Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Saboteador

Saboteador

Saboteador

Después de su decepcionante actuación ante Jamaica, la Selección mexicana culminará la fase de grupos esta tarde en San Antonio enfrentando al representativo de Curazao, equipo que pinta para ser el más débil de los participantes.

El Tri, con cuatro puntos está prácticamente calificado a la ronda de Cuartos de Final, a la que acceden ocho de los 12 contendientes, por lo que sólo cuatro equipos quedarán eliminados en la primera ronda; los últimos de cada grupo y el peor tercer lugar.

Como es frecuente en este evento el nivel de futbol es paupérrimo. Tras su primera actuación que remató con una victoria sobre El Salvador y a pesar de competir con un equipo alterno, el conjunto mexicano dejó la sensación de que una vez podría ser el rival a vencer. Pero ante Jamaica, en Denver, Juan Carlos Osorio una vez más “regó el tepache”.

El colombiano sigue empecinado en que su equipo no repita una buena actuación en el siguiente partido, pudiendo dar un golpe de autoridad ante los caribeños, su excesiva y siempre prioritaria preocupación por el rival, terminó por hacer de su equipo un nudo.

De nuevo improvisó a un defensa central como lateral, en este caso Edson Álvarez, jugadores con perfil cambiado desempeñándose en posiciones en las que no dan su mayor aporte.

A final de cuentas, este tipo de comentarios han sido la constante a los largo del proceso de Osorio, en el que los resultados últimamente no han sido sobresalientes y las estadísticas, hasta antes de la Copa Confederaciones espectaculares ahora se están tornando descoloridas; la falta de brillantez sigue siendo una constante.

La noche del jueves los cerca de 50 mil aficionados en el Sports Authority Stadium, manifestaron su repudio al Tri de Osorio con un sonoro abucheo. Razones de sobra tenían; ante un rival que desde el primer momento dejó en claro que su objetivo era no perder y que escasamente ofendió la portería de Moisés Muñoz, al equipo mexicano le faltaron ideas ofensivas para resolver el crucigrama caribeño, las oportunidades clara de gol fueron muy contadas.

En la conferencia de prensa posterior al encuentro, Pompilio Páez intentó como pudo “capear el temporal” explicó que intentaron sin éxito horadar la meta jamaiquina y de plano dijo que cuando no se puede ganar, lo importante es no perder y sumar.

Hay una evidente decepción de la afición con la forma de trabajar de Juan Carlos Osorio, cuya credibilidad se desmorona a cada partido, en buena medida por una falta de autocrítica planteando realidades que solo él ve, y porque en la percepción popular se considera que el equipo mexicano tiene para más pero que las rotaciones son una camisa de fuerza que lo tiene maniatado.

Hoy ante Curazao no se puede aceptar otra cosa que no sea el triunfo, anticipando que el seleccionador lo hará ver como un trabuco, al que se esmerará en nulificar.

Desafortunadamente, lejos de entusiasmar, el conjunto de Osorio sea el “A” o el “B” aburre, y las explicaciones de Osorio aún más, pero mientras haya quienes se las toleren, él feliz.

Esperemos que hoy al final del partido quede una sensación agradable.

Lee También

Comentarios