Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Rumores

Rumores

Rumores

El rumor es un ruido sordo y continuo. El rumor prototípico es el del arroyo o el río. Con el tiempo se aplicó al ruido de las voces audibles pero incomprensibles, como los rezos dentro de un templo y luego a la política, para describir esas informaciones que circulan de manera continua pero sorda, soto voce. En política el rumor tiene una función muy específica, que es poner a circular una información, sea para probar una decisión posible, sea para desacreditar a un enemigo.

¿A quién conviene poner a circular el rumor de que el gobernador podría ser invitado al gabinete de Peña Nieto o al PRI? El simple hecho de que en el mismo rumor existan dos destinos posibles habla de que quien lo circula, más que adelantar una información, lo que busca es poner en el tablero la posibilidad de que el gobernador no termine su periodo, sea para evaluarlo, sea para descalificarlo.

La otra cosa que hay que analizar es la pertinencia del rumor. ¿Tiene sentido que el gobernador vaya al gabinete en el cierre de la administración? Realmente no. Para el gobernador sería sin duda un halago ser secretario de la administración de Peña. El último priista jalisciense en ser secretario del Gobierno federal fue Enrique Álvarez del Castillo, quien fue nombrado Procurador General de la República en el sexenio de Salinas de Gortari  (en realidad la casta priista jalisciense no las ha tenido consigo desde los sesenta). Sin embargo para el Presidente carece de todo sentido poner en el cierre de la administración a alguien que no está familiarizado con los temas. Normalmente en la ultima etapa de las administraciones el relevo es interno, si se va el uno sube el dos, porque lo importante es asegurar el cierre.

Se ha dicho que el gobernador podría ser invitado a SCT en sustitución de Gerardo Ruiz Esparza, quien podría dejar el gabinete tras el escándalo del socavón. Si una secretaría tiene problemas en este cierre de administración es justamente la de Comunicaciones y Transportes. Tomar esa cartera, quien sea que la tome, es literalmente agarrar cables pelones, y de alto voltaje. Otra opción dicen, es que el gobernador vaya a la dirigencia del PRI, lo cual suena más a que hay algunos que, efectivamente, lo que quisieran es que el gobernador dejara Palacio. ¿Para qué? Para que el sustituto tenga mano y margen de maniobra en la selección de candidatos de cara el próximo proceso electoral.

“Nadie me ha invitado a ese baile”, dice el gobernador, entre otras cosas porque a estos bailes las invitaciones suelen ser de último momento. Pero como todo baile en palacio, son muchos y muchas los emocionados y muchos y muchas los que se quedan vestidos y alborotados.

Lee También

Comentarios