Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 14 de Octubre 2019
Ideas |

Sin resultados

Por: Gabriela Aguilar

Sin resultados

Sin resultados

Fue asesinado en su habitual paseo por el parque, tenía 70 años. Platicaba con una señora cuando un hombre lo amenazó con una pistola. Don José se resistió a entregar sus pertenencias, un disparo le causó la muerte. Donde quedó el cuerpo se encuentra ahora un pequeño altar y una veladora que llevó su hija, quien pidió a los vecinos que no dejaran que se apagara la luz.

>

El pasado miércoles, mientras la atención estaba puesta en el ataque mortal en la Fiscalía de Jalisco, ocurría un crimen más, de esos que se registran día a día, de los que deben importar a todos por la frágil seguridad que nos rodea. El deceso ocurrió en Residencial de la Cruz, que pertenece a Guadalajara, en los límites con la colonia Jardines de la Cruz, donde a finales de mayo otro hombre de la tercera edad perdió la vida cuando se opuso a entregar su carro y muy cerca de Jardines del Sur que apenas en noviembre, fue escenario de la muerte de un joven de 20 años, que regresaba a casa cuando recibió una herida mortal por no entregar su celular a un delincuente.

>

Habitantes de esa zona cuentan que en cualquier momento del día hay robos a casa habitación, a mano armada, a carros, que si bien les va, sólo son de baterías y autopartes.

>

Se trata de la misma zona donde el 2 de julio la Comisaría de Guadalajara arrancó la “Jornada de Cultura de la Paz y la Legalidad” con encuestas para medir la percepción ciudadana, aplicadas por un contingente en el que destacaban el responsable de la seguridad del municipio acompañado de sonrientes diputadas federales y regidores municipales todos —claro— del partido Movimiento Ciudadano, en una visita que más bien parecía estrategia de posicionamiento de imagen, de un acto anticipado de campaña.

>

La semana pasada el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, al rendir su primer informe de gobierno dijo: “No estoy satisfecho con lo hecho en materia de seguridad, sé que nos hace falta mucho por hacer” para rematar después con el infaltable argumento de los que reciben la administración de un partido contrario: “En ese tiempo (un año) no se puede arreglar lo que no se hizo en 30 años”.

>

Ni las disputas de grupos delictivos, ni el entorno nacional de violencia, ni la inercia de gestión pública perjudicial —como ellos le llaman— que impide dar buenos resultados, mucho menos la postura autocrítica que asumen, son justificación para realizar los cambios necesarios que les permita cumplir con lo que prometieron porque a eso están obligados. Si ha pasado un año y no les ha alcanzado, no es problema de los ciudadanos, la insatisfacción no solo forma parte de un discurso, la falta de resultados se nota en las calles.

>

Lee También

Comentarios