lugares en la fila, ni abusaría de las muestras de algún alimento o bebida. Ni tampoco creo que lo hagan gentes educadas.

Hay gente que tiene clase, y clases de gentes, decía un apenado español al reconocer que si hay ciertas personas sin educación en España, que arrojan los restos de lo que traen en las manos por doquier, o italianos que se cruzan las calles por donde sea sin respetar los respectivos pasos peatonales.
En cualquier lado la educación y el cuidado respetuoso de las normas es un valor cultural importante. El problema es que hay muchos pueblos, como el nuestro, que no lo entienden. Y hay personas que si tienen la oportunidad, porque así les conviene hacerlo, van a hacer lo que les venga en gana, sin preocuparse por respetar las buenas costumbres y las normas.

Tomar ventaja se hace un hábito individualista, que además cuenta con la gran ventaja de encontrar justificación para todo momento y nunca sentirse ni mal, ni con ganas de reparar las cosas y daños que se hacen.

Lee También

Comentarios