Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

Sólo como un referente de su imagen

Por Xavier Toscano G. de Quevedo

Por mucha palabrería que se utilice, por más que se quiera paliar lo escueto presentándolo como excelente, quimera que ha sido un ejercicio muy utilizado durante los miles de años de nuestra historia, pero al final en la vida, al igual que sucede en nuestra fiesta brava, siempre emergerá la verdad, lo evidente.        

Así que, sin darle muchas vueltas, las auténticas figuras del toreo —y dije “auténticas”, no las de humo o papel— son aquellas personas capaces de soliviantar la máxima atención de los públicos, y que con su sola presencia en un cartel, movilizan a millares de personas para asistir al espectáculo en el que ellos estarán.  

Con qué libertinaje se vienen utilizando las frases: “En el cartel estará nuestra máxima figura” o igualmente “Nuestra primera figura de México”, y resulta que ¡“Nuestras figuras”! no existe, por supuesto que no lo son, y el resultado a la exageración se fleja en la escasa e irrisoria asistencia de público en las plazas, cuando son anunciados.           

Hoy nuestro punto de referencia o parangón será el torero de Galapagar, José Tomás, genuina figura de nuestra fiesta, que es capaz de remover y agitar a todos los aficionados del planeta de los toros, únicamente con su presencia y no exclusivamente cuando actúa en una plaza, sino que también provoca conmoción en cualquier lugar donde él se presente.     
 
Hoy y siempre deberemos tener presente que en nuestro sorprendente y emblemático Espectáculo Taurino, son muy contadas la verdaderas “figuras”, y para ser más puntuales los “auténticos mitos” —posición que inequívocamente otorgan nada más los aficionados y el público, en absoluto los tracistas la exageración— que son los personajes que han alcanzado el escalafón óptimo de la indiscutible autoridad y jerarquía dentro y fuera de los ruedos, y evidentemente lo es José Tomás.  

¿Que el torero de Galapagar es un personaje mediático? Sí lo es ¿Y? —¡Cuántos quisieran ser como él!— ¡O cuántos sueñan en alternar con él! Y seguramente nunca, jamás, ni en sueños lo conseguirán, pero algunos de ellos también se creen “figuras”. ¡Vaya ilusiones, o fantasías!  

Es José Tomás quien siempre ha gozado con la suficiente personalidad, y lo ha conseguido, al mismo tiempo que tendrán que aceptar que él jamás busca a la prensa ni se ocupa de los falsos y fatales aduladores que tanto dañan a nuestra fiesta. Esa es su forma muy propia e inteligente de manejar su figura y ser mediático, logrando crear un interés en su persona, inclusive aunque no toreé.

Han pasado ya algunos años, cundo José Tomás en una de sus muy limitadas apariciones ante los medios exteriorizó: “Ante el toro, hay que ponerse de verdad, para que así nazca el arte”. Así de contundentes fueron y han sido siempre sus observaciones.  

Sus muy meditadas palabras nos indican que es así, y solamente así, como se consigue la verdad de nuestra fiesta, su magia y su grandiosidad, frente al toro. Condición que para muchos será inevitablemente irrealizable de que algún día puedan lograrlo.  

Pero lo que deberemos puntualizar, es que únicamente conseguirán el éxito cuando aparezca de nuevo en todos los ruedos su Majestad, “El Auténtico Toro Bravo”.  

Lee También

Comentarios