Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Telefonía antigua

Telefonía antigua

Telefonía antigua

El día de ayer por varios medios me hicieron llegar sendas advertencias sobre la posibilidad de recibir una llamada de mi propio número que acabara en un robo masivo de datos por parte de malignas corporaciones que enmascaran llamadas para así hacerse de la información contenida en mi celular.

Aquí uno necesariamente piensa en los teléfonos antiguos, y con añoranza exclama que esto jamás hubiera sucedido en 1980.

Y si, realmente no hubiera sucedido, sin embargo eso no quiere decir que la telefonía antigua no hubiera tenido sus broncas porque las tenía y varias.

Así de entrada recuerdo que la llamada del propio número era posible con el más rústico de los aparatos de disco, simplemente se marcaba el 0, se colgaba y en cosa de segundos el propio aparato estaba timbrando como endemoniado. Esto por supuesto servía para ver cómo alguien tenía que pararse, pues no había inalámbricos, y empezar a repetir “bueno” como loco hasta que se daba cuenta de que había sido blanco de una broma.

Igualmente era de destacar que, para atender la limitante de que no hubiera teléfonos inalámbricos, lo que sí había eran unos cables larguísimos que daban cierta sensación de libertad, pero que acabarían siempre en un enredo que le llevaría a una persona 3 días al año en poder desenmarañar.

Ahora bien, dentro de otras complicaciones que existían con la telefonía antigua estaba el que no existiera un detector de llamadas y por lo mismo uno no sabía si se trataba de una emergencia que más valía que contestaras, o si iba a ser una tía que impidiera que estuvieras viendo a los Thundercats. Eso sí, como consecuencia de la falta de detector de llamadas uno podía hacer bromas impunemente pues no había forma de que se rastreara la llamada, y por lo mismo permitía que se pasaran tardes enteras jorobando cristianos pegado al teléfono.

Lo que sí ha sido una verdadera bendición es no tener que aprenderte mas que muy pocos números por tener a todos tus contactos registrados en el celular. Antes, uno debía tener una memoria enciclopédica para saberse los teléfonos de sus familiares más cercanos y de algunos cuantos amigos, mientras que ahora esto no supone mayor complicación que el hecho de que las mujeres que no quieren darle el teléfono a un galán ya no pueden inventar un número al azar pues inmediatamente se corrobora con llamada para así compartir números.

Y si lo que temíamos era que se compartiera información, mal que bien antes sucedía de la misma forma pues con el inicio de la numeración telefónica ya se sabía en qué colonia vivía la persona en cuestión, lo que servía para desmentir ínfulas de riqueza.

Como sea, mejor ahora con el riesgo de que le roben los datos a uno, que antes en que, cuando se iba de vacaciones a Tapalpa, se tenía que marcar a la tienda de la plaza principal a que mandaran un propio a dar el aviso de que lo buscaron telefónicamente, de eso, no hace tanto tiempo.

Lee También

Comentarios